Pobres dictaduras

LA CRÓNICA DE MEDELLÍN (COLOMBIA)

Pobres dictaduras


sábado 14 febrero, 2015

Una presidencia que hace 8 días cambió inexplicable un toro y que hoy condenó a la vergüenza pública a una ganadería como Santa Bárbara con banderillas negras, no es una presidencia, es una dictadura

Una presidencia que hace 8 días cambió inexplicable un toro y que hoy condenó a la vergüenza pública a una ganadería como Santa Bárbara con banderillas negras, no es una presidencia, es una dictadura

Hoy en el
concurso no habrá cambios de tercios, habrá expropiaciones de tercios
¡EXPROPIESE!

Santa Bárbaralleva cumpliéndole a Medellín muchos años, todavía me acuerdo de Jinete ese poderoso
540 que indultó Cristobal Pardo, o Corso un bonito toro retinto que le pudo
hacer el quite a la muerte sin ayuda de nadie, en fin, son tantas tardes de
toros importantes y bien presentados para que hoy la mente distorsionada de una
sola persona mandé todo eso a la basura sacando un incompresible pañuelo negro…Santa Bárbara es más que eso, el capitán Carlos Barbero ha demostrado ser un ganadero serio y honesto, un ganadero que nunca ha defraudado a una afición que
lo quiere y lo respeta. Si Frank Sinatra fuera paisa le diría a Barbero «In other words… i love you”

Diego Urdiales se puede
comparar con esos amores cibernéticos de redes sociales, lo veíamos en la
pantalla del computador, veíamos sus vídeos, oíamos sus entrevistas, leíamos
sus cartas de amor muleta en mano en los ruedos de España
, pero ninguno lo
conocíamos, no sabíamos a qué olía, ni mucho menos si era un buen conversador o
nos iba a aburrir a las primeras palabras. Con Manchego un bonito pero
complicado toro que se metía en cada muletazo y cortaba los viajes de manera
abrupta el riojano estuvo valiente y dispuesto a dejar una buena carta de
presentación, lastimosamente se topó con el toro que menos posibilidades dio
. Con
Malicioso un bonito jabonero que tuvo clase para embestir, que tuvo nobleza y
la mala fortuna de lastimarse su mano derecha Urdiales dejó muletazos que dejaron
claro quién es y que la expectativa que generó no era en vano
, Jamás nos
aburrió, estuvo digno y torero toda la noche, ojalá y pueda ser verlo el otro
año, ojalá y pueda ser que podamos ver algo el próximo año.

Mucho se habla
de las historias del Cid en
Medellín, sin nada en los bolsillos pero con ganas en el esportón
, mucho se
habla de su discreto debut en el Retiro un pueblo cercano a Medellín. Es de
bien nacidos ser agradecidos y eso es lo que se le ve a Manuel Jesús cada vez que
se viste de torero para torear en la Macarena, lo deja todo, no ahorra ningún
esfuerzo por hacer todo bien hecho, con arte, con torería, con gracia. Hoy dejó
muletazos de mucho valor
, a Domingo el que en mi concepto fue el mejor de la
noche, lástima que duró poco. El Cid hizo una faena maciza y bien construida,
tirada a la basura por el mal uso de la espada
pero logrando el reconocimiento
unánime de una afición que lo obligó a salir al tercio a saludar. Con Escritor
el más anovillado de la noche el Cid salió a buscar ese anhelado triunfo que se
le ve quiere conseguir en la que le hacen sentir como «su tierra” y echando
mano de su mejor recurso, la mano izquierda, le hizo al quinto de la noche una
faena de mando y variedad por ese pitón
, pero otra vez la espada le quitó la
oportunidad de pasear algún trofeo y más palmas y más cariño llegaron a un Cid
que seguramente buscaba respuestas a la ya repasada pregunta de ¿por qué no
entró a la primera?



Vídeo Medellín 13-2-2015 por Cultoro

Otro con preguntas, y creo que sin respuestas es Guerrita Chico un matador colombiano
con un nombre todo en diminutivo, como el poco toreo que mostró hoy en la
Macarena. Con Jinete un importante toro como su tocayo, ya mencionado en este
texto, Guerrita se vio desbordado en todo momento con un bravo que pedía más
mando que pinturitas, más lidia y menos pose
, al final toro y torero pasaron
inéditos por culpa del último en mención. En el sexto vino la polémica, unas
banderillas negras salidas del sombrero a un toro que sin ser el mejor, tampoco
era el peor y si bien es cierto que rehuyó la pelea con el caballo, había que
ver el conjunto de lo que había hecho, nunca debió pasar por esa vergüenza. El
que iba vestido de luces se dejó contagiar de todo el mal ambiente y aunque fue
evidente que trató por todos los medios de sacar agua de un pozo seco, ese
esfuerzo no le bastó y a toro y torero el público de La Macarena los
despidió entre una clara división de opiniones.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Medellín, Colombia. Feria de La Macarena. Toros de Santa Bárbara, desiguales de comportamiento, parejos de hechuras y tipo. Bien presentados. El sexto condenado a banderillas negras.

Diego Urdiales: palmas en su kote.

El Cid:ovación con saludos en ambos.

Guerrita Chico: silencio y división de opiniones