Ángel Jiménez: "De Valdemorillo depende casi todo"

ENTREVISTA

Ángel Jiménez: "De Valdemorillo depende casi todo"


martes 27 enero, 2015

El novillero sevillano, herido hace unos días en el campo bravo hispalense, ya se prepara para comparecer en Valdemorillo la próxima semana.

El novillero sevillano, herido hace unos días en el campo bravo hispalense, ya se prepara para comparecer en Valdemorillo la próxima semana.

Ángel Jiménez quizá es uno de los nombres que más están sonando en el invierno hispalense. Una cornada hace tan sólo quince días paralizó su preparación gélida: todo ocurrió mientras el novillero se encontraba tentando en la provincia de Sevilla, toreando  por el pitón izquierdo. Aquella tarde resultó volteado produciéndole una herida de 12 centímetros en el tercio medio del musculo izquierdo. Pero tiene Valdemorillo en la mente: será la primera Feria importante del año y una gran oportunidad para mostrar su gran concepto.

En primer lugar es preceptivo que preguntemos por tu estado de salud, ¿cómo evoluciona tu cornada? ¿Va a buen ritmo de cara a una reaparición inmediata en Valdemorillo?

Ahora mismo bien, cada día mejor. Este fin de semana ya he estado preparándome en la ganadería de Peñajara. La inflamación me está bajando  y cada día estamos intentando mejorar. Estaba toreando por el pitón izquierdo, y a, rematar una serie con el de pecho el animal me prendió del muslo. A Valdemorillo llego a perfectas condiciones. Al andar la verdad que me cuesta y me tira, pero con los medicamentos estoy llevándolo bien.

La tarde de Valdemorillo será tu enérgico inicio como torero: n la primera del año, expuesto a  la afición de Madrid que se acerca hasta allí y con la televisión delante de ti, ¿cómo has estado preparándote para ese día?

 

Nunca he dejado de prepararme. Llevo toda una vida esperando comenzar una temporada así. En los últimos meses estoy haciendo más campo, no dejo de entrenar ni de prepararme. Para mí es un día importante y de esa tarde dependen muchas cosas. Nunca he tenido una oportunidad con caballos de torear así. Además, es la primera vez que se me televisa.

A partir de Valdemorillo supongo que plantearás tu temporada, un año el 2015 esperanzador para todos. ¿Se escucha ya algo importante para la carrera de Ángel Jiménez esta temporada?

Todo depende de cómo se empiece en Valdemorillo, pero la verdad es que a mí me gustaría poder ir a sitios importantes, porque si me veo con la madurez y con la ilusión de una temporada así todo saldrá adelante. Espero que las cosas rueden.

Valdemorillo será un punto de partida con dos compañeros a los que los ha visto la Fiesta, como Martín Escudero y Borja Jiménez. Además, con una novillada de Albarreal y Juan Pedro. ¿Qué expectativas tienes del cartel?

Es un cartel importante. Borja Jiménez es uno de los triunfadores del escalafón. Va a haber una rivalidad muy buena, pues él es figura de los novilleros. Martín Escudero también tiene una calidad extraordinaria, que va a Arles, y además tiene mucho cartel en la zona de Madrid. Cada uno creo que queremos ir allí a arreglarnos la temporada.

Centrándonos en tu carrera como novillero con picadores, ¿has notado en demasía el cambio de un escalafón a otro? ¿El bajón ha hecho mella en tu carrera?

El cambio se nota desde la escuela, donde siempre se está arropado. Después se nota el cambio, pues tienes que aprovechar cada oportunidad. Si tienes tardes en plazas grandes tienes que ir a por todas, y el problema es que en muchas ocasiones no vas rodado por la falta de festejos menores. Realmente me siento un privilegiado con la tarde de Valdemorillo, además del ganado, porque quién me iba a decir que iba a estar acartelado con una novillada de Juan Pedro Domecq y Albarreal.

¿Qué esperas del 2015?

Espero que sea un año para dar la dimensión que yo tengo en mente. Es el año que llevo buscando y en esta temporada tiene que ser. Cada día me levanto a entrenar  y lo que quiero es que la afición que confía en mí se sienta orgullosa. Este año quiero dar la dimensión de torero que llevo dentro, abrirme hueco, tomar la alternativa, ser torero y poder vivir de la profesión más bonita del mundo.