Llenar el escenario

EL DETALLE

Llenar el escenario


miércoles 13 mayo, 2015

Pausas entre muletazo y muletazo, salidas muy toreras de la cara del toro, cites casi imperceptibles, tiempo al toro entre tanda y tanda… Talavante llenó el escenario

Llenar el escenario

Torear no es pegar
pases, torear es mucho más que eso, es olvidarte del cuerpo, hacerlo con el
alma, dejar brotar de tus muñecas el toreo despacioso y relajado, aminorar la
embestida del toro en cada muletazo, ralentizarla y acariciarla. Torear también
es tener torería cuando no se torea, torear es ser capaz de torear sin toro,
ocupar ese espacio entre tanda y tanda, ser capaz de llenar el escenario, de
que el público sea capaz de emocionarse contigo, eso es torear.

Talavante no solo se limitó a
torear, que lo hizo de cine, sino que lleno de torería la plaza de Las Ventas. Como él mismo dijo, llenó
el escenario. Pausas entre muletazo y muletazo, salidas muy toreras de la cara
del toro, cites casi imperceptibles, tiempo al toro entre tanda y tanda… hoy
quiso decirle al público de Madridque está más maduro, que ya es un hombre con toda la barba.

Meció y bamboleó suave
el capote, todo con suma templanza y una despaciosidad que calaron en el
público, estuvo atento a todo lo que ocurría en el ruedo y por si fuera poco
acarició cada embestida del animal. Naturales encajados, de cintura partida,
largos y bellos, mentón en el pecho, zapatillas asentadas, Talavante estuvo en Talavantey Madrid se entregó a él.

¡Madrid ya es tuya Alejandro!