Tomelloso: pasión, solidaridad y triunfo de la Fiesta

TOMELLOSO (CIUDAD REAL)

Tomelloso: pasión, solidaridad y triunfo de la Fiesta


sábado 25 abril, 2015

Más de 5000 aficionados abarrotaron la corrida benéfica de la ciudad manchega en la que Sergio Galán, César Jiménez y el novillero Antonio Linares salieron en hombros; una oreja cortó Iván García

Más de 5000 aficionados abarrotaron la corrida benéfica de la ciudad manchega en la que Sergio Galán, César Jiménez y el novillero Antonio Linares salieron en hombros; una oreja cortó Iván García

Casi
cinco mil aficionados abarrotaban los tendidos de la plaza de toros de
Tomelloso con motivo de su tradicional corrida benéfica en la que hacían el
paseíllo el rejoneador Sergio Galán, los toreros César Jiménez e Iván García y
el novillero local Antonio Linares.

Se enfrentó Sergio Galán en primer lugar a un
novillo de Castilblanco con alegría durante prácticamente toda la faena. Fue en
el ecuador, y tras calmar el tranco inquieto del astado sevillano, cuando el
conquense clavó tres pares arriba que enardecieron los tendidos. Un gran nivel
en su cuadra, con varios estrenos, mostró Sergio para enhilar un trasteo a más.
Con «Fado” enfocó un último tercio en el que clavó las cortas en la misma raya
del tercio, con el novillo aún muy vivo. Mató de pinchazo y estocada.

César Jiménez se enfrentó a un gordo segundo
de Montalvo que mostró esa seriedad durante toda la lidia. Lo cuidó en varas y en
banderillas para sellar una faena basada en el pitón derecho. Por ese lado fue
paulatinamente sacando lo mejor del astado salmantino, que se dejó en menor
medida por el pitón derecho. Al natural también fue firme la actitud a pesar de
la inconformidad del astado. Por derechazos y con varios desplantes terminó su
trasteo César Jiménez. Mató de estocada entera y cortó dos orejas.

Volvía a verse en los ruedos el nombre de Iván
García, que recibió muy a gusto al tercero de Montalvo, de menor entidad que su
hermano anterior pero con trapío para el coso manchego. Mostró entrega en toreo
grande al natural, para finalmente pasear una oreja tras una faena a más con la
gran embestida del de Montalvo. Finalmente tras una gran estocada paseó una
oreja de ley.

Antonio Linares recibió al cuarto, un novillo
de Dámaso González, por tafalleras en el centro del anillo. Se gustó el
manchego de capote para posteriormente dejar un quite por chicuelinas de
especial regusto. En faena, ante sus paisanos y después de brindarles, destacó
su toreo por la mano derecha, a más en todo momento ante un novillo con alegría
del maestro Dámaso. Importantes fueron los muletazos finales, con gusto por
parte del manchego ante un novillo que se movió bastante y con calidad. Tuvo empuje
su embestida, aprovechada por Linares para culminar un trasteo de menos a más.

Un rejón en todo lo alto colocó Sergio Galán
en la salida del quinto de la tarde, un novillo de Castilblanco que también se
movió. Volvió a sacar su repertorio el conquense en un trasteo protagonizado
por dar el pecho y gustarse en cada palo. Manseó un punto el novillo, por lo
que el rejoneador le planteó trasteo al hilo de tablas, dejando los palos en el
mismo tercio con regusto, especialmente en un quiebro que levantó los tendidos.
Mató primorosamente para cortar finalmente el rabo. Se le dio la vuelta al ruedo en el arrastre al novillo.

De rodillas comenzó
la faena al sexto César Jiménez, dejando muletazos de regusto y un gran
concepto materializado en un toro con fuelle y entrega. El astado fue aprovechado
por el madrileño, sellando un trasteo a más por el pitón derecho ante un toro
que hacía el avión y humillaba en el embroque que Jiménez le planteaba. Le ganó
la pelea el torero, planteándole faena en el centro del anillo. Fue a más el
trasteo, por ambos lados gustándose César para proseguir al ritmo y son que los
tendidos, en jolgorio, siempre le marcaban. La pena fue que tardó en caer el
astado, finalmente haciéndolo con el verduguillo.

El séptimo lo recibió
Iván García por verónicas para sellar un concepto personal que gustó en La
Mancha. El hierro de Domingo Hernández llevaba el astado, con el que empezó
faena en el tercio con muletazos con gusto. Fue silenciado por la tardanza del
toro en caer.
Con este había que hacer un esfuerzo. No
humillaba. Era más bruto que otra cosa. Estar delante de éste es duro. No le
veía la muerte, no sabía dónde meter la mano. He tenido, creo, una actuación
seria. En conjunto creo que he estado profesional.

 Fue la delicia de sus paisanos Antonio
Linares en el octavo, un gran novillo de Dámaso González que le ayudó en todo
momento a conseguir el doble trofeo que paseó al calor de sus paisanos. El
novillero manchego se gustó en todo momento en una faena a más por ambos lados.
Paseó el rabo del novillo tras un estoconazo.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza
de toros de Tomelloso, Ciudad Real. Corrida Benéfica. Casi lleno (unos 5000
aficionados).

Toros
para rejones de Castilblanco, para toreo a pie de Montalvo y novillos de Dámaso
González,

Sergio Galán, ovación y dos orejas y rabo.

César Jiménez, oreja y oreja.

Iván García, oreja y palmas.

El novillero Antonio Linares, ovación y dos orejas y rabo.