El hijo que nunca defrauda a su Patria

ARLES (FRANCIA)

El hijo que nunca defrauda a su Patria


domingo 5 abril, 2015



Sebastián Castella cortó una oreja en medio de una corrida sosa de Montalvo; antes, el rejoneador Manuel Manzanares también paseó un trofeo, mientras que Fandiño y Luque lo vieron imposible

Arles volvió a gustar el toreo de Sebastián Castella, ese torero al que Francia cuida en toda ocasión. Fue esta tarde en la ciudad donde ha cuajado grandes faenas donde volvió a encontrarse con un toro soso al que logró imponerse paulatinamente. Un toro
noble pero de sosa condición lidió en segundo lugar. Tenía
una corta embestida el astado de Montalvo, por lo que Sebastián debió acortar
faena y quedarse ebntre los pitones. Tras una estocada entera, recibió una
ovación tras aviso.
En su segundo Castella hizo una faena de poder ante un
oponente con nobleza pero sin compromiso en la embestida. Lo hizo todo el
francés y le ligó la faena por el derecho, matando de una gran estocada que le
valió la primera oreja a pie de la tarde.

En el
primero de la tarde, que lucía el hierro de Murube, Manuel Manzanares paseó una
oreja tras una faena repleta de detalles y, sobre todo, de la enjundia que
caracteriza su personal concepto.

Fue un toro noble el tercero de la tarde, con cierta clase y
que sacó un gran pitón izquierdo en el ecuador del trasteo. Iván Fandiño sacó
muy buenos naturales, por el pitón izquierdo. También por el derecho se gustó
el de Orduña. Dejó una estocada en todo lo alto, pero el toro se amorcilló en
tablas y el público falo se enfrió. Ovación con saludos tras leve petición y
aviso recibió finalmente el vasco.

En
el segundo de su lote Iván Fandiño escuchó una ovación tras pechar con un
ejemplar falto de fuelle, entrega y recorrido. El de Orduña se gustó por ambas
manos en algunos momentos, pero el toro no terminó de romper, por lo que tras
estocada y aviso fue ovacionado.

Detalles dejó Daniel Luque ante el cuarto de Montalvo, un
toro soso con el que fue silenciado. Dejó momentos de detalles, pero fue en
vano por la frágil condición de su oponente. El séptimo de la tarde fue el toro más encastado de la
corrida, apretando en el caballo y en los primeros tercios de la lidia al
capote de los de plata. En los primeros compases del trasteo tenía alegría ,
llegando a ligar muletazos Luque en redondo antes de que se rajara
definitivamente el de Montalvo. No tocó Daniel Luque pelo por el pinchazo
previo.

FICHA
DEL FESTEJO

Anfiteatro
de Arles. Feria de Pascua. Tres cuartos de entrada.

Toros
de Murube para rejones y Montalvo para lidia a pie, bien presentados pero faltos de juego.

Manuel
Manzanares, oreja.

Sebastián
Castella, ovación yoreja.

Iván Fandiño, ovación y ovación.

Daniel Luque, silencio y ovación.