Solitaria oreja para Pastor en una atípica final

PLAZA MÉXICO

Solitaria oreja para Pastor en una atípica final


lunes 21 noviembre, 2016

José Mª Pastor, único que tocó pelo dentro de una final muy deslucida. Colombo, mostró fluidez y oficio. Rafael Serna, se estrelló ante el manso primero y Román Martínez, desaprovechó el mejor utrero

José Mª Pastor, único que tocó pelo dentro de una final muy deslucida. Colombo, mostró fluidez y oficio. Rafael Serna, se estrelló ante el manso primero y Román Martínez, desaprovechó el mejor utrero

 REDACCIÓN

Tenía
lugar esta noche en La Monumental Plaza de toros México la final de los
triunfadores de la Temporada Chica. Hacían el
paseíllo los novilleros Rafael Serna, José María Pastor, Jesús Enrique Colombo
y Román Martínez
frente a un encierro de Xalmonto y El Siete.

Una
final atípica cerró la temporada Chica en La México. José Mª Pastor fue el
único que tocó pelo dentro de una escasa final artística. Colombo mostró
fluidez y oficio. Rafael Serna se estrelló ante el rajado primero pero dejó detalles de su calidad y Román
Martínez, desaprovechó el mejor utrero. Poco contenido en gran parte, por culpa de los astados del hierro de Xalmonto, que no permitieron ningún lucimiento
como en el caso del español Serna. Además, la organización planteó una inusual final
con tan sólo dos novillos para los más destacados de la primera parte del
festejo. Un festejo de triunfadores que registró una paupérrima entrada para
tan importante acontecimiento concluyente. 

Abrió plaza un novillo jabonero del hierro Xalmonto que
no dio facilidades en ningún momento al español Rafael Serna. El joven hispalense manejó con empaque el capote en los primeros tercios, dejando un recibo y posterior quite de gran prestancia. Muy deslucido el primero de la
tarde que esparramaba la vista a la salida de cada muletazo y que embestía con la
cara por las nubes. El sevillano, estuvo muy por encima del astado, tirando de
raza y oficio. Esfuerzo sin recompensa, puesto que Rafael Serna, no pudo
imprimir una faena artística por las nulas opciones de bravura de su oponente. Serna que dejó detalles de su particular clase,
mató
de casi entera al manso de libro y recibiendo palmas a su persistente quehacer. 


José Mª Pastor
tuvo un novillo que fue perdiendo gas a medida
que transcurrió su lidia pero sin embargo manejable en líneas generales. Pastor estuvo entregado desde el inicio
y ofreció fiesta al desolado tendido. José
defendió sus armas con pasión y voluntad
en todos los tercios.
Variado de capote y también en banderillas donde
estuvo batallador. José Mª Pastor en
el último prosiguió con igual entrega y aptitud. Salió volteado en la suerte
suprema y recibió un apéndice.


Jesús Enrique Colombo
también se mostró entregado ante su
manejable utrero en los primeros tercios. El joven venezolano dejó constancia
de sus buenas condiciones con el percal en un bonito quite por chicuelinas. Colombo protagonizó un tercio de
banderillas variado y vistoso con hasta cuatro pares. Jesús Enrique estuvo muy firme en su labor muleteril ante un novillo brusco.  Resultó volteado sin consecuencias a mitad de su voluntariosa faena y escuchó
ovación a su esfuerzo.


Román Martínez
recibió a su oponente en la puerta de chiqueros
con una curiosa portagayola y posteriores recortes en los medios. Martínez invitó a sus compañeros a
banderillear el cuarto y entre los tres, ofrecieron un buen espectáculo. Román tuvo enfrente un buen ejemplar que mostró virtudes y que le sacó las
carencias de oficio al joven novillero.
Lo pasó por ambos pitones pero sin
lucimiento alguno ante un novillo que pidió más bagaje y mando.

Última parte de la Final:

5º José
Mª Pastor
al igual que en su primer astado estuvo nuevamente
entregado. El joven mexicano le enseñó el camino a su oponte en la muleta y
pasó de instrumentar los pases de uno en uno, a tantas de mayor calado y ligazón. Pastor estuvo de menos a más como su bravo
y humillador oponente en una faena larga.
Antes cuajó un buen tercio de
banderillas. La estoca le privó de tocar pelo.


Jesús Enrique Colombo
cerró el festejo ante un novillo con cuajo y
hechuras de toro. El sexto más abierto de sienes y ofensivo, repitió en el percal
de Colombo permitiendo expresarse
con el capote al joven venezolano. Jesús
Enrique
realizó un entregado tercio de banderillas con variedad y eficacia.Colombo cerró su actuación con soltura y
con algún momento brillante
pero sin la continuidad necesaria para reventar
del todo puesto que el noble utrero perdió poder. Firme Colombo ante un
manejable que cerró una extraña final.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza
de toros Monumental de México. Final de la Temporada Chica. Novillada con
picadores. Menos de un quinto de plaza.

Novillos
de Xalmonto y El Siete. 

Los de Xalmonto, feos, bastos y de escaso juego.
Los de El Siete, bien presentados y de juego variado.

 Rafael Serna, Palmas. 

José María Pastor, Oreja y ovación. 

Jesús Enrique Colombo, Palmas en ambos

Román Martínez, Silencio

FOTOS: @LaPlazaMexico