El Juli conquista la ciudad imperial

TOLEDO

El Juli conquista la ciudad imperial


jueves 4 junio, 2015

Rotundo en el quinto, al que arranca otras dos orejas con fuerza y brillante en un tercero que también desorejó; una por coleta pasearon la gracia de Morante y la inspiración de Talavante

Rotundo en el quinto, al que arranca otras dos orejas con fuerza y brillante en un tercero que también desorejó; una por coleta pasearon la gracia de Morante y la inspiración de Talavante

Un
cartel de relumbrón era el que presentaba Toledo para el Día del Corpus: José
Antonio «Morante de la Puebla», Julián López «El Juli» y
Alejandro Talavante se enfrentaban a un encierro de Garcigrande. Un gran
ambiente presentaban los tendidos manchegos para tal cita.

Con
mucho gusto recibió a la verónica Morante al primero de la tarde. También se
lució, tras el encuentro con el jaco, en un quite por delantales el de La
Puebla que paró el tiempo en al ciudad imperial. En la faena, quiso imprimir
gusto Morante ante un toro que se vino a menos por momentos. No logró llegar el
de La Puebla al tendido. Pinchazo y estocada.
Cumbre fue
el recibo de Morante de la Puebla al cuarto, gustándose a la verónica,
imprimiendo temple y muchísimo gusto en cada lance rematados con una media de
cartel. El toro fue finalmente desrazado y falto de casta, desclasado. En el
inicio muleteril, el de La Puebla dejó bellos ayudados por alto. En faena,
destacaron algunos naturales soberbios del sevillano, pero no fue a más el
trasteo. Lo mejor, la estocada, hasta la empuñadura y en todo el hoyo de las
agujas. Esfuerzo sincero de Morante.

El Juli
selló bellas verónicas de inicio al segundo de la tarde. Un gran quite por
chicuelinas dejó López tras el encuentro con el caballo. Brindó al público Juli
para, en faena, se impuso al astado por ambas manos. Fue un toreo técnico, de
poder, en el que hizo humillar a base de bajar la mano al astado. Rubricó
trasteo por manoletinas y cortó dos orejas.
 El
quinto fue, a la postre, el mejor toro de la corrida. El Juli se rompió al
natural. Llegaron muletazos por la zurda templadísimos y largos en una faena de
mucho mando y poder. Fue ovacionado en el arrastre el toro, que cumplió con
creces en la muleta del madrileño. Estocada aplastante hasta que cayera sin
puntilla. Dos orejas con fuerza.

Con el
tercero, Talavante se lució en un quite a una mano. Después selló una faena muy
variada e inspirada, donde destacó el comienzo de faena en los medios por
estatuarios y pases cambiados. Faena a menos por la condición del toro. Un faenón selló Talavante al sexto, pero no fue a más una faena repleta de inspiración y gusto. Fue trasteo de inspiración, en el que destacó el inicio de rodillas, repitiendo la misma arrucina que hace una semana enamoró a Madrid. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza
de toros de Toledo. Tradicional corrida del Corpus.

Seis
toros de Garcigrande,

José Antonio «Morante de la
Puebla», silencio y 

Julián
López «El Juli», dos orejas y dos orejas. 

Alejandro Talavante, ovación y oreja. 

INFORMA: ROBERTO GARCÍA MINGUILLÁN

FOTOGALERÍA: JOSEAN PILA SÁNCHEZ