Raúl Adrada templó el motor

LA CRÓNICA DE PLATA

Raúl Adrada templó el motor


domingo 31 mayo, 2015

La de hoy fue una corrida complicada para los lidiadores de palta. Y lo fue porque los seis toros de Baltasar Ibán sacaron un motor mentiroso en los primeros tercios

Raúl Adrada templó el motor

La de hoy fue una
corrida complicada para los lidiadores de palta. Y lo fue porque los seis toros
de Baltasar Ibán sacaron un motor mentiroso en los primeros tercios, un motor
sin gasolina puesteo que su tranco se iba diluyendo a medida que avanzaban los
trasteos de Marín, Robleño y Bolívar. A ese tranco incierto y explosivo y a ese
motor inicial se impusieron los pares y el capote de Raúl Adrada en tercero y
sexto –éste con el hierro de Torrealta-.

Fue el tercero un Ibán
al que Luis Miguel Leiro ofreció un buen puyazo en correcto lugar pero
levantando pronto el palo, guardando así la fiereza que mantenía el toro.
Entonces llegaría la torería de Adrada, andándole al asestado, marcando
perfectamente los tiempos antes de clavar y gustándose en el embroque para,
tras primer y tercer palitroque, escuchar y recibir la ovación venteña.
Contribuyó a ese lucimiento Alberto Zayas en un segundo encuentro comprometido
y la lidia de cortes justos de Gustavo Adolfo Martín. Ante el sexto, un sobrero
de Torrealta en sustitución del titular lesionado en la mano izquierda, Raúl
Adrada templó bien un toro que embestía con la cara a media altura y con el que
unos rápidos primeros tercios propiciaron que aguantara más aunque sin
brillantez en la muleta del torero colombiano.

El Legionario picó sin
acierto en el primer encuentro al abreplaza, para rectificar posteriormente en
una vara medida. Rápidos fueron los tercios de Raúl Ruiz y Juan Cantora ante la
lidia de Jesús Romero. Francisco Javier González montó el jaco de Equigarce en
cuarto lugar ante un astado que empujaba y salía muy vivo del peto tras sentir
el hierro. Dos velocidades del toro experimentó Jesús Romero en sus pares: una
primera con arrancada templada para luego sacara el motor en el embroque para
dificultar así la labor del torero de plata. Le cortó en su par a Raúl Ruiz.

Paco María montó ante
el segundo, que metía los riñones para después dormirse encelado en el peto.
Curro Robles y José María Amores se gustaron en los pares ante la lidia siempre
efectiva de Joselito Rus. Ante el quinto, Romualdo Almodóvar dejó dos varas
medidas con un toro que pedía arrancarse desde lejos.

 

FOTOGRAFÍA: PALOMA AGUILAR