En el nombre del Padre, y del Hijo…

LA CRÓNICA DE ARLES

En el nombre del Padre, y del Hijo…


sábado 4 abril, 2015

Padre e Hijo e Hijo y Padre prometieron y cumplieron por Pascua. Manzanares, Jalabert, Juan y José Mari fueron los nombres de un ayer y un hoy que protagonizaron una tarde para la historia

Padre e Hijo e Hijo y Padre prometieron y cumplieron por Pascua. Manzanares, Jalabert, Juan y José Mari fueron los nombres de un ayer y un hoy que protagonizaron una tarde para la historia

Padre e Hijo e Hijo y Padre prometieron y cumplieron por
Pascua. Manzanares, Jalabert, Juan y José Mari fueron los nombres de un ayer y
un hoy que protagonizaron una tarde para la historia . Tuvo que ser en Arles,
la Feria prometida para homenajear al gran Manzanares que desde el cielo vio,
cómo en Sábado Santo, el Hijo cumplía ese sueño del Maestro superado por el
alumno que en tantas ocasiones salió de su boca. También Bautista, el Hijo del
gran Jalabert, quiso que no se fuera la Gloria del Sábado más hermoso del año
por el patio de arrastre. Prometió y cumplió Juan. Y José Mari.

Gran final en una emotiva tarde de toros. Saltó al ruedo el cierraplaza,
un bravo ejemplar de Domingo Hernández que cuajó de maravilla Jose Mari
Manzanares, con temple y toreo en redondo digno de mantener en la
memoria por plos presentes. Mató recibiendo de un estoconazo y le fueron
concedidos los máximos trofeos. Gran faena de Manzanares al tercero, que luchó contra el viento y un
oponente despistado a base de técnica y poderío en la muleta, al que
conseguión embaucar en la muleta. Dejó buenas series por el pitón
derecho que llegaron  a los tendidos. De no ser por el pinchazo, la
estocada y la tardanza del toro en caer que le hizo escuchar dos avisos,
bien pudiera haber cosechado un triunfo mayor.

Torero y firme se sintió Juan Bautista desde el principio con el segundo, recibiéndolo con dos largas cambiadas y varías verónicas en el centro del ruedo. Una lástima la poca fuera del animal, a pesar de tener excelente calidad y movilidad. En las telas del francés acudía con fijeza, pero perdiendo las manos al final de cada tanda. Pinchazo y estocada dejó Juan y saludó una ovación. De hinojos y por verónicas,  recibió Juan Bauitsta al quinto de la tarde
para rematar el saludo de capa por chicuelinas. Empujó con bravura el
de Domingo Hernández en el peto. En la muleta desarrolló un molesto
gazapeo que el diestro francés logró corregir para dejar tandas
templadas por ambos pitones. Mató recibiendo en dos tiempos, paseando
las dos orejas del astado.

El de Domingo Hernández que abrió plaza, fué un toro soso y sin
transmisión, al que Finito de Córdoba sonsacó detalles bellísimos y
aislados muletazos de bella factura. Dispuesto estuvo el Fino,
intentando agradar a la plaza. Dejó en el epílogo tres pinchazos y una
entera antes de que sonara un aviso. Fue silenciado.
Transmisión con calidad tenía el cuarto de la tarde, pero tardeaba en la embestida. Estuvo muy decicido Finito que se encontró muy a guto por momentos a pesar del fuerte viento. Faena larga la del Fino, y ante las complicaciones para entrar a matar escuhó dos avisos.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Arles. Corrida de Toros. Tercera de la Feria de Pascua.

Toros de Garcigrande, soso y sin tranmsisión el primero. Noble y flojo el segundo. Colaborador el tercero. El cuarto, con fijeza pero a menos. Noble el quinto. Excelente el cierraplaza, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Juan Serrano «Finito de Córdoba»: Silencio y palmas.

Juan Bautista: Saludos y dos orejas.

José María Manzanares: Ovación y dos orejas y rabo.

 

FOTO: VERÓNICA DOMÍNGUEZ