La locura del niño que sueña el toreo

REPORTAJE

La locura del niño que sueña el toreo


viernes 13 marzo, 2015

Un centenar de alumnos forman parte de la Escuela Taurina de Diputación de Salamanca que este año cumple 30 años de historia

Un centenar de alumnos forman parte de la Escuela Taurina de Diputación de Salamanca que este año cumple 30 años de historia

Y es que
mientras exista aquel niño que sueña con ser torero, el futuro de la Fiesta está
asegurado. Ilusiones que apuntan alto, con sus referentes y con un objetivo:
conocer desde dentro esa tradición que ha hecho grande a muchas generaciones.
Así, y desde hace ya 30 años, la Escuela Taurina de la Diputación de
Salamanca
forma un centenar de jóvenes a lo alto y ancho de la provincia.
Alumnos de la capital, de Peñaranda, de Macotera, de Ciudad Rodrigo y la
Alberca que ponen rumbo a sus sueños de la mano de José Ignacio Sánchez,director, junto con los profesores José Ramón Martín y Javier Olmedo.

Grupos
heterogéneos por sus diferentes edades, que van desde los 6 años, como oyentes,
hasta los 20 aproximadamente, cuando llega el momento del debut con picadores.
«Es importante la división por edades y por niveles, pues son muchos alumnos y
es fundamental para que ellos empaticen y evolucionen en su aprendizaje”,
explican los profesores de la Escuela.

La
formación, aseguran, no se basa únicamente en las técnicas de la tauromaquia, y
son ellos mismos quienes lo definen como una escuela de vida. «La pedagogía se
basa también en trasmitir los valores éticos y morales como el esfuerzo, la
disciplina, el sacrificio… todo en base a la ilusión que tienen, pues esto es
voluntario y nosotros debemos enseñarle esos principios básicos de convivencia.
Todos tienen un punto en común: y es la ilusión de ser algo, por lo que
utilizamos la tauromaquia para hacerles ser personas, ser hombres, y luego ya,
a ser torero”, explican.

Lo cierto es
que cuando un niño sueña con ser torero, parece pensarse en un sueño de locos,
de locos que luchan por conservar una tradición que no desaparecerá jamás
mientras exista la ilusión. Y en Salamanca, perdura esa locura.

El apoyo de
la Diputación de Salamanca

La
Diputación de Salamanca, dentro de su sección de cultura, apuesta desde los
inicios por esta Escuela Taurina. Este año, con el objetivo de potenciar la
fiesta de los toros, la institución provincial destinará hasta 40.000 euros a
los ayuntamientos de la provincia que organicen novilladas de la Federación de
Escuelas Taurinas y festejos en los que participen los alumnos de la Escuela de
Tauromaquia de Salamanca.

En el caso
de los ayuntamientos interesados en acoger novilladas de la Liga de Federación
de Escuelas Taurinas, de la que forma parte la de la Diputación de Salamanca, la
ayuda destinada por la Diputación es de 10.000 euros, correspondiendo a cada
novillada de 4 erales una subvención máxima de 2.500 euros. Con el objetivo de
promocionar la labor formativa de los alumnos de la Escuela de Tauromaquia de
Salamanca, uno de los alumnos participantes deberá ser salmantino.