Moisés Fraile: “La corrida viene cinqueña, muy bien hecha”

ENTREVISTA

Moisés Fraile: “La corrida viene cinqueña, muy bien hecha”


viernes 22 mayo, 2015

El ganadero de El Pilar cuenta a CULTORO las claves de un encierro que estoquearán Juan José Padilla, José María Manzanares y Miguel Ángel Perera esta tarde en Madrid

El ganadero de El Pilar cuenta a CULTORO las claves de un encierro que estoquearán Juan José Padilla, José María Manzanares y Miguel Ángel Perera esta tarde en Madrid

La
corrida de El Pilar será la protagonista esta tarde en Madrid ante otra corrida
de «No hay billetes” en el serial isidril. CULTORO se ha puesto en contacto con
el ganadero de El Pilar, Moisés Fraile hijo, quién le ha narrado las claves de una
corrida importante para la temporada del hierro salmantino. «La corrida de esta tarde es muy
seria. Quizá sea el encierro más serio que hemos lidiado en Madrid, pero está
muy bien hecho. Nos vienen cinqueños, porque al fin y al cabo al cuatreño le
falta algo para Madrid, por eso los traemos con unos meses más. Está muy bien
hecha
”, señaló a CULTORO el ganadero.

Juan
José Padilla, José María Manzanares y Miguel Ángel Perera se encargarán de
estoquear un encierro que ha despertado la curiosidad de propios y extraños tras
los triunfos de Castellón y más recientemente Sevilla. «El cartel está compuesto por
auténticas estrellas. Eso exige mucha responsabilidad, son tardes duras en las
que sufres mucho”,
añadió Moisés.

Sobre
la tarde de Sevilla, en la que salieron tres toros de posibilidades en plenos
Farolillos, reiteró que «es una plaza en la que he tenido mucha
suerte en los últimos años. Estoy seguro de que este año si los tres primeros
hubieran estado colocados en último lugar el cuento hubiera cambiado
radicalmente. Primero y tercero me gustaron mucho. Tuvieron opciones, y uno de
ellos fue extraordinario, que fue el tercero”.

Curro
Díaz, Javier Castaño y Manuel Escribano fue la terna que se encargó de
estoquear, el domingo pasado, una corrida de El Pilar en la placita francesa de
Alès. Finalmente, y con tres orejas, salió vencedor Escribano, aunque también
tocaron pelo Díaz y Castaño en una tarde de triunfo también ganadero. «En
Alès salió la corrida un punto más destartalada. La plaza es muy dura, les
gusta el toro serio y grande, pero sacó clase y buena condición. Allí es una
plaza en la que no se aplaude nada, y sin embargo se cortaron cinco orejas. Era
una prueba de sementales aquella corrida y salió bien”.