Armillita enciende la primera de San Marcos

AGUASCALIENTES

Armillita enciende la primera de San Marcos


lunes 20 abril, 2015

Salió en hombros entre el clamor de la apertura del serial; Hermoso y Fabián Barba no gozaron de suerte en sus comparecencias

Salió en hombros entre el clamor de la apertura del serial; Hermoso y Fabián Barba no gozaron de suerte en sus comparecencias

Comenzó la CLXXXVII edición de la
Feria Nacional de San Marcos de Aguascalientes en su parte taurina y cuando
este primer festejo mayor en el coso Monumental se estaba yendo envuelto por un
velo de oscuridad, fue el joven diestro Fermín Espinosa «Armillita IV” quien
con su fresca y fluida tauromaquia logró encender la luz y el ánimo de la
afamada verbena abrileña al cortarle las orejas al astado que cerraba la
función y por ello salir en hombros de forma aclamada por la Puerta Grande
sanmarqueña.

El otro alternante en la lidia a
pie, el también local Fabián Barba, ha tenido una tarde de mucha entereza y
profesionalismo torero, siempre a la altura de las circunstancias y muy por
encima de sus toros que no fueron fáciles. Una oreja le hubiera venido bien
pero no fue así y todo quedó en una vuelta al ruedo.

Y por lo que se refiere al torero a
la jineta español Pablo Hermoso de Mendoza, como siempre hizo gala de su
maestría en el manejo de sus jacas pero no tuvo manera de redondear su
actuación.

De esta manera, ante más de media
entrada en el coso Monumental en tarde de agradable clima, se lidiaron dos
astados para rejones bien presentados de Los Encinos, que acusaron flojedad en
su juego. Y cuatro para la lidia a pie de Bernaldo de Quirós, de los cuales uno
fue bueno, el cuarto, que mereció el arrastre lento, y los demás fueron
complicados.

Una vez hecho el paseíllo se tributó
una sensible ovación a la memoria del ganadero recientemente fallecido, don
Jorge Barbachano Ponce, creador y criador de la dehesa de Vistahermosa.

El rejoneador estellés Pablo Hermoso
de Mendoza
en su primer
astado, el que abrió la Feria Nacional de San Marcos en su CLXXXVII edición,
montando a «Güero” y tras doblarse con el burel encinero logró clavar un rejón
de castigo de buena exposición. Ante la poca fuerza del toro, cambió de caballo
y sobre «Duende” colocó dos banderillas largas a una mano para luego templar de
costado y realizar una emotiva pasada por dentro. Más adelante, encima de
«Januca”, dejó otros dos garapullos a una mano y volver a torear y templar de
costado. Al final, arriba de «Pirata”, aplicó tres palitroques cortos en un
palmo de terreno, además de un par a dos manos de impecable ejecución y matar
de estocada caída para ser aplaudido.

En su segundo cabalgando con Churrumai”
de manera pronta y expedita colocó dos rejones de castigo para a continuación
encima de «Disparate” clavar una banderilla larga a una mano y templar de
costado y al estribo, además de hacer pasadas por dentro a pesar de lo parado
del astado. Terminó Pablo encelando de costado para templar de manera
estupenda. Luego, sobre «Dalí” volvió a provocar la embestida toreando a la
grupa, dejar otro garapullo y realizar dos giros en la cara del astado. Un
palitroque más y tres giros en la cara que encendieron el ánimo del público. Y
montando a «Pirata” clavó tres palos cortos con atingencia y buena estética
torera pero con el rejón mortal estuvo muy pesado y fue despedido en silencio.

A pie, el aguascalentense Fabián Barba en el primer astado de su lote instrumentó
dos largas cambiadas de rodillas cerrado en tablas para luego de pie
veroniquear con empeño. Con la muleta, a un ejemplar soso, débil y falto de
casta, le realizó una faena más que empeñosa y esforzada por ambos lados. Le
expuso pero el toro no respondió y aun así logró momentos plausibles por el
lado derecho. Terminó ejecutando de manera estupenda la suerte de matar dejando
certera estocada por lo que fue llamado a saludar desde el tercio para
agradecer una fuerte ovación.

A su segundo nada le hizo con el
capote pero con la sarga ha estado valiente, torero y muy firme sobre todo,
aguantando las peligrosas y sordas embestidas, logrando momentos de mucho
mérito por los dos pitones, principalmente por el izquierdo de forma templada y
con calidad. Hubo por ahí algún susto que no pasó a mayores pero ello no fue
óbice para que Fabián se impusiera a base de su toreo poderoso, pleno de
técnica y oficio. Vino otro instante de peligro, no pasó nada por fortuna y
acabó con toreo de ornamento para matar de estocada caída y algo delantera,
siendo llamado a dar la vuelta al ruedo con petición de oreja que no fue
concedida.

Fermín Espinosa
«Armillita IV”
, de
Aguascalientes, en el primero que le tocó en suerte, después de bregarlo con
empeño, su labor de muleta a un ejemplar que evidenció sosería y poca fuerza, a
pesar del buen inicio que tuvo, yendo bien en las dos primeras tandas, tuvo
precisamente ese plausible principio y el resto de la labor fue a base de una
innegable voluntad. Acabó de certera estocada y el esfuerzo se le ovacionó en
el tercio.

En el que cerró el festejo,
llamado «Predicador”, el que salvó el festejo en el renglón ganadero, Fermín
le puso voluntad a su quehacer con el capote y poco a poco, tras brindarle al
ganadero de Puerta Grande, don Gerardo Salas Luján, con la franela ha tejido
una faena que fue de menos a más. El torero se fue centrando con el toro y el
animal de igual forma se fue entregando al mando de su lidiador. La labor fue
básicamente derechista, con pasajes de mucho arte e intercalando adornos como
los molinetes de pie y de hinojos, la vitolina, los pases de pecho de pie y
rodilla en tierra y los cambios de mano por delante cuando ya le sonaban las
notas musicales de «Pelea de Gallos”. Por el izquierdo lo intentó con mucha
voluntad y al final remató su trasteo de certera estocada desprendida para
ser otorgadas a petición popular los dos apéndices en tanto que al toro se le
premio con el arrastre lento a sus despojos. Para cerrar la función,
«Armillita IV” fue izado en hombros y así salió por la Puerta Grande
sanmarqueña.

FICHA DEL FESTEJO

AGUASCALIENTES, Aguascalientes. Primera
corrida de la Feria Nacional de San Marcos 2015. Coso Monumental. Entrada:
Más de media en tarde agradable.

Toros bien presentados para
rejones de Los Encinos, de flojo juego. Y cuatro para la lidia a pie de Bernaldo de Quirós, que resultaron
sosos y complicados en general, sólo el último fue el que salvó el festejo y
se le dio arrastre lento a sus restos.

Pablo Hermoso de Mendoza: Palmas y silencio.

Fabián Barba: Al tercio y vuelta al ruedo.

Fermín Espinosa «Armillita IV”: Al tercio y dos orejas, con
aclamada salida en hombros.

Al término del paseíllo se tributó una sensible ovación a la memoria del
ganadero recientemente fallecido, don Jorge Barbachano Ponce.

Foto: Emilio Méndez