Entre mansos, rajados y desrazados salió la calidad del segundo

TORO POR TORO

Entre mansos, rajados y desrazados salió la calidad del segundo


martes 26 mayo, 2015

Decepcionante corrida del Puerto de San Lorenzo en Madrid, en la que solo podemos destacar al segundo de la tarde.

Entre mansos

 1º, de El Puerto de San Lorenzo,
«Pitinesco”, negro de 555 kilos para Antonio Ferrera.

Largo,
serio, bajo y con cuello, muy en tipo de la casa. Abanto y sin entrega en el
capote, siempre a su aire, apretando en banderillas. En la muleta
tuvo prontitud y humillación pero falto de transmisión. Tuvo
nobleza el del Puerto pero pecó de sosería y un punto de informalidad
en sus embestidas. Mejor por el pitón izquierdo.

2º, de El Puerto de San Lorenzo,
«Buscapan”, negro de 560 kilos para Miguel Abellán.

Largo,
badanudo, hondo, en tipo de la casa. Tuvo nobleza y humillación de salida en el
capote de Abellán y después en el quite de Luque. Hacia el avión el del Puerto.
Embistió con fijeza en el peto, luego en la muleta embistió con transmisión,
quizás algo irregular por su cambiante embestida, quizás tuvo eso que ver una
nube en el ojo. Tuvo un mejor pitón izquierdo donde humillaba e iba hasta el
final. Un animal exigente en sus embestidas, al igual que lo era en cites y
colocación.

3º, de El Puerto de San Lorenzo,
«Malvarrosa”, negro de 539 kilos para Daniel Luque.

Alto de agujas, largo y serio este tercero. Frío y suelto de
salida el animal, tomó el capote con cierta templanza y humillación, pero
siempre a su aire. Salió suelto de una primera vara donde no hizo mala pelea al
entrar en el jaco, pero al sentir el hierro salió de najas. No quiso mas caballo,
evidenciando su mansedumbre. 
Un inicio de faena donde el toro siempre
fue a su aire, embistiendo a media altura. El manso del Puerto pese a tener
nobleza y cierta calidad salía desentendido, yéndose a tablas a las primeras de
cambio. Ayuno de casta este tercero, nunca quiso embestir entregado y de
verdad, iba y venía andando y sin celo.

4º, de El Puerto de San Lorenzo,
«Cartuchero”, negro de 570 kilos para Antonio Ferrera.

Bonito
de hechuras este cuarto. En el capote no pudo haber lucimiento, nunca rompió
hacia adelante, reponía y embestía con las manos por delante, muy falto de
entrega. Se puso complicado en el tercio de banderillas, acortando y apretando
hacia los adentros. Animal sin entrega, falto de fijeza, muy bajo de casta este
cuarto de la tarde. El del Puerto de San Lorenzo nunca iba metido en la muleta,
siempre pendiente del torero, había que tragarle una enormidad, quedándose
corto y reponiendo. Animal con genio, muy falto de clase, soltando la cara y
con un peligro sordo que no se percibió en el tendido.

5º de El Puerto de San Lorenzo,
«Langostero”, negro de 621 kilos para Miguel Abellán.

Largo,
serio, alto y algo bastito. Galopó de salida, pero siempre embestía a
su aire, saliendo suelto. No quiso pelea en varas y en el tercio de varas marcó
querencia a tablas. Falto de entrega este del Puerto, reponiendo y haciendo
hilo. Pedía perderle pasos y la muleta en la cara tras cada muletazo. Animal de
más a menos, mejor por el pitón izquierdo.

6º, de  José Luis Pereda, en sustitución del titular devuelto por flojo de El Puerto de San Lorenzo,
«Burganoso”, negro de 602 kilos para Daniel Luque.

Serio,
largo, un puntito altón y cuesta arriba. Frío de salida el de Pereda fiel a su
procedencia. Encampanado y sin entrega en los capotes, sin entrega en el
caballo. Le faltó fijeza y clase. En la muleta galopó, una movilidad sin una
total entrega. Luque lo llevó a su altura, sin exigirle, todo a media altura.
Hubo una fase donde el animal respondió cuando se le puso la muleta por el
suelo, el de Pereda tenia transmisión pero le faltaba calidad. Tras varios
enganchones el animal se desengaño y empezó a pensárselo. Animal al que como le
dijimos  tuvo emoción y transmisión en sus embestidas, pero al que le
faltó clase y ritmo en sus embestidas.