El término medio

LA CRÓNICA DE VALENCIA

El término medio


viernes 13 marzo, 2015

Ese punto óptimo es la clave de la vida para gustar o no gustar, para aburrir o enamorar, para encender o apagar una ilusión. Fortes lo ha encontrado, por eso Valencia lo ha premiado.

Ese punto óptimo es la clave de la vida para gustar o no gustar, para aburrir o enamorar, para encender o apagar una ilusión. Fortes lo ha encontrado, por eso Valencia lo ha premiado.

Tienen
los toreros el poder de mandar en su concepto, de manejar sus vidas en diez
minutos de apuesta y de pegarle a una cruceta a los horóscopos en veinte
muletazos de gloria
. Fortes, hoy en
Valencia, no tuvo ni diez minutos de materia prima, ni desgraciadamente le ha
dado una vuelta a los horóscopos como tampoco ha conseguido veinte muletazos de
gloria. Pero ha cortado un orejón gracias al valor, que vale más que todo eso
junto. Y ahí, en el camino del valor lógico, es donde Fortes ha encontrado el término medio que ha venido buscando toda
su carrera.

No
tenía por qué y se echó en el quinto por propio pundonor el capote a la espalda
para enjaretar, con mentón en pecho y cuerpo erguido, media docena de gaoneras
que no hicieron sino enardecer unos tendidos fríos. Le echó el valor que
atesora el malagueño para imponerse a una embestida sosa. Quería cortar una
oreja como fuere y eligió el camino del valor, encunándose entre los pitones a
final de la faena
. El arrojo de siempre se fundió con una cabeza más asentada y
madura. Con el capote destacó a la verónica en el inicio de la lidia. Una gran
estocada puso en sus manos el trofeo. Mucho le bajó la mano al segundo, un toro
de Fuente Ymbro para entenderlo bien
y, sobre todo, saber darle el toque perfecto. Dos puyazos sutiles recibió para
que comenzara, tras los pares, faena Jiménez
Fortes
con el cartucho de pescao. A pesar de que tenía calidad, le faltaba
el mismo fuelle que al abreplaza. Dejó naturales encajados Fortes a un toro con dulzura y nobleza al que le faltaba un punto
de final. Emocionantes y muy cercanos fueron también los muletazos finales, en
los que prosiguió el malagueño toreando al natural a pesar de ir a por el
acero. Tenía clase el de Gallardo,pero la falta de emoción echó al traste la posibilidad de premio.

Juan Bautista quiere cambiar la moneda que un día tenía de
su mano en territorio hispano: Francia lo reconoce como figura y hoy tenía dos
oponentes en Valencia para demostrar que es válido para las Ferias. Tenía, he
dicho. No valió ninguno
. Se arrancó por
verónicas encajadas en el cuarto el francés, ante uno de Fuente Ymbro que no rompió. Se ciñó al toro al máximo Jiménez Fortes en un ajustado por
chicuelinas, rematando con una media hasta abajo. Brindó al público. En la
tercera embestida venía probando el astado gaditano, yendo a menos en cada
envite que le ofrecía Jalabert. Lo
intentó sobre la mano izquierda, dejando también bellos detalles sin que
rompiera el trasteo por la condición del astado, que se orientó también por el
lado zurdo. A pesar de que lo provocaba Bautistapara que se rompiera en las embestidas, no le permitió nada el de Fuente Ymbro.

El
primero tenía un punto de falta de fuerza, pero pedía embestir y arrancaba al
galope para ir a por el capote de Juan
Bautista
. En el inicio muleteril, tras dos puyazos aliviados, enseñó
calidad en los trastos del francés. Fue tocándolo sutilmente tras el inicio por
bajo, dándole distancia para ayudar al animal y cambiárselo por la espalda,
ofrecerle un molinete y proseguir con un toreo sutil. Mucho cuidado debía tenerBautista para que no se le viniera
abajo la condición del astado. Fue sonsacando poco a poco al natural, a pesar
de que perdía las manos. Tenía calidad el de Gallardo, pero le faltaba un punto de fuerza para que a Bautista le ayudara a mostrar su
pureza. Mató de estoconazo y hubo gran petición, para finalmente no la concedió
el presidente.

Dejó
buenas verónicas de inicio el valenciano Jesús
Duque
en el inicio capotero del tercero, un toro que transmitía más que sus
hermanos y con el que Jesús se
explayó en buenos lances. Al igual que los dos iniciales, tuvo dulzura en su
embestida y, además, fuerza. Toro para aficionado. Sacó motor el de Gallardo cuando tomó la muleta el
valenciano, que dejo buenos derechazos sin que el trasteo terminara de romper.
Cantó la gallina pronto con el animal, por lo que Duque fue a por el acero, dejando una media. No humillaba de verdad
el sexto, un montado que no terminó de romper en el capote de Jesús Duque. No
se entregaba el de Gallardo, una auténtica papeleta para el valenciano. Fue
desigual su comportamiento y Duqueno pudo sino justificarse. Un volteretón recibió el torero en el ecuador del
trasteo, cayendo de muy fea forma.
Posteriormente, dejó Duque un espadazo que
acabó con el cierraplaza.

La
tarde se la llevó el término medio, el regusto lleno de valor y los naturales
hieráticos que Fortes sacó de su
corazón. Ahora Madrid lo espera: puede, debe y, seguro que lo hará.

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Valencia. Primera de la Feria de Fallas. Corrida de toros. Un tercio de entrada.

Seis toros de Fuente Ymbro, 1º con calidad pero sin fuerza, 2º con
calidad pero sin fuerza, 3º rajado, 4º deslucido, 5, 6º desigual, con
cierto peligro. 

Juan Bautista,de nazareno y oro, fuerte ovación tras petición y silencio.

Saúl Jiménez Fortes,de celeste y oro, vuelta tras petición y oreja.

Jesús Duque, de marino y oro, palmas y palmas.