Sólo Lamelas da una vuelta con la mansada

FINAL CÉRET

Sólo Lamelas da una vuelta con la mansada


sábado 11 julio, 2015

Toros de Dolores Aguirre para Fernando Robleño, Alberto Aguilar y Alberto Lamelas

Toros de Dolores Aguirre para Fernando Robleño, Alberto Aguilar y Alberto Lamelas

Daba comienzo la Feria torista de la localidad francesa de
Céret con un cartel pleno de interés para este tipo de aficionado. La corrida
que Dolores Aguirre no vio óptima para llevar a Pamplona le tocó a esta placita
gala en la que hicieron el paseíllo los madrileños Fernando Robleño y Alberto
Aguilar y el jiennense Alberto Lamelas.

No puso las cosas nada fáciles el primero de Dolores, que sacó brusquedad y hasta cierta violencia en los ademanes ante los trastos de Robleño. Seguro, firme y con mucho oficio el madrileño, se impuso con autoridad a la condición del animal, pero poco más pudo ejecutar con su falta de virtudes. Tampoco las tuvo el cuarto, que se empeño en no embestir a la porfía de un Robleño que se quedó inédito con el animal.

Con las manos por delante se le vino el segundo a un Alberto Aguilar que demostró tanto arrojo y capacidad lidiadora como poco toreo pudo poner en práctica. Dispuesto y enrazado, causó buena impresión el madrileño con el toraco. En el quinto acto se estrelló Aguilar contra un animal sin raza ni posibilidades para hacer el toreo y su voluntariosa labor no obtuvo premio tangible.

El tercero no tuvo la condición de embestir y sacó mansedumbre en un comportamiento incierto con el que tuvo que lidiar Lamelas. Se jugó la vida a carta cabal Alberto, que porfió en toma y daca con el emotivo toro para terminar paseando una vuelta al ruedo. El sexto fue otro manso con el que Lamelas sólo pudo dejar su voluntad de triunfo sin material posible. Anduvo más que digno con el de Dolores y fue silenciado.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Céret, Francia. Primera de Feria. Corrida
de toros. Lleno en los tendidos.

Toros de Dolores
Aguirre.

Fernando Robleño: ovación y silencio.

Alberto Aguilarovación y silencio.

Alberto Lamelas: vuelta al ruedo tras aviso y silencio.