Luis Procuna se retira cortando un rabo en La México

10 DE MARZO

Luis Procuna se retira cortando un rabo en La México


martes 10 marzo, 2015

Estos son algunos de los acontecimientos que tuvieron lugar un 10 de marzo para la historia de la Tauromaquia

Luis Procuna se retira cortando un rabo en La México

1708 – Nace Martincho

Nace en Farasdués (Zaragoza) el matador de toros Francisco Antonio Ebassun Martínez, Martincho. Fue catalogado como uno de los grandes toreros del siglo XVIII. Extraordinario torero de a pie, compitió en los ruedos con los mejores toreros del momento. Recordado por su agilidad ante el toro, por sus quiebros y recortes, por su arte en poner banderillas, también excelente torero de a caballo.
En 1764 se inaugura la Plaza de toros de la Misericordia en Zaragoza y entre los toreros contratados para celebrar estas fiestas del Pilar aparece ya Antonio Ebassun, al que califican como «el ágil Martincho». En esos momentos Goya presencia la corrida de toros, con 18 años, y entre 1815 y 1816, dibuja las Tauromaquias en las que en 5 dibujos preparatorios y 5 aguafuertes, el pintor representa a Martincho en varias de las suertes en las que se destacó. De esa corrida de 1764 nace también el retrato al óleo que actualmente se conserva en el Museo de Oslo, Noruega.

1895 – Falsa trágica noticia taurina en los periódicos españoles

Se publica en la revista «La Muleta”, de Sevilla, y en «El Toreo” y «El Enano”, de Madrid, la publicidad macabra de la muerte este día del novillero gaditano Arturo Paramio en Santiago de Cuba (Cuba). La crónica decía que al dar una estocada en todo lo alto, el toro le había destrozado el corazón de una cornada; se daba cuenta del entierro y otros muchos pormenores. Su padre escribió una carta a dichas revistas diciendo que su hijo muerto gozaba de buena salud, por noticias recibidas por carta días después del supuesto suceso. La intención era llamar la atención con esta falsa noticia, cosa que consiguió.

1954 – Nace Nimeño II

1954 – Nace en Spira (Renania-Palatinado, Alemania) el matador de toros Christian Montcouquiol Dassud, Nimeño II. En el recayó el peso, pero también el mérito el orgullo y el honor de ser el primer espada galo de significada proyección en este difícil mundo del toro. Y lo hizo, el y unos cuantos más también es justo mencionarlo, en una época que no ofrecía más que obstáculos a los noveles del país vecino, juzgados todos ellos a priori, y por la propia afición francesa, con un rasero más riguroso que el que servía para medir a los compañeros ibéricos, porque para ser torero había que ser español, esta era la dura realidad de la mentalidad de entonces, la verdadera alimaña con la que luchaban los aspirantes galos, sin medios, sin apoyo como las escuelas taurinas, y tan poquito voto de confianza por parte de los profesionales y del público. En Nimes se recordará especialmente su presentación con caballos en mayo de 1975, rivalizando sin complejos en una novillada nocturna de Matías Bernardos con la gran promesa de aquel escalafón, el aventajado alicantino Luis Francisco Esplá. Manolo Chopera se fijaría entonces en Nimeño para hacerse pronto cargo de su carrera. La cogida de Víctor Mendes en el arranque del mano a mano programado en la feria de 1989 improvisa la tarde de mayor trascendencia de Nimeño II ante sus paisanos. Tarde épica en solitario, imprevista encerrona que el tezón de Christian resuelve con asombrosa resolución e insospechada capacidad. Resulta cogido, pero sigue. Se niega a otorgarse un descanso entre toro y toro como le sugiere la presidencia. Mermado, banderilla a pesar de la negativa general, y se crece exhibiendo un toreo depurado en el último tercio de cada uno de los ejemplares del corridón de Guardiola de aquella tarde para los anales de la historia de esta plaza, cuya afición se rinde y reconoce la dimensión verdadera del espada francés. Christian mostró la senda y fue el pionero que hizo creer en los toreros oriundos de este lado de los pirineos. Con él se fraguó la eclosión, la valoración y el reconocimiento de los coletudos galos.

1968 – Alternativa de Carnicerito de Úbeda

Toma la alternativa en la plaza de toros de Úbeda (Jaén) el diestro Antonio Millán «Carnicerito de Úbeda”. Actuó de padrino Antonio Ordóñez y de testigo Ángel Teruel. El toro de la ceremonia atendía por «Cantito”, de la ganadería de Lisardo Sánchez.

1974 – Luis Procuna se retira cortando un rabo en la México

En la plaza de toros Monumental de México, tras cortar un rabo al toro «Caporal”, de la ganadería de Mariano Ramírez, se retira del toreo el matador Luis Procuna, uno de los más grandes toreros que ha dado la tierra azteca.

1974 – Nace El Cid

1974 – Nace en Salteras (Sevilla) el matador de toros Manuel Jesús Cid Salas, «El Cid». Cumplidos los veinte años debuta con caballos en su pueblo el 6 de febrero de 1994, alternando con su hermano, «El Paye», y Francisco Miguel «Umbreteño». Esta tarde corta tres orejas de las reses de Antonio Muyos. En Las Ventas se presenta de novillero el 19 de marzo de 1995, lidiando un encierro de «La Guadamilla» en compañía de Antonio Cutiño y Luis Sierra. Justamente en Las Ventas se doctora el 23 de abril de 2000, con «Gracioso”, de José Vázquez, acompañado de David Luguillano y Finito de Córdoba, de padrino y testigo, respectivamente. Una destacada actuación en Madrid da un giro a su trayectoria el 6 de junio de 1998, cortando un oreja. Una nueva actuación de relieve en octubre siguiente en Las Ventas ratifica el toreo de calidad que atesora, y le coloca en un sitio de privilegio dentro del escalafón de matadores. Una de las claves de la carrera ascendente de «El Cid» y su consolidación ha sido su capacidad para entender a la perfección al toro de Victorino Martín, que le ha permitido cosechar triunfos grandes en sus múltiples compromisos con los toros del hierro de la A coronada.