Hermoso y El Payo "quitan la máscara" al cierre

JALOSTOTITLÁN (MÉXICO)

Hermoso y El Payo "quitan la máscara" al cierre


miércoles 18 febrero, 2015

Salieron en volandas en la última de "Jalos" tras brindar un gran espectáculo; silenciado fue Ricardo Frausto

Salieron en volandas en la última de "Jalos" tras brindar un gran espectáculo; silenciado fue Ricardo Frausto

Se dio la última corrida de este carnaval ante un
lleno a reventar, en el coso Fermín Espinosa «Armillita” en tarde soleada y
cielo despejado, misma en la que el rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza
y el diestro queretano Octavio García «El Payo” se repartieron cuatro orejas,
lo que les valió la triunfal salida en hombros.

 

Se lidiaron un becerro de la dehesa de La Concepción
que fue bueno pero débil. Dos ejemplares para rejones de los Herederos de
Teófilo Gómez, siendo bueno el primero, con inmerecido arrastre lento y el otro
no funcionó. Para la lidia a pie, cuatro bien presentados ejemplares de la
ganadería de Campo Hermoso, que acusaron debilidad en términos generales,
sobresaliendo el lidiado en segundo lugar y los demás presentaron
complicaciones.

Abrió plaza el aspirante a novillero aguascalentense
Alejandro Adame, vestido de corto, quien lidió un astado de la
divisa de La Concepción, de nombre «Soñador” al que veroniqueó con clase y lo
llevó al caballo por chicuelinas caminándole. Su faena de muleta la
brindó al ganadero de los Herederos de Teófilo Gómez, José Roberto Gómez
Canabbio. Empezó muy torero con derechazos a un ejemplar noble pero de poca
fuerza, hizo el toreo largo y templado, sobre todo por el pitón diestro.
Terminó con manoletinas rubricando con el de la firma, un molinete y el de
pecho. Mató de pinchazo y estocada contraria para obtener una merecida oreja.

El rejoneadorPABLO HERMOSO DE MENDOZA, en su primero de nombre «Carnaval”, de
la dehesa de los Herederos de Teófilo Gómez, montando a «Berlín”, empezó
doblándose con el palo para clavar un rejón de castigo y después templar a la
grupa. Encima de «Disparate” hizo el toreo de costado y toreando por dentro,
para luego dejar una banderilla larga a una mano. Más toreo de costado
intercambiando los lados, otra banderilla larga de buena colocación acompañada
de giro en la cara del astado. Sobre «Viriato” clavó otra banderilla
larga, toreo al estribo y de costado, dejó otra banderilla larga y
exponiendo con mucha valentía. Y arriba de «Pirata” clavó tres banderillas
cortas, para después hacer el desplante del teléfono desde arriba. Terminó con
el rejón de muerte de manera acertada para cortar dos orejas. Al toro le
dieron benévolo arrastre lento.

En su segundo, otro toro de los Herederos de
Teófilo Gómez, de poco juego, montando a «Moura” hizo el toreo a la grupa, para
clavar dos rejones de castigo y después torear con la banderola. Más tarde,
encima de «Duende” toreando de frente y dando el pecho, clavó un banderilla
larga y luego templó al estribo y de costado, dejó otro palitroque largo para
volver a torear a la grupa y de costado. Arriba de «Habanero” siguió
toreando a la grupa dejando otra banderilla larga ligando tres giros en la cara
del toro y encima de «Pirata” colocó tres banderillas cortas , mató de tres pinchazos
y una estocada muy defectuosa, para escuchar algunas palmas.

En la lidia a pie, el diestro queretanoOCTAVIO GARCÍA «El Payo”en el primer toro que le tocó en suerte,
de nombre «Guapetón”, de la ganadería de Campo Hermoso, lanceó bien
a la verónica y su faena de muleta, además de aseada, la realizó con temple y
calidad por ambos lados destacando lo que hizo por el pitón derecho, a un
ejemplar que se paró pronto. Hizo el toreo en redondo y a media altura, además
de meterse entre los pitones para sacar uno a uno muletazos de mucho mérito.
Terminó de estocada tendida y trasera para serle concedidas las dos
orejas, a petición popular.

A su segundo, igualmente de Campo Hermoso, lo
veroniqueó con voluntad. El toro, al tercio de muleta, llegó con una visible lesión
en los cuartos traseros, que no lo dejaba emplearse, lo que lo volvió peligroso
porque se quedaba a media suerte, sin embargo, el valiente «Payo” a base de
sobarlo y de insistirle le sacó muletazos de norme mérito por ambos lados,
siendo la mejor parte de su faena por el pitón derecho, incluyendo todos y cada
uno de los pases que uno a uno, le fue sacando, metido entre los pitones. Y así
siguió valiente, torero y muy dispuesto, jugándosela de verdad. Tras el
gran esfuerzo realizado se tiró a matar dejando un pinchazo y una
estocada ligeramente trasera y desprendida, para escuchar fuertes aplausos.

El espada aguascalentenseRICARDO FRAUSTOen el primero de su lote también
de Campo Hermoso, le dio verónicas y chicuelinas sin ritmo ni temple, vamos, a
la tragala. Su faena con la sarga, luego de brindarla a la memoria de quien
fuera su primer apoderado don José Luis Ramírez «El Padrino”, la inició en el
centro del ruedo con dos cambiados por la espalda, el de pecho y un desdén,
para luego intentar el toreo por ambos pitones y de manera intermitente pues se
le notaba su falta de torear, aunque su voluntad y su valentía ahí quedaron.
Abrochó la faena con ceñidas joselillinas y entró a matar dejando una estocada
honda, tendida y trasera, dando el pecho para sufrir una voltereta de campana y
curiosamente caer parado. El toro tardó en doblar y terminó hasta el
quinto golpe de descabello, para ser aplaudido en el tercio tras un aviso.

Y en el que cerró plaza, se dejó ver voluntarioso con
el capote aunque el toro ya evidenciaba ser muy débil, por lo que con la
muleta, a pesar de las ganas que tenía por agradar, poco pudo hacer, sin
embargo, lo que logró lo hizo con mucho mérito por el pitón derecho. El toro se
quedaba corto y ahí estribó el mérito de su faena. Acabó de media
estocada desprendida y cinco golpes de descabello, para tener silencio tras un
aviso. Terminado el festejo, fueron paseados en hombros, de manera
exitosa tanto Hermoso de Mendoza como «El Payo”.

FICHA DEL FESTEJO

JALOSTOTITLÁN, Jalisco. Última corrida
de carnaval. Coso Fermín Espinosa «Armillita”. Entrada: lleno a reventar en
tarde de cielo despejado y muy calurosa.

Se lidiaron: un becerro de La Concepción, bueno pero
débil. Dos de los Herederos de Teófilo Gómez para rejones, siendo bueno el
primero con un arrastre lento benévolo y el segundo falló. Y cuatro para la
lidia a pie de Campo Hermoso, bien presentados, pero que adolecieron de poca
fuerza en general, destacando el segundo de ellos.

El aspirante a novillero Alejandro Adame: una oreja.

El rejoneadorPablo Hermoso de Mendoza: dos orejas y palmas.

Octavio García «El Payo”: dos orejas y palmas.

Ricardo Frausto: al tercio tras un
aviso y. silencio tras un aviso.

Al final, fueron
paseados en hombros Pablo hermoso de Mendoza y Octavio García «El Payo”.