El sueño de Corona ya es una realidad

MÉXICO

El sueño de Corona ya es una realidad


miércoles 4 marzo, 2015

Nace la ganadería "Constantino Romero", propiedad de Juan Pablo Corona Rivera

Nace la ganadería "Constantino Romero", propiedad de Juan Pablo Corona Rivera

En ll rancho «El Colomo», vecino del pueblo
Soyatlán del Oro, en el municipio de Atengo, al sur de Jalisco, nace la
ganadería de toros bravos «San Constantino”, un sueño hecho realidad por el
exitoso empresario y ahora ganadero Juan
Pablo Corona Rivera.
Con esa humildad y sencillez que
distinguen a Juan Pablo Corona, a su esposa Marcela López e hijos, se vivió un
día histórico y emotivo en lo que fue la inauguración de esta dehesa.

Amigos allegados, familiares, ganaderos, toreros y algunos periodistas
allegados a la Familia Corona se asombraron con las magnificas instalaciones.

Todo inicio con una misa en la hermosa capilla con muy buen gusto, en la
que el padre Paco Escalante (que por cierto fuera novillero) fue el encargado
de oficiar una misa muy torera, en la que el nuevo Ganadero y su familia,
dieron gracias a Dios por este día y por el inicio de un sueño que hoy es toda
una realidad, durante la eucaristía el ganadero Corona tuvo oportunidad de
explicarles el significado del nombre de la ganadería «San Constantino”.
Constantino significa ser constante, perseverante, es una persona predestinada
a un suceso para el triunfo y oportunidades y sabe reconocer los caminos que
surge y elige, es una persona responsable, organizada, y destinada a ser un
líder en la vida social y un éxito. Sin
duda una emotiva ceremonia.

Una vez terminada la misa, se paso al corte del listón en la
que la familia Corona inauguro oficialmente esta ganadería, de ahí se paso a la
develación de una impresionante escultura del artista tapatío Jorge de la Peña
llamada «Su majestad el Toro”.

 

Siguió el homenaje a un caporal de lujo parte de la historia
de la fiesta brava mexicana, nos referimos a Gustavo Castro «Santanero” quien
fuera administrador de la ganadería de San Mateo propiedad de Don Ignacio
García Villaseñor, durante muchos años, un hombre entregado al toro bravo. El
homenaje empezó con la develación de una escultura en tamaño natural en la que
se ve a «El Santanero” subido en el caballo citando de largo a una vaca. Sin
duda uno de los momentos del día mas emotivos para el nacido en Santa Ana
Amaya, Michoacán y que el ganadero Juan Pablo Corona tuvo la sensibilidad de
hacerle honor a este emblema y gran personaje del campo bravo mexicano. Pero no
terminó ahí el homenaje, ya que posteriormente se presentó el libro dedicado a
«El Santanero” con la autoría del
prestigiado periodista Juan Antonio de Labra, con fotografías y editado por
Oskar Ruizesparza, Juan Pablo Corona como Coeditor y patrocinado por Bodegas
Nubori. Y como postre a este homenaje, vino la develación de la plaza con la
que queda inaugurada la plaza de tientas de la ganadería «San Constantino” que lleva los colores azul y naranja y que
lleva por nombre «Gustavo Castro «Santanero”.

Después de disfrutar un buen jamón ibérico, acompañado de la
calidad de los vinos de Bodega Naborí, se llevo a cabo un magno festival
taurino, con música de mariachi y en el cartel el diestro español Víctor
Puerto, Arturo Macías, Joselito Adame y Octavio García «El Payo” quienes por
primera vez lidiaron erales de San Constantino. El encargado de lidiar a
ejemplar no. 1 de esta ganadería fue Joselito Adame quien dejo muestras del por
que es la principal figura de México cuajando una faena importante ante un
ejemplar que fue seleccionado para quedarse en la dehesa. Otro buen ejemplar
fue el que le correspondió a Arturo Macías que lució de capa y que estuvo en
torero con la muleta. Abrió el festejo Víctor Puerto quien a base de oficio se
impuso al primer ejemplar lidiado en esta plaza de tientas. Cerro Octavio
García «El Payo” que le toco el eral de menos juego. Previo al festival el
ganadero Juan Pablo Corona agradeció a su familia, a los presentes tanto
Ganaderos, Toreros, amigos y familiares.

 

Siguió un banquete de lujo en la que los invitados se
deleitaron con la cocina mexicana y el tequila. Durante la comida se hizo un
reconocimiento a los toreros que formaron parte del festival de inauguración y
todo finalizó con una agradable velada en la que incluso se presentaron videos
sobre como se fue construyendo San Constantino que hoy es toda una realidad.

 

Le deseamos mucha suerte a Don Juan Pablo Corona y a su
Familia, así como quienes forman parte de este proyecto, y reconocemos
ampliamente su afición y amor por los toros y que mejor muestra que
construyendo un lugar en la que prácticamente no había nada y después de un año
podemos ver una de las ganaderías mejor planeadas para la crianza y cuidado del
Toro de Lidia con alrededor de 500 hectáreas de extensión y que hoy cuenta con
250 vacas de vientre de encaste San Mateo y Santa Coloma procedentes de las
ganaderías de El Vergel, Teófilo Gómez y Montecristo principalmente.

 

Enhorabuena Don Juan Pablo Corona y familia por haber
cumplido el sueño de «San Constantino”, deseándoles mucha suerte en esta
difícil pero al mismo tiempo emocionante labor de la crianza del Toro Bravo.
Suerte Ganadero, Suerte Matador…

 

Fotos: Oskar Ruízesparza

Video:
Emilio Méndez