Uceda Leal: “Quiero que Madrid me vuelve a ver como yo soy”

ENTREVISTA

Uceda Leal: “Quiero que Madrid me vuelve a ver como yo soy”


jueves 14 mayo, 2015

Torero de Madrid, ante todo. Nunca ha dudado la plaza de Las Ventas de uno de sus hombres clave en la temporada por el candor elegante que desprende el toreo de José Ignacio

Uceda Leal: “Quiero que Madrid  me vuelve a ver como yo soy”

Torero
de Madrid, ante todo. Nunca ha dudado la plaza de Las Ventas de uno de sus
hombres clave en la temporada por el candor elegante que desprende el toreo de
José Ignacio Uceda Leal. Sabe que ha cuajado toda una carrera en la calle
Alcalá y el de Usera conoce perfectamente a una afición que lo valora y, sobre
todo, lo conoce perfectamente. Nos citamos con José Ignacio los días previos a
su compromiso venteño, y los nervios están a flor de piel.

Sobre
su actuación esta tarde en Madrid, señala que «me la planteo con toda la
ilusión del mundo, como todas las Ferias de San Isidro de mi carrera. Cuantos
más años pasan la experiencia aumentan más las ganas de dejar mi obra plasmada
sobre el ruedo de Madrid. Y también aumenta la responsabilidad. Cada vez me
encuentro más cuajado”.

Madrid
quiere y tiene en su corazón el toreo de Uceda Leal, que desde sus inicios ha
triunfado en su arena. «He toreado en muchas ocasiones.
Taurinamente me he hecho torero en Madrid, ha sido mi plaza. Debuté con
picadores en Las Ventas y he tenido tardes muy importantes como la de la
encerrona. Creo que toda mi trayectoria en Madrid me avala y, además, mi forma
de entender el toreo entra dentro de la concepción del público madrileño.
Prácticamente desde que debuté me han entendido, y eso hace que tenga confianza
en esta plaza”.

Se
enfrenta a la corrida de Salvador Domecq, que regresa a Madrid con la ilusión
de puntuar con fuerza. «Me gusta mucho la corrida. Es un cartel muy
bonito, con toreros de diferentes cortes, variados. Es un cartel en el que hay
diversidad de conceptos. Espero que los toros colaboren tal y como se espera de
una ganadería tan señera e importante como la de Salvador Domecq”.

A pesar
de la oreja cortada en Las Ventas en la pasada campaña, su segunda tarde dejó
un sabor agrio en la capital por la complicidad de los albaserradas que le
tocaron en suerte. «La última tarde del año pasado en San Isidro no quedé con un buen
sabor de boca. Fueron dos toros muy complicados y no pude estar a gusto. Quiero
que Madrid me vuelve a ver como yo soy y
como me ha visto siempre”.

El de
Usera es y ha sido un auténtico cañón con la espada durante toda su carrera,
eso le hace adquirir un bagaje importantísimo y una seguridad para sus
actuaciones en la calle Alcalá. «Uno no es infalible pero la regularidad es
bastante alta. A puerta cerrada este invierno me he encontrado a gusto. Quiero
volver a repetir esa regularidad en Madrid”.