Ventura y Leonardo rematan a lo grande el Corpus

CRÓNICA DE GRANADA

Ventura y Leonardo rematan a lo grande el Corpus


domingo 29 mayo, 2016

Salieron en hombros frente a un variado encierro de Castillejo de Huebra en el cierre de la Feria. Leonardo con tres y Diego con orejas. Sergio Galán cortó una del cuarto.

Salieron en hombros frente a un variado encierro de Castillejo de Huebra en el cierre de la Feria. Leonardo con tres y Diego con orejas. Sergio Galán cortó una del cuarto.

EMILIO TRIGO

 

Acogía este
domingo la Feria de Granada una
corrida de rejones de máxima calidad. Se repetía el mismo cartel que el pasado
21 de mayo en San Isidro: Sergio Galán,
Diego Ventura
y Leonardo Hernández,en el cual el extremeño salió por la Puerta Grande cortando cuatro orejas. En
este caso, los toros eran de Castillejo
de Huebra.

Leonardo se encuentra en un momento dulce y sacó provecho de un toro manso que siempre
quiso rajarse. Hernández le dio al
toro los terrenos donde el astado se sentía cómodo y cuajó una entregada actuación.
Labor al alza con un tercio de banderillas muy brillante, galopando a dos pitas
con su jaco y el manso metido debajo del estribo. En ese mismo tercio se adornó
de cara a la galería pero también predominó el toreo clásico. Pinchó antes de
rejón.

Leonardo Hernández ante el sexto dejó
dos rejones ante un toro que sacó muchos pies y buen ritmo. Tercio vibrante. En
banderillas donde encontró toro en todos sitios poniendo el extremeño todo para
conectar con el respetable. Emoción y raza. Las banderillas a una mano adornándose
con corbetas fueron espectaculares. Con las cortas y toda Granada entregada,
arriesgó de lo lindo con el toro algo más parado. Siempre a más su faena ante
un toro bueno para el rejoneo. Se adornó incluso con el teléfono. Actuación de Leonardo de tremenda raza que salió a
mil y terminó igual. Posiblemente de no pinchar antes del rejonazo el premio
hubiera sido mayor, aunque después de lo visto, el presidente estaba demasiado
duro.

Diego Ventura pierde premio al
pinchar con el rejón de muerte a su primero, un toro encantado y con movilidad
en todos los tercios, exigente siempre, que sirve al de La Puebla para pisar esos terrenos donde disfruta y dónde está la
mecha de la emoción que prende pronto en los tendidos. Tras clavar dos rejones
de castigo en el recibo con Lambrusco, Ventura compone un tercio de banderillas
de mucus exposición desde la media vuelta al anillo cosido el toro al estribo
con Nazarí hasta cada una de los tres rehiletes que clava batiendo al pitón
contrario y ajustando mucho en la reunión. Lo propio, pero al quiebro, hace con
Maño, en dos banderillas en las que Diegodeja sentir muy cerca el aliento del cuatreño al quebrar y clavar muy en la
cara, la segunda vez, a toro parado y citando apenas a tres metros de los
pitones. Tuvo ligazón el carrusel de cortas con Remate. Lástima los fallos a
espadas que le han privado de estrenar su casillero. Aplausos, tras leve
petición.

Diego Ventura se asegura la puerta
grande al desorejar al noble pero soso quinto, al que instrumenta una faena muy
por encima de sus opciones. Pronto dejó claro el toro que no estaba por muchas
molestias y escurrió toda batalla ante Añejo de salida. Pero si algo tiene Diego es capacidad, recursos y cuadra
para sacar agua de cualquier pozo. Y le dio a cada tiempo del tercio de
banderillas su ritmo preciso. Toreó despacio desde el cite hasta el embroque
con Fino clavando tres cosas palos planteados muy en largo para frenar el paso
en la cara, aguardar la arrancada del burel y clavar. Estaba ya entonces el
público metido en la faena. Y lo aprovechó Venturapara meterle una marcha más de intensidad con Roneo, toreando muy en la
cara, metiendose por dentro una y otra vez en continuos cambios al estribo y
clavando tras preciosos tierra a tierra. El broche lo puso con Duelo, otro
alumno aventajado de la cuadra. Primero, carrusel de cortas en la cara para
luego matar de rejón entero planteado muy en corto y de frente, lo que dio
belleza al envite. Precisó de un descabello y el palco no tuvo otra que
rendirse a la petición fuerte del doble premio.

Sergio se tuvo que enfrentar
a un astado –cuarto- que siempre buscó terrenos de chiqueros y allí
constantemente tuvo que plantar cara el caballero. Cada vez que cambiaba de
cabalgadura el astado se najaba para ese lugar de la plaza. Sergio dejo dos buenos rejones de castigo
con Amuleto, dosificando bien a su oponente al que apretó de salida. Capricho y
Apolo en banderillas arriesgadas haciendo todo el torero. Las rosas fueron con
Fado con el toro algo más afuera pero pronto otra vez se metió en el tercio. Sergio conjuntó un precioso pasaje.
Finalizó su notable y entregada labor con Óleo. Oreja al buen rejoneo de Galán.

Manoseó de salida el
primero de la tarde, un astado que salió con poca fijeza al jaco Amuleto que se
fue a buscarlo chiqueros. Sergio erró
con el rejón de castigo inicial pero después se rehízo con el segundo. Bien en
banderillas poniendo raza y transmisión con un rejoneo más alegre puesto que su
oponente carecía de ritmo y casta. Montó en este tercio a Ojeda y Titán.
Palmero para el final con un carrusel de cortas de buena ejecución. No estuvo
acertado con el rejón de muerte y pinchó con el toro emplazado en los terrenos
de chiqueros. En resumen, por encima del rajado que abrió plaza. Ovación y
saludos.

FICHA
DEL FESTEJO

Plaza
de toros de Granada. Feria del Corpus. Corrida de rejones.

Más de media
plaza.

Seis
toros deCastillejo de Huebra,desiguales de presentación y juego.
Destacó el buen sexto.

Sergio Galán, ovación y oreja.

Diego Ventura, palmas y dos orejas.

Leonardo Hernández, oreja y dos orejas.

FOTOS: REYMA TAURINO