Jesús Álvarez pone el brillo en la novillada de "Aguas"

AGUASCALIENTES (MÉXICO)

Jesús Álvarez pone el brillo en la novillada de "Aguas"


lunes 6 abril, 2015

Dio una vuelta al ruedo y fue lo más destacado dentro de una tediosa tarde

Dio una vuelta al ruedo y fue lo más destacado dentro de una tediosa tarde

La
tarde de este 5 de abril, Domingo de Resurrección, además de tediosa en
casi todo su desarrollo sino es porque al final el debutante sevillano
dio una vuelta al ruedo tras una entendida faena, también adoleció de
algunas irregularidades que permitió el juez de plaza, el arquitecto
Ignacio Rivera Río.

Tales
circunstancias anómalas, entre otras que quedaron expuestas, pues hay
que recordar que la Fiesta de los Toros es de jerarquías y ellas se
deben respetar por tradición y por reglamento, fue el que no se haya
respetado el orden de antigüedad del tercero y cuarto espada, quienes
apenas debutaron con caballos este domingo en el ruedo sanmarqueño.

Nos
referimos a que el andaluz Jesús Álvarez debió haber salido como
tercero no de cuarto y el zacatecano Ángel Escobedo como cuarto no de
tercero. ¿Por qué? Bueno pues simplemente porque antes de presentarse
con picadores está la antigüedad en el debut sin caballos y en ese
renglón Álvarez ya lo había hecho en 2012 en la Real Maestranza de
Sevilla en tanto que Escobedo apenas lo vivió en septiembre de 2014 en
Valparaíso, Zacatecas. «Más claro, ni el agua”.

Sin
embargo, no sé por qué razones los toreros en cuestión se acomodaron a
su antojo y así lo permitió el juez, además de acceder a que un novillo
se lidiara como de Real de Saltillo cuando traía el hierro de Pastejé,
aunque sean dehesas hermanas, no importa, o que se le quitara el nombre a
un ejemplar de San Francisco de Asís, «Luna Roja”, para ponérselo al
supuesto de Real de Saltillo, «Aficionao”, y que ahora éste último se lo
pusieran a un reserva de La Playa.

Así
que antigüedades van, antigüedades vienen; ganaderías van, ganaderías
vienen; números, nombres y pesos igual, lo cierto es que esta que fue la
séptima función de la Temporada Novilleril Internacional 2015 tuvo
mucho de irregular y en el «pecado se llevó la penitencia” pues el
resultado del festejo no fue el que se esperaba. Ni hablar. Eso quiere
decir entonces que para la octava novillada vámonos todos acomodando
como nos venga mejor en gana y todos contentos y la seriedad de la
Fiesta de los Toros que se vaya por el tobogán de la indiferencia y la
liviandad. Defendamos desde adentro nuestro espectáculo favorito ¡por
piedad!

De
esta manera, ante poco más de media entrada en los tendidos del coso
«San Marcos” de la ciudad de Aguascalientes y bajo un clima agradable,
con algunas nubes al final y un paupérrimo goteo de lluvia, se lidiaron
cuatro ejemplares de la divisa de Fermín Rivera, siendo bueno el octavo,
regular el sexto y complicados quinto y séptimo. Dos de Cerro Viejo,
tercero y cuarto, difíciles. Uno de San Francisco de Asís, el segundo,
bueno y el que abrió plaza, de Pastejé, complicado.

El defeño MIRAFUENTES DE ANDA tuvo que «remar contracorriente” pues los ejemplares que lidió, el de
Pastejé y el de Fermín Rivera fueron dos auténticos «crucigramas”. A
ambos astados les expuso de verdad, tratando de agradar al público para
en los dos acabar con torera labor de aliño que le supo reconocer la
concurrencia con fuertes aplausos en el tercio en los dos astados.

CAYETANO DELGADO,
regiomontano, con los burles de San Francisco de Asís y Fermín Rivera,
demostró tener un buen concepto del toreo con clase, calidad y temple,
además de llevar a cabo un quehacer suave sin apresuraciones. Sin
embargo, de lo que si adolece el chaval es de falta de conexión con el
público pues de pronto lo lograba y luego se perdía la comunicación a
pesar de que hacía bien las cosas. Su primer ejemplar se lo brindó a su
tía Rosa y el segundo al diestro mexiquense Ernesto Javier «Calita”. Al
final, el balance fue de una salida al tercio y palmas, respectivamente.

Indebidamente el zacatecano ÁNGEL ESCOBEDO salió como tercer espada y tanto con uno de Cerro Viejo como con el de
Fermín Rivera se le vio con su cara de niño y de baja estatura sin tener
aún la formación para haber debutado con caballos. Muchas ganas, eso ni
dudarlo, tiene carisma y le cae muy bien a la gente, lo cual ya es
ganancia pero su desempeño en el ruedo todavía está carente de
fundamento y recursos para poder con un compromiso así y en una plaza de
esta categoría. En descargo del jovencito habrá que decir con justeza
que el lote que le tocó lidiar fue muy complicado y por su buen empeño
se le aplaudió el esfuerzo en uno y en el otro se recetó una salida al
tercio tras un aviso, Por cierto, la labor de su primer novillo se la
brindó a sus padres don Gregorio y doña María Esther.

Y quien debió haber actuado como tercero y no lo hizo fue el sevillano JESÚS ÁLVAREZ,
quien evidenció de manera cierta y agradable que es un torero hecho y
derecho, sabe el oficio, goza de buena técnica, es bullidor y le encanta
tener contacto con el público a través de su toreo artístico, largo,
templado y de buen trazo. Así lo demostró en los astados que pasaportó
de Cerro Viejo y Fermín Rivera, el primero con problemas para mostrar su
valentía serena y talentosa y, el segundo, de buen recorrido y al que
entendió por ambos lados para cuajarle la faena de la tarde, de mucha
exposición y dimensión, obligando y aguantando en cada uno de los
muletazos. En su primero, tras brindarle al ganadero don Claudio Huerta
de la Torre, fue aplaudido y, en el que cerró plaza, luego de brindarle
al también criador de reses bravas Pepe Vaca, dio ovacionada vuelta al
ruedo con petición de oreja.

FICHA DEL FESTEJO

AGUASCALIENTES, Aguascalientes. Séptimo festejo de la Temporada
Novilleril Internacional 2015. Coso «San Marcos”. Entrada: Poco más de
media en tarde de agradable, con algunas nubes al final y un pobre goteo
de lluvia.

Se lidiaron cuatro novillos de Fermín Rivera, siendo bueno
el octavo, regular el sexto y complicados quinto y séptimo. Dos de Cerro
Viejo, tercero y cuarto, difíciles. Uno de San Francisco de Asís, el
segundo, bueno y el que abrió plaza, de Pastejé pero anunciado como de
Real de Saltillo, complicado.

Mirafuentes de Anda: Al tercio y al
tercio.

Cayetano Delgado, quien se presentó en esta plaza: Al tercio y
palmas.

Ángel Escobedo, debutante con caballos: Palmas y al tercio tras
un aviso. 

Jesús Álvarez: Palmas y vuelta al ruedo.

El juez de
plaza Ignacio Rivera Río consintió que no se respetara el orden de
antigüedad de los espadas tercero y cuarto, permitiendo que Ángel
Escobedo fuera de tercero y no de cuarto cuando el sevillano Jesús
Álvarez actuó en cuarto y no en tercer lugar como debió haber sido pues
entre ellos hay una diferencia de dos años.

Foto: Sergio Gerardo Reyes