José Martínez “Limeño”: hasta siempre, torero

OBITUARIO

José Martínez “Limeño”: hasta siempre, torero


viernes 18 diciembre, 2015

Falleció anoche en su domicilio de Sanlúcar de Barrameda después de atravesar una larga enfermedad; ha salido cuatro veces por la del Príncipe

Falleció anoche en su domicilio de Sanlúcar de Barrameda después de atravesar una larga enfermedad; ha salido cuatro veces por la del Príncipe

EMILIO TRIGO

El torero José Martínez «Limeño” falleció esta madrigada en su domicilio de Sanlúcar de Barrameda después de atravesar una
larga enfermedad.

José
Martínez Ahumada, apodado Limeño, nació en Sanlúcar de Barrameda, en el
matadero de la ciudad el 19 de septiembre de 1936. Toma la alternativa en
Sevilla el 29 de junio de 1960 a manos de Jaime Ostos, que le cedió la lidia
del toro «Guindalillo» nº2 de 463 kilos de peso, perteneciente a la ganadería de Eusebia Galache, y como testigo Curro Romero. La confirmó en
Madrid, con toros de Pérez de San Fernando, el 24 de mayo de 1962, siendo
apadrinado por Diego Puerta.

Como
novillero logró sendos triunfos, logrando salir a hombros en la plaza de toros
de las Ventas (Madrid), o en otra tarde ya como matador dando tres vueltas al
ruedo en la misma plaza al pinchar un toro y no conocer la presidencia la oreja
pedida por el público. Aunque fue su trayectoria como matador de toros la que
le reportó los mayores triunfos, sobre todo en la plaza de toros de Sevilla,
ciudad que vivió sus grandes tardes de gloria con la  de diciembre ganadería de Miura, con la
que tuvo un particular idilio, y donde los aficionados nunca se olvidaran de
él.

Figuras y Maestros C+ TOROS – José Martínez «Limeño» 

Idolatrado
tanto en Sevilla como no en su ciudad natal , logrando salir cuatro veces consecutivas por «La Puerta del
Príncipe” de la Maestranza años 1968, 1969 y 1970, tres de ellas con toros de
la ganadería de Miura, faenas que le valieron también para conseguir en esos
años tres Orejas de Oro consecutivas, galardón otorgado como máximo triunfador
de la Feria de Abril.

Por
problemas con el gobierno civil a causa de un amaño en un sorteo que le
perjudicó, se retira en plena Feria de Abril de 1971, volviendo a reaparecer en
dos ocasiones, la última de ella para darle la alterantiva a su paisano
«El Mangui» en El Puerto de Santa María.

Torero
sobrio y elegante, de poderío, técnica y gran valor, tras su retirada nunca se
apartó del mundo del toro ejerciendo funciones de empresario taurino junto a
Simón Casas.

Mañana sábado, a las 11 de la mañana, tendrá lugar una misa en la Basílica menor de Nuestra Señora de la Caridad Coronada, de Sanlúcar de Barrameda, en la que se le dará el ultimo adiós al gran torero de la tierra.