La Puebla del Río, por la Puerta de los Cónsules

NIMES

La Puebla del Río, por la Puerta de los Cónsules


lunes 25 mayo, 2015

Ventura, que corta un rabo, triunfa de forma rotunda en el Coliseo; con tres orejas se marchó Léa Vicens y dos cortó al cuarto Andy Cartagena

Ventura, que corta un rabo, triunfa de forma rotunda en el Coliseo; con tres orejas se marchó Léa Vicens y dos cortó al cuarto Andy Cartagena

Ventura, que corta un
rabo, triunfa de forma rotunda en el Coliseo; con tres orejas se marchó Léa
Vicens y dos cortó al cuarto Andy Cartagena. Al final, los dos rejoneadores de La Puebla del Río salieron por la Puerta de los Cónsules.  
res realidades a
caballo hacían el paseíllo en la penúltima corrida de la Feria de Nimes: el
levantino Andy Cartagena después de su ausencia en Sevilla y Madrid; el
sevillano Diego Ventura tras la Puerta Grande madrileña del pasado sábado y la
francesa Lea Vicens con la ilusión de ser la mejor del país vecino. En toriles,
un encierro de Bohórquez esperaba a los caballeros.

Dos orejas paseó Diego Ventura del segundo de Bohórquez, un toro que colaboró y con el que se sintió pleno el rejoneador sevillano. Levantó calderas con Nazarí de salida, llenando de palmas los tendidos galos para posteriormente llenar su faena a lomos de Milagro ante un astado gaditano que se movía con clase en todo momento. El culmen del trasteo a caballo lo puso el ya célebre Remate, con el que colocó un para dos manos que puso en pie el coliseo antes de clavar el rejón de muerte a la primera. Paseó dos orejas. Pero la del quinto fue la faena más rotunda de la temporada de Diego Ventura, en la que congenió popularidad de cara a la galería con un toreo maduro, un toreo histórico en el coso galo, de rejoneador comprometido con su carrera y con la profesión de la que hace gala. Los máximos trofeos paseó tras lucir de forma unánime a una cuadra completa y rubricar su labor con un certero rejonazo. 

Una oreja paseó Lea Vicens
en el tercero de la mañana, un toro de Fermín Bohórquez de arrancada boyante
pero resultado incierto en el embroque. Fue tirando de raza propia la
rejoneadora gala para, con Bético y Jazmín, ir hilvanando un trasteo que
finalizó en pinchazo y rejonazo entero. Oreja.  Volvió Lea a hacer rugir
Léa al Coliseo en el último ejemplar de la mañana, un noblón y repetidor astado
de Bohórquez con el que se rompió a torear la rejoneadora francésa.
Especialmente brilló con Gacela, con la que puso pares que levantaron a sus
paisanos. El rejonazo puso en sus manos el doble trofeo merecidísimo y la
Puerta de los Cónsules.

 

Tenía todo de su mano para cortar una merecida oreja Andy Cartagena ante el abreplaza pero su fallo con los aceros se lo impidió. No obstante, dejó gratas impresiones a lomos de Pericalvo, con el que consiguió grandes pares. Su nueva cuadra, pues, se mostró brillante en un debut nimeño en el que destacaron jacos como Pintas. Finalmente fue silenciado tras los sucesivos pinchazos. Dos orejas paseó Andy del cuarto de la mañana, un ejemplar con calidad de Fermín Bohórquez del que aprovechó las virtudes el levantino de principio a fin. Comenzó su actuación con Cuzco, para levantar así los tendidos en arrimones serios en el inicio, cuando el toro tenía aun alegría para hacerse con la cuadra. Fue sacando sus nuevos productos, como Zico, con el que desarrolló una brillante tercio de banderillas o el epílogo con Pintas, caballo característico por su pelaje y que despertó la curiosidad de los aficionados. Cerró faena con ese jaco, con un carrusel de cortas, para dejar rejonazo segundos después y pasear el doble trofeo. 

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de
Nimes. Penúltima de la Feria de Pentecostés. Corrida de rejones.

Seis toros de Fermín Bohórquez.

Andy Cartagena, silencio y dos orejas. 

Diego Ventura, dos orejas y dos orejas y rabo.

Lea Vicens, oreja y dos orejas.