Paquirri indulta a “Platero” en su presentación en Aguas

AGUASCALIENTES (MÉXICO)

Paquirri indulta a “Platero” en su presentación en Aguas


domingo 10 mayo, 2015

Un gran toro de Fernando de la Mora con el que el torero sevillano se reencontró en su concepto; otra oreja paseó Arturo Macías

Un gran toro de Fernando de la Mora con el que el torero sevillano se reencontró en su concepto; otra oreja paseó Arturo Macías

Por: Adrián Sánchez | Foto: Landín-Miranda

Pocas veces un torero tiene una presentación tan intensa en
Aguascalientes, hoy el torero de dinastía ha dejado una importante huella en la
Monumental, en una tarde en la que alternaron Francisco Rivera Ordoñez,
Arturo Macías
y Mario Aguilar se han podido vivir cosas
verdaderamente interesantes.

Con el que abrió plaza Francisco Rivera Ordoñez ha tenido una
interesante actuación misma en la cual ha mostrado todo ese bagaje que su
estirpe abarca, lamentablemente las cosas no se pudieron coronar por lo que
recogió las palmas del respetable.

Con el cuarto de la tarde las cosas rodaron de manera excepcional ya que desde
su salida, el de Fernando de la Mora denotó una inmensa calidad, los
lances llenos de clasicismo calaron hondo en los tendidos. A partir del segundo
tercio Rivera Ordoñez trajo desde la historia a su inolvidable
parentela, si en el tercio de banderillas inevitablemente recordó a su padre,
con la franela ha realizado un trasteo digno de su abuelo materno llevando cada
una de las series definitivamente por nota. Ante la potabilidad de su
colaborador el hispano dimensionó la lentitud y el torero clásico con esa
naturalidad en la expresión que atesora.

Cuando montaba la espada y se perfilaba para entrar a matar un sector del
público pidió el indulto y aunque otro sector de la concurrencia pedía la
muerte del astado al final, el juez de plaza Ignacio Rivera Río, ordenó
el perdón a un estupendo toro. En una palabra hoy se han fundido un gran torero
con un gran toro.

Arturo Macías es un digno representante de la raza del toreo mexicano ya
que a diez años de haber tomado la alternativa está más cuajado que
nunca. Por lo anterior ha estructurado dos interesantes trasteos. Con el
primero de su lote y como es su costumbre el de Aguascalientes ha ejecutado un
soberbio quite para después correr la mano por ambos pitones con raza y
torería. De buena manera, Macías poco a poco fue metiendo a la muleta no
sólo a los aficionados sino a un astado que por momentos regateo las
embestidas, lamentablemente llegaron los fallos con el acero y se limitó a
escuchar una larga y cariñosa ovación.

Con el quinto de la tarde y después de ver la actuación de su alternante
español, el llamado «Gallo de Aguascalientes» ha salido con
una gran determinación y deseos de triunfo grande, exposición en los de recibo
y un ajustado quite fueron el preámbulo de una faena cuya principal
característica fue la entrega y el aguante. En un primer momento Macías corrió
la mano con calidad sin embargo al ver las pocas condiciones de su enemigo se
la jugó con gran determinación. Tras una estocada efectiva recogió una oreja de
mucho peso.

Mario Aguilar arañó el triunfo grande en su plaza y con su gente, si
bien con su primero las cosas no rodaron del todo bien, con el que cerró plaza ha
realizado una faena verdaderamente de antología. Con la colaboración de otro
excelente astado de Fernando de la Mora el hidrocálido ha cuajado series
interminables y llenas de arte y lentitud. Y es que Aguilar tiene la
peculiaridad de detener el tiempo con un toreo bajo y muy largo que fue coreado
con fuerza por los entusiastas aficionados. Lamentablemente y como sucediera en
su primera tarde ha dejado ir la salida en hombros, ello al fallar con la
espada, no obstante la gente lo obligó a dar una merecida vuelta al ruedo.

En resumidas cuentas esta ha sido una de varias tardes en que la Monumental ha
formado nueva afición

FICHA DEL FESTEJO

Decimosegunda corrida de feria, Plaza Monumental Aguascalientes, tres cuartos
de entrada.

Se han lidiado astados de la ganadería de Fernando de la Mora,
desiguales en juego y en presentación destacando los corridos en cuarto lugar
que fue indultado y sexto que recibió el arrastre lento. Pesos: 540, 511, 526,
523, 492 y 506 kilos.

Francisco Rivera «Paquirri” (grosella y oro) palmas e
indulto.

Arturo Macías (albo y oro) ovación y oreja.

Mario Aguilar (obispo y oro) palmas y vuelta.

El toro indultado por Francisco Rivera Ordoñez estaba marcado con el
número 146, se llamó «Platero» y pesó 523 kilos.