Las 25 mentiras de Marisol Moreno, la concejala caprichosa de Alicante

EDITORIAL

Las 25 mentiras de Marisol Moreno, la concejala caprichosa de Alicante


sábado 4 julio, 2015

He aquí la cadena de estupideces de Marisol Moreno, la concejala de Guanyar Alacant que quiere justificar un puesto de nueva creación injustificable: la Concejalía de Protección Animal

He aquí la cadena de estupideces de Marisol Moreno, la concejala de Guanyar Alacant que quiere justificar un puesto de nueva creación injustificable: la Concejalía de Protección Animal

La mentira caprichosa de prohibir los toros en Alicante tiene nombre: Marisol Moreno. La nueva concejala de Protección Animal del Consistorio
levantino, que gobierna bajo la minoría del nuevo partido Guanyar Alacant, no
refleja sino una sarta de mentiras contra el toreo en una reciente entrevista en
12 TV
. Y es que en las últimas jornadas
, la susodicha
representante del nuevo partido de izquierdas se plantea la no renovación
dentro de tres temporadas del coso alicantino al empresario Nacho Lloret. O lo
que es lo mismo: un miedo despótico y dictatorial a largo plazo con el único
objetivo de amedrentar a la sociedad para la que gobierna.

No está tan claro eso de prohibir los toros en una ciudad que
ha acudido en masa durante la Feria de Hogueras a los seis espectáculos
programados por la empresa Toros del Mediterráneo. Hasta su propio alcalde, Gabriel
Echávarri
, fue el encargado del homenaje al maestro Manzanares el pasado día 24
de junio, declarando a los micrófonos de Canal Plus Toros que apoyaba el toreo «como
espectáculo cultural”.

Y ahora apretarse los machos porque quizá no estén preparados para
contra-argumentar con obviedades lo que a continuación vamos a exponer en boca
de la tal Marisol Moreno. No se preocupen. Eso es que nuestra mente camina por
lógica senda: la senda de la verdad. Ahí van las 25 perlas:

 

 

1-«El tema taurino es una industria generada sólo y exclusivamente alrededor
del sufrimiento y la agonía de un animal”
. ¿De verdad esta señora cree que un rito de siglos en el que el hombre expone su vida, y la pierde en muchas ocasiones, puede basarse únicamente en un sufrimiento?

2-«Queremos que la sociedad actual no tenga una visión antropomorfista,
sino que vea al animal como un ser vivo más que convive con nosotros”
. Si hay un protagonista esencial en la Tauromaquia es el toro, al que se mima con denuedo durante cuatro o cinco años como el principal bien de este rito. Pero no lo confunda con un caniche, por favor.

3-«No veo a los animales por debajo de mí, los veo igual que yo”. ¿Es por eso que los animales pagan sus impuestos y atienden a sus obligaciones con la sociedad…? Aparte de que si hay un momento donde hay dos seres de igual a igual es en un coso, cada uno con sus características.

4-«El toro quiere escapar, por
eso cuando entra al ruedo siempre busca una salida. Está expuesto al
sufrimiento por parte del juego humano”
. Esa afirmación procede del desconocimiento más supino del toro, que es el único animal que no huye, sino que se queda y pelea. Por eso se torean toros, y no leones ni panteras.

5-«El toreo perfectamente lo podemos comparar con los antiguos circos
romanos”
. Por supuesto que sí; al igual que el fútbol o cualquier espectáculo de masas. Por cierto, es de los romanos de donde nos viene el derecho codificado -que aún es imprescindible en las facultades-, y la sociedad que concebimos, y el perfeccionamiento del sistema político que la ha puesto a usted como concejala, que se fraguó en Grecia y asentó sus cargos en Roma.

6-«Rompimos las entradas que
regalaron a los concejales para la Feria de Hogueras en la misma puerta del
Ayuntamiento”
. No es cierto; las regalaron por exigencia expresa en el pliego. Pero cualquiera que ame la tauromaquia ama también la libertad para que ustedes rompan, regalen o empapelen su casa con esas entradas. O que ejerzan su sagrado, legal y hasta amparado derecho de usarlas para el fin que fueron concebidas. A ustedes se les dio la opción de ejercer su libertad.

 

7-«El feminismo, el ecologismo y el animalismo han estado maltratados
durante toda la historia de España: ahora, estas nuevas ideologías están
cambiando nuestro país radicalmente. No vamos a ser menos y nos hemos unido a
este cambio”
. Con las afirmaciones aquí vertidas está usted demostrando que desconoce absolutamente la ecología, que confunde peligrosamente animalismo con personalización de los animales y que defiende el feminismo porque está de moda, sin pensar que el estado óptimo de la sociedad en este sentido sería la igualdad. No busca usted la evolución a mejor, sino darle la vuelta a una situación que no le gusta para imponer la suya. Peligroso, muy peligroso, señora concejala… 

 

8- «Uno de nuestros únicos empeños es que todos los gatos callejeros
estén esterilizados, al igual que todos los animales tengan derecho a entrar al
transporte público. Es un grave problema en Alicante”
. El grave problema de Alicante, como el de toda España, es que haya personas que no tengan dinero para usar el transporte público, ni para comer o ver cubiertas sus necesidades básicas. El grave problema es crear una concejalía para animales y justificar así su sueldo, para lo que basta con aparecer con cierta asiduidad en los medios y -por lo que detectamos en sus planteamientos- no precisa de muchos conocimientos.

9- «En una plaza de toros, cuando ves a un toro tirar sangre, un ser
humano racional no disfrutaría como pasa en la tauromaquia”
. Volvemos a confundir objetivos con circunstancias. Pero como dice un viejo proverbio, quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación. Estamos hartos ya de enumerar personajes básicos en la historia internacional a los que personas como esta señora, sin el más mínimo conocimiento de lo que dice, tilda de salvajes, asesinos y enfermos. Vargas Llosa, Sabina, Alberti, Cela, Picasso, García Lorca… Todos sin una pizca de sensibilidad ni humanidad, según usted.

10- «Es una
salvajada herrar a los animales sin sedación previa”
. Si esta señora supiera lo que dice sabría también que el herradero es
una práctica habitual de cualquier industria ganadera. 

11- «No sé
si hay toros bravos o no bravos, o se hacen con algún tipo de entrenamiento.
Sólo sé que los pican y los arrastran por el suelo antes de llevarlos a la
plaza para hacerlos lo más bravo posibles”
. Efectivamente, señora, no sabe usted nada. Parafraseando a Séneca -romano, por cierto- «sólo en dos ocasiones has de hablar: cuando estés seguro de lo que vas a decir y cuando no te quede más remedio…».

12- «Está demostrado que les afiláis los cuernos.
Y eso es como quitarle a un humano la mano”
. ¿De dónde proceden las demostraciones de esta señora? Del mismo desconocimiento que la sarta de estupideces expuesta en este editorial. La comparación habla por sí misma para cualquier persona inteligente que sepa que una sociedad es un sistema creado por el hombre para el hombre.

13- «No veo nobleza en un espectáculo de masas que
va a disfrutar sólo y exclusivamente de la muerte cruel y sanguinaria de un
animal”
. Eso es porque parte de bases equivocadas. Ya se lo hemos explicado, pero sí debería ver, siendo concejala, es el respeto por aquello que los demás son capaces de ver, aunque usted no. Se llama libertad, y un cargo político debería fomentarla, no cercenar el libre albedrío.

 

14- «Somos
la única especie viva en el planeta que está destruyendo su propio planeta
gracias, en parte, a las corridas de toros”
. Por eso se crían cada año millones de animales de lidia en fincas en extensivo con una superficie superior a la que ocupa la provincia de Álava, ¿no? Por eso España es el segundo país de la UE con más superficie forestal, que ocupa más de la mitad de su extensión, gracias, en parte, a las corridas de toros. Haga el favor de taparse, señora…

 

15- «El
toreo no tiene ningún tipo de valor ecológico. Ninguno”
. Un político electo que dice esto y que ocupa la cartera de Protección Animal debería dimitir de inmediato. Por manifiesta incapacidad para desempeñar la labor que le ha sido encomendada.

16- «Jamás,
en mi vida, he ido a una ganadería de ganado bravo”
. Ahí radica su desconocimiento. Y es muy respetable que usted se niegue a ir. Se llama libertad. Pero eso la deslegitima para opinar al respecto. Ser político es una responsabilidad, no un pasatiempo para justificar un sueldo.

17- «No
entiendo cómo se le puede llamar Pepe a un toro y luego matarlo salvajemente”
. Este medio tampoco entiende cómo, en un ayuntamiento, se puede defender antes a los animales que la libertad de las personas que viven y votan en una sociedad, repetimos, sistema creado por y para el hombre. Lo que sí entendemos es la cortina de humo que se cierne sobre problemas como estos, que ahora están de moda, para ocultar otros, mucho más perniciosos para la sociedad que se tienen la responsabilidad de defender.

18- «Posicionáis
al toro de lidia como un animal superior, por encima de perros y gatos”
. Para nosotros lo es, pero no se lo imponemos a nadie. Como no pretendemos humanizar a estas especies intentando ser más listos que la naturaleza. O dotándolos de prerrogativas suficientes para que sean superiores incluso que las personas. Según su planteamiento, ¿por qué perros y gatos van a ser superiores que la avispa que mata en la piscina porque usted considera que le invade el espacio? Terreno peligroso, señora. Muy peligroso.

19- «No soy
vegetariana, soy carnívora”
. Enhorabuena señora. Ejerce usted su libertad de elegir lo que come. ¿Por qué, entonces, pretende cercenar las libertades de los demás? ¿Porque sabrá usted que los filetes no surgen por inspiración espontánea en las bandejas del Mercadona, no…?

20- «El mundo de los toros es un lobby poderoso.
Es tan poderoso que es capaz de tumbar una ley de protección animal
internacional para hacer una ley propia en España”
. Ojalá fuera cierto que existiera lobby y fuera tan poderoso. Podría serlo, es verdad, porque no puede usted imaginar los puestos de trabajo que crea, las familias que viven de ello y el beneficio directo e indirecto que tiene para la sociedad, esa en la que usted quiere esterilizar a perros y gatos para adaptarlos a usted en lugar de comprender sus necesidades para que vivan en aquel entorno para el que nacieron.

 

21- «Hay muchas tradiciones, como el toreo, la
extirpación del clítoris en Egipto o lanzar una cabra desde el campanario que
hay que erradicar”
. Volvemos a los tópicos de siempre. ¿Cree usted que la comparación es afortunada? Y, por cierto, documéntese antes de hablar, señora, que hace muchos años que no se arrojan cabras desde los campanarios… ¿No se da usted cuenta de la ignorancia que refleja para las personas que la han votado…?

 

22- «La gente
que va a ver una corrida de toros no va a ver una verónica, un muletazo o cómo
de ajustado va el traje de un torero. La mayoría de la gente va a ver el ciclo
final. Va a ver la muerte agónica y sanguinaria y va a ver la sangre del
animal”
. Eso es así porque lo dice usted, ¿no? Teniendo en cuenta los estudios que maneja, la documentación que aporta y el profundo conocimiento que tiene del género humano, ¿tendremos que creer sus espúreos postulados para defender su puesto? Ya ha dejado usted claro que no comprende usted este rito. Precisamente por eso debería callarse, ejercer su libertad de ir o no a este espectáculo y dejar de ponerse en ridículo ante la opinión pública a la que tacha de enferma.

23- «Conozco
a muchísimas personas que salen con traumas de una plaza de toros”
. Con no volver a ir a un festejo, problema resuelto. Hay otros muchos millones que encuentran valores necesarios para su vida porque miran en lugares distintos que usted y esas personas que dice que se traumatizan. Lo raro es que no estemos todos traumatizados simplemente con ver un Telediario… Esa doble moral es muy peligrosa, señora. 

24- «Los
aficionados a los toros van a ver el espectáculo con la misma pasión que los
romanos iban a ver las carnicerías en los circos”
. Y con mucha más educación que los que quedan en las inmediaciones de un estadio de fútbol y se matan entre ellos. El espectáculo, de cualquier tipo, es pasión, señora, y como tal se vive. Los toros, el cine, el teatro, el fútbol y hasta el dominó. Y lo hermoso es que nadie imponga a nadie el que tiene que ver, porque se empieza por ahí y se termina diciendo a qué raza o colectivo hay que odiar. Peligroso, señora, muy peligroso.

25- «El
lobby antitaurino no existe, todo es altruista”. Por el contrario, segundos más
tarde afirmaría que «sí, lo reconozco. Algunas acciones están financiadas”.
Esto prueba dos cosas: primero, que miente cuando le viene en gana. Segundo, que existe un interés oculto en la erradicación del toreo disfrazado de estupideces a los que se les quiere dar el tinte de animalistas.

En el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento arrejuntan los pactos a churras con merinas buscando el poder a toda costa, incluso a costa de darle la vuelta a la opinión de los votantes reflejada en las urnas. E incluso se crea una concejalía de Protección Animal. Todo ello en una provincia, Alicante, con una tasa de paro del 26,08%.

Y se desmarca la titular del departamento mencionado con este despliegue de conocimientos y preparación, haciendo gala de su valía política en un programa en el que pasa dos horas hablando de NOSOTRAS, jamás de NOSOTROS, haciendo gala de su idea de la igualdad.