Miguel Ángel Perera abrió anoche con su pregón las fiestas patronales

Illescas 320x100
PUEBLA DEL PRIOR

Miguel Ángel Perera abrió anoche con su pregón las fiestas patronales


lunes 4 abril, 2016

En su intervención, Perera se retrotrajo a los años en que vivía las fiestas de su pueblo como uno de los grandes acontecimientos en la vida de los niños de Puebla de Prior

En su intervención, Perera se retrotrajo a los años en que vivía las fiestas de su pueblo como uno de los grandes acontecimientos en la vida de los niños de Puebla de Prior

Miguel Ángel Perera regresó anoche a buena parte de sus
recuerdos de niñez en su pueblo, Puebla de Prior, en Badajoz, al dictar el
pregón de las fiestas patronales en honor de la Virgen de Botós que tuvo lugar
en una abarrotada Plaza de la Constitución. El torero pacense inauguró las
fiestas de su localidad ofreciendo un pregón cercano y sincero, cargado de
nombres propios de los que fueron sus amigos de niño y de joven y de momentos
muy identificativos de esta celebración para todos los vecinos de Puebla de
Prior.

En su intervención, Perera se retrotrajo a los años en que vivía las
fiestas de su pueblo como uno de los grandes acontecimientos en la vida de los
niños de Puebla de Prior. La expectación, justamente, con la que se vivían
pregones como el suyo de anoche por cuanto significaba de inicio de unos días
de total diversión, con todos los vecinos viviendo la celebración en la calle y
muchos familiares que regresaban a la localidad para compartir los actos y los
cultos en honor de la Virgen de Botós.

Como no puede ser de otra manera, el
diestro recordó la primera vez que se puso delante de una becerra ante sus
vecinos, precisamente, en el marco de estas fiestas que se desarrollan este fin
de semana y cómo ya ahí sintió qué quería para el resto de su vida. «Fue una
experiencia que viví con nervios, con responsabilidad, con miedo y, sobre todo,
con una ilusión tremenda”, confesó. Sincero y entrañable, Miguel Ángel Perera
se mostró agradecido para con la gente de su pueblo «por cómo seguís mi carrera
y venís a verme, cuánto vivís mis triunfos y, lo que más importa, cómo os
preocupáis por mi salud y me mandáis fuerzas y ánimos para que me recupere
pronto”. Por la multitud que lo siguió, el pregón del torero supuso un gran
acontecimiento anoche en Puebla de Prior, esperado y seguido con la misma alta
expectación y, al final, muy reconfortante para el propio Perera, quien
reconoció que «encontrarte así alguna vez con tu gente y con tus raíces, te
cargan las pilas del alma”.