Oreja para un importante Talavante en tarde de pasiones

LA CRÓNICA DE SEVILLA

Oreja para un importante Talavante en tarde de pasiones


domingo 27 marzo, 2016

Cartel de 'No hay billetes'. Importante tarde de Talavante que cortó oreja al primero de su lote. Morante levantó pasiones y escuchó los tres avisos. Manzanares silenciado con el lote más deslucido

Cartel de 'No hay billetes'. Importante tarde de Talavante que cortó oreja al primero de su lote. Morante levantó pasiones y escuchó los tres avisos. Manzanares silenciado con el lote más deslucido

EMILIO TRIGO

 Regresaban ‘Morante de la Puebla’ y Alejandro Talavante al Coso Maestrante este Domingo de Resurrección.José María Manzanares, que había reaparecido en este mismo escenario un año antes, completaba un cartel en el que la expectación y los toros de Garcigrande Domingo Hernández eran la esperanza del abonado, pero final la corrida de expectación resultó una tarde de pasiones y contrapuntos en la que hubo todo. Lo mejor sin duda el triunfo de Talavante en tarde de gran responsabilidad y compromiso. Lo peor la cornada al banderillero ’Lili’ tras salir de un par de banderillas al cuarto de la tarde. 

Por desgracia para el aficionado única comparecencia del extremeño en este ciclo, y es que Alejandro, ha dejado muchas ganas de volverlo a ver en Sevilla. Tarde de figura comprometida consigo mismo. Alejandro regresó a laMaestranza con las ideas muy claras y con sumo relajo en su personalidad. Talavante dominador de toda su obra, pisó terrenos comprometidos pero exponiendo con firmeza y claridad de ideas. Toreó sin toro con parsimonia y confió siempre en él. Unas ideas que hacen fluir un toreo imprevisible en formas pero no en fondo. Un fondo lleno de estética, temple y ligazón incluso hasta con el áspero y desclasado sexto. Alejandro lució en Sevilla, una vez más, sus exquisitas muñecas creadoras de una suavidad tan lenta como el vuelo de una mariposa. Una muleta capaz de dibujar magia en cada trazo y un capote que vuela como una amapola al viento. Dos faenas similares antes dos toros bien distintos y con un torero gallardo.

El tercero que era el toro de la vuelta de Talavante se derrumbó en el caballo descodándose y siendo devuelto. Tampoco le sobraba la fuerza al sobrero de Garcigrande que salió en su lugar. Con el cartucho de pescao se fue a iniciarle faena, acariciándolo al natural Talavante. Muy despacito fue también la tanda al natural en la segunda, llevando dulcísimo. La siguiente también por la zurda, arrancando el Maestro Tejera el pasodoble Dávila Miura, rompiéndose el torero y rompiendo a la afición sevillana. Gustosa también fue la siguiente en redondo, por el mismo palo. Un estoconazo puso fin a notable su labor y primera oreja del abono. En el último toro de la tarde Talavantetenía puestas todas sus esperanzas. Lo brindó al público y comenzó pronto a torear con la mano derecha, pero tenía una embestida cansina, sin personalidad, desclasada que tuvo que aguantarla Alejandro en los embroques. Faena de cites y toques bruscos porque así lo exigía el astado. Aunque para exigente Talavante. Arremetió el torero, cruzándose de pitón a pitón y permaneciendo siempre por encima del astado. Muy encajado y mandón, aun sin música, anduvo el extremeño, que entre afarolados y detalles torerísimos cuajó al de Garcigrande. El pinchazo y el aviso, le quitaron la más que previsible oreja. 

El sabor agridulce lo puso Morante tras torear con acusada personalidad barroca al cuarto de la tarde, pero al que no descabelló a tiempo. Levantó en la afición las pasiones de esa estrecha y fina relación, entre el amor y el odio. El amor pasional, de una afición enamorada de su torero cigarrero. ‘Fantástico’ llevaba por nombre el cuarto de la tarde, segundo del lote de Morante de la Puebla con el que se explayó en un doble quite por verónicas que tuvieron asiento y gusto. No tenía repetición el toro, al que Morante inició trasteo en el tercio con una tanda de derechazos que no caló en el tendido. Muy metido en la faena, concentrado el torero, fue la que trazó José Antonio en los siguientes minutos. Con las distancias acortadas, Morante fue sonsacando muletazos de regusto, estética y muchísima enjundia para ir construyendo de la nada una obra de arte de detalles aislados, con auténticos carteles de toros en el epílogo muleteril. Morante absorbido por su obra se fajó con su oponente y le convenció para embestir en los terrenos del tercio y el sevillano no dudó en dárselos. Escuchó un aviso mientras cuadraba al toro para montar la espada y dejar una estocada atravesada. Después el descabello lo emborronó todo. El primero, un castaño deDomingo Hernández, con buena presencia, alto de sienes y al que Morante le meció el capote a la verónica emborronada por varios enganchones, pero rompiéndose en los cuatro últimos lances. Brindó Morante al público para sacarse con torería el toro al tercio de fuera. Le faltaba ritmo, prontitud, alegría y entrega al de Domingo.No rompió la faena, yendo Morante a por la espada y dejando una estocada casi entera. Voluntarioso.

Por su parte, Manzanares tal vez se llevó la apatía a modo de silencio maestrante tras finiquitar dos astados tan deslucidos como indiferentes. Un tío el segundo de la jornada que salió dormido y que se llevó varias verónicas del alicantino. Derribó a Chocolate en varas, entrando por gaoneras Alejandro Talavante en el quite. Le respondióJosémarí por chicuelinas con garbo. Se la jugó Rafa Rosa de poder a poder en banderillas, con el toro apretando hacia adentro y saliendo con brío del par, recogiendo posteriormente una ovación. Fue capaz de fijarlo en la primera tanda por el derecho, ejecutando una perfecta colocación, quedándose en el sitio y llevando embraguetado al astado salmantino. Le faltó raza al toro y no fue a más el trasteo. Una gran estocada puso fin a su labor. El quinto montado y de vasta presencia. No tuvo buen son de salida, algo que escenificó a lo largo de toda la lidia. Dejó mucho que desear el astado y la faena no tomó vuelo, tras porfiar en varios intentos infructuosos también fue silenciado. No tuvo material el alicantino para pasar la barrera. 

Hoy se puso el ‘No hay billetes’ en la Maestranza, pero eso no fue cierto del todo, porque aunque estuviera llena, me faltaba un alma, la de mi compañero y amigo Fernando Carrasco.

 

FICHA DEL FESTEJO

Se lidiaron 5 toros de Domingo Hernández y un sobrero de Garcigrande,el 3º bis. Todos bien presentados y de juego desigual, sin terminar de romper.

Morante de la Puebla, silencio y división de opiniones tras tres avisos.

José María Manzanares, silencio y silencio.

Alejandro Talavante, oreja y ovación tras aviso.

Incidencias:

Saludaron Rafael Rosa y Luis Blázquez tras parear al segundo de la tarde.

Parte Facultativo: Durante la lidia del cuarto toro fue intervenido en enfermería de la plaza Antonio Jiménez Jiménez ‘Lili’ de herida de asta de toro en cara interna del muslo izquierdo que provoca desgarro de unos 15 centímetros de músculo vasto interno diseccionando y lesionando vena safena interna. Se practica ligadura de safena, reparación muscular. Pronóstico grave.


 

FOTOGALERÍA: ARJONA-PAGÉS