López Simón aroma de figura

CRÓNICA SEVILLA

López Simón aroma de figura


sábado 26 septiembre, 2015

López Simón acarició la Puerta del Príncipe. Escribano con peor lote estuvo entregado toda la tarde. Interesante encierro de El Pilar sin terminar de redondear.

López Simón acarició la Puerta del Príncipe. Escribano con peor lote estuvo entregado toda la tarde. Interesante encierro de El Pilar sin terminar de redondear.

EMILIO TRIGO

El sevillano Manuel
Escribano
y el madrileño López Simón sacaban los cuchillos a relucir esta tarde en la primera de la Feria de San Miguel del coso baratillero. En
toriles esperaba un encierro de El PilarMoises Fraile para una cita que se
había reseñado como una de las más importantes de la temporada. Ambos toreros se
sometían al dictamen maestrante con una clara intención de reñir en rivalidad y
triunfos.

Compitieron en quites y en estilos, e igualaron en
entrega, pero no en triunfos. López
Simón
cuajó una excelente tarde con faenas de enorme calado y mérito. Imposible estar mejor con el insulso segundo,
al que toreo con estética y temple. Inventor de una gran faena al cuarto por
ligazón y estructura. Heroico en el sexto, que le quería quitar la cabeza y al
que toreó con una enorme capacidad y firmeza. El madrileño acarició el pestillo
de la Puerta del Príncipe, pero lejos del sueño de salir a hombros, dejó la
realidad de un torero grande. Alberto huele
a figura del toreo hasta en los andares, y es que, a López Simón le queda muy poco para salir de los carteles de la
mediocridad. Todo lo hace con sentido y con toda la verdad de un torero
entregado a su fiel personalidad, por eso, abrir la Puerta del Príncipe al
final es lo de menos. Alberto ha descerrajado
la pasión en Sevilla y ha abierto la ilusión de ser un torero muy grande para
el futuro de la Fiesta.

El día que tomó la alternativa López Simón, afirmó por entonces su apoderado, José Luis Segura, en la puerta de la enfermería «No saldrá Alberto a matar el sexto…pero no
preocuparos, esté será figura”…Cuanta razón!

Actuación importante deLópez Simón ante
el noble segundo. Tuvo interés toda la lidia, si importante fue el tercio de
varas de Tito Sandoval no le quedó a
la zaga la gran lidia de Vicente Osuna.Faena de torero cuajado, con la inteligencia de darle lo que requería el
animal. Simón le cogió la velocidad y la altura para construir una faena basada
en el temple. Llevó largo al animal, se lo enroscó en la cintura, pero el
animal venido a menos deslució la faena. Cerró por manoletinas y tras una estocada
dio una vuelta al ruedo tras petición.

Si importante fue la actuación deLópez Simónen
el segundo, la del cuarto no se quedó atrás. Apostó por un animal nada claro
para construir una faena de suma pureza y verdad. Al de El Pilar no le quedó otra que ir detrás de la muleta, llegando a
tener embestidas buenas. Lo ve claro Simón,
que vive un momento de plenitud y madurez sensacional. El toro, pese a esa
embestida irregular, sacó fondo, lo que aprovechó el madrileño para cortarle
una oreja de mucho peso. Nadie vio al toro, salvo el propio espada.

López Simónse jugó
la vida de una forma rotunda ante un complicadísimo sexto, le tragó parones,
aguanto miradas y le ligó muletazos profundos a un animal que no puso las cosas
fáciles. Sin alardear de valor, nos puso las pelotas en la garganta y las
pulsaciones como un cohete. Valentísimo el madrileño en una faena que el
público vivió intensamente. Fallo a espadas y perdió el trofeo. Labor de porfía
y fe, de no querer dejarse ganar la pelea. Enorme Lopez Simón que escuchó una ovación de una Maestranza entregada. El
cierraplaza era un cabrón por el pitón izquierdo pero a López Simón le dio igual. De haberlo matado el premio se presagiaba
gordo, pero desde luego lo más grueso fue verle torear con tanta autenticidad.

 

Resumen Corrida 26 Septiembre 2015 from Maestranza Pagés on Vimeo.

Por su parte Manuel Escribano regresaba a su escenario favorito. Su plaza y su afición de Sevilla comprobaron cómo Escribano se fue de vacío con su lote. Tres astados de menos opciones pero con un tercero que lució un buen pitón izquierdo. Con ese, vimos lo mejor del sevillano en la parte artística. Un Escribano que volvió a estar entregado al máximo toda la tarde, pero sin estar tan brillante como otras veces.

A la puerta de chiqueros se fue a recibir Escribano al primero de la tarde, devuelto justo después por descoordinado.Muy mermado de fuerzas el sobrero que hizo primero en el que Escribano sólo pudo justificarse ante un animal con poco motor. Porfía del Gerena, que no tuvo calado en el respetable. Tras una estocada algo caída fue silenciado y el toro fue arrastrado entre pitos.

Volvieron las protestas en el tercero de la tarde, un precioso animal que renqueaba acalambrado de la pata derecha. Peleó con bravura en el peto, se deslizó tras la capa, pero el público pedía insistentemente su devolución. Acertó la presidenta en no cambiarlo, a pesar de ir en contra de la mayoría, y el toro respondió en la muleta con tres series por el izquierdo, haciendo surcos en el albero y embistiendo con franqueza y clase. Crujió La Maestranza con los naturales de Manuel que duraron una eternidad, pero por el derecho no tuvo buena condición. Lo pasó por ese pitón y tras regresar al izquierdo la cosa se apagó paulatinamente. Tras un final ajustado por manoletinas y la estocada, fue ovacionado.

Embistió con disparo en las primeras arrancadas el colorado que hizo quinto, animal con movilidad brusca y al que le faltó clase. Muy dispuesto Escribano ante un animal que, pese a tener emoción, no iba metido en la muleta. Quería el de El Pilar embestir con todo y cuando se sintió podido se vino abajo. Tras una estocada algo caída, escuchó palmas.

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de La Maestranza, Sevilla. Primera de la Feria de
San Miguel. Corrida de toros. Dos tercios de entrada.

Seis toros de El
Pilar-Moisés Fraile.

Manuel
Escribano
(grosella y oro): ovación, ovación y palmas.

Alberto López
Simón
(lila y oro): vuelta al ruedo, oreja y ovación.

 

FOTOS: EMILIO MÉNDEZ