El Ciclón de Jerez conquistó Africa

CRÓNICA MELILLA

El Ciclón de Jerez conquistó Africa


jueves 3 septiembre, 2015

Cortó cuatro y un rabo, alzándose como máximo triunfador de la tarde; palmas escuchó Finito al igual que el rondeño Rafael Tejada. Interesante corrida de La Palmosilla.

Cortó cuatro y un rabo, alzándose como máximo triunfador de la tarde; palmas escuchó Finito al igual que el rondeño Rafael Tejada. Interesante corrida de La Palmosilla.

La ciudad autónoma
reivindicaba su libertad con una corrida de toros dentro de su Feria de la
Virgen de la Victoria. En el cartel, se anunciaban Juan Serrano ‘Finito de Córdoba’, Juan José Padilla y el rondeño Rafael
Tejada
. En chiqueros aguardaba un encierro de La Palmosilla.

Una corrida de toros de la familia Nuñez, bien presentada para
cualquier plaza del circuito de provincias. Cara, cuajo y volumen en su morfología.
Brava en el caballo, noble y obediente en su encaste.  Una mezcla que resultó interesante para el
aficionado y con virtudes, más que defectos para los toreros.

Con estos mimbres se escribió la historia de la I
Goyesca de La Mezquita del Toreo, donde ‘Padilla conquistó Africa’y
pasó como un ‘Tsunami por Melilla’.El Ciclón de Jerezenloqueció
a un público entregado a su virtuosa tarde. Cuatro orejas y un rabo en su haber
lo dicen todo. Dos faenas distintas pero con la misma identidad del jerezano,
pasión, entrega y raza.Finito de Córdobadejó claro que está en un
momento dulce. Cuando un toro medio le acompaña surge el toreo eterno en formas
y fondo, y cuando no le ayuda sus estar delante endulza el sin sabor. Cerraba
la ternaRafael Tejadaque dejó momentos de aroma ante sus dos
oponentes. Pudo cortar oreja a cada uno de no ser por errar con los
aceros en ambos.

Hasta tres largas cambiadas en el
tercio endosóPadillaal segundo, un saludo con cadencia y garbosidad
a la verónica. Otro toro con carbón en el caballo, pero con la cara arriba. Le
dieron largo, pero después de lo visto, lo presagió su matador en justa medida.
El tercio de banderillas fue dificultoso por las embestidas de su oponente que
iba con todo y recortaba el viaje. A punto estuvo de arrollarlo en el primer
par, peroPadilla, todo corazón le instrumentó un gran tercio. El último,
al violín levantó al público de sus asientos.El Ciclónbrindó al
público en los medios. El inicio rodilla en tierra fue realmente cumbre. Enorme
tanda por ligazón, exposición y exigencia con unPadillaroto
toreando a derechas. La faena fue una pelea constante con un toro muy encastado
que pedía firmeza y el jerezano se le dio por toneladas. Hubo mucha exigencia
por parte deJuan José.Ofreció medias distancias, le dejó llegar,
tocó lo justo y mando mucho. Todo sin fisuras, porque el transmisor deLa
Palmosillano se lo iba a permitir. Por el izquierdo, lo llevó largo con
los vuelos pero no le permitió demasiada continuidad porque el astado iba con
todo, lo que le hacía perder las manos a veces. Faena de muy poderosa, con
estética, que refrendo con espadazo. Dos orejas.


03.09 Melilla – I Corrida Goyesca por Cultoro Alto, despegado del suelo y largo
el quinto. El deLa Palmosillasalió abanto, sin fijeza,
corretón.Bravo en el caballo en su primer encuentro, sin embargo en el
otro, se fue al que hizo puerta. Buen son del quinto en la lidia humillando
pero con las fuerzas justas. El quite deJuan José,fue variado y
vistoso. Voló el capote por faroles, chicuelinas ajustadas y revolera. Gran
pasaje. El tercio de banderillas fue otro compendio en variedad y conocimientos
de terrenos. Tampoco lo puso fácil este astado. Padillacuajó al
toro de principio a fin. Dos y rabo su balance ante el buen y noble astado. No
quiso apretarlo del principio por ello,Padilla, muy despejado de mente,
comenzó por arriba. A su aire, pero con ajuste en la figura.Juan
Joséencajó riñones, se abandonó y torero para él y a favor del toro. Todo
lo hizo con extremada pulcritud y suavidad, donde la muleta iba limpia y
despacito. Le cogió el pulso y lo pulseó de lo lindo ofreciendo su verdad en
cada muletazo. Por entonces, un toro que amagó con rajarse ante tanto poderío y
entrega del jerezano. Después llegaron los desplantes y adornos que terminaron
la portentosa obra. Faena distinta al anterior pero refrendada con la misma
contundencia. A este, espadazo sin puntilla y delirio en el público. Gritos de
torero, torero.

Salió con pies el abreplaza al
queFinitole lambreó varias verónicas de corte personal. Tuvo carbón
el toro en varas y derribó al caballo en la primera entrada, la segunda también
tuvo celo en el peto. El inicio muleteril fue muy torero, abriendo el camino al
toro que seguía con buen son.Juanimprimió ritmo a su labor por el
derecho por donde se expresó y se sintió en varias series. Por el izquierdo, se
quedaba más corto aunque sin mala intención. Recobró a diestras una última
tanda bellísima, que obligó mucho al astado. Ahí le atacó y le respondió el
toro. Los pinchazos y el descabello le quitaron la más que previsible oreja.
Palmas.

Serio el cuarto de la tarde con
las puntas para adelante.Finitolo puede lucirse en el recibo
molestado por el viento y la irregular embestida. También derribó al caballo en
la primera entrada, la segunda cumplió sin más.Finitono pudo
componer una faena compacta de derechas e izquierdas, pero sí fue armónica en
conjunto. Su deslucido astado no le permitió la continuidad necesaria, sin
embargo fue una delicia verle andar en torero. El ajuste para el embroque era
majestuoso, la pena es que el oponente no le ayudara. No obstante, el cordobés,
nunca se aburrió y cuando se resbaló el cuarto le soltó alguno marca»finito».Estocada
algo trasera y palmas tras leve petición.

Fuerte el tercero, algo bastote
de hechuras al queRafael Tejadalo recibió con el capote con sabor
añejo. Un lancear de verónicas que recordaban a la escuela rondeña. Bello
saludo inicial. En el caballo, el toro no terminó de emplearse y durante la
lidia se comportó irregular con acometidas desordenadas. Así llegó al último
tercio sin terminar de definirse y con brusquedad. El diestro rondeño realizó
una faena vistosa, con recursos y adornos por ambos pitones. Su quehacer estuvo
bien planteado pero su oponente no ofrecía continuidad en el embroque. Con la
muleta en la derecha llegaron los pasajes más relevantes. Lo mató por arriba
pero tardó en caer y después el descabello terminó de empañar el posible
apéndice. Palmas.

El sexto era otro toro serio del
encierro. Astado con las puntas finas y con plaza, al queRafaelrecibió
con compostura al lancear. Le molestó el viento, que a esas alturas soplaba muy
incesante. El cierraplaza tuvo una lidia descompuesta por protestar en demasía.Tejadatiró
de oficio y entrega para imponerse a un toro que tuvo escasa transmisión y
recorrido. Tandas cortas con aroma de toreo antiguo sobre todo al natural. Con
la franela en la derecha hubo más recursos y de uno en uno. Otra vez la espada
le hizo una mala pasada. Palmas.

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Melilla. I Corrida de toros
Goyesca . Tres cuartos de entrada en tarde agradable y con rachas de viento.

Seis toros deLa Palmosilla,bien
presentados e interesante de juego.

Juan Serrano ‘Finito de Córdoba’.Palmas
en ambos.

Juan José Padilla.Dos orejas,
ydos orejas y rabo.

Rafael Tejada.Palmas en ambos.

FOTOGRAFÍA GENTILEZA DE:EL FARO DE
MELILLA / Pedro Pablo de Santiago