Para volver a volver

VITIGUDINO (SALAMANCA)

Para volver a volver


martes 16 agosto, 2016

Feliz vuelta de Fortes al mismo sitio donde fue gravísimamente corneado en el cuello, saliendo a hombros junto a David Mora frente al encierro de Orive; fue ovacionado el rejonedor Andrés Romero

Feliz vuelta de Fortes al mismo sitio donde fue gravísimamente corneado en el cuello, saliendo a hombros junto a David Mora frente al encierro de Orive; fue ovacionado el rejonedor Andrés Romero

MARÍA FUENTES / FOTOS: CORRAL

Cuando hace solo un año Saúl Jiménez Fortes vivía las horas
más complejas de su existencia y los pasillos serios de un Hospital sin fondo
acogían plegaria en su nombre, no intuía Saúl que 365 días después saldría en
volandas tras volver a sentirse torero en la plaza de toros de Vitigudino.
Quiso el destino que fuera hoy cuando por chiqueros salió ‘Pájaro’, un bravo
animal de Orive que humillaba con clase, y el torero malagueño lo recibió
rodilla en tierra desafiando al destino con el valor del que puede y sabe
hacerlo. Misma hora, mismo lugar.

Toreó bien a la verónica y articuló una faena
templada a base de entrega y arrojo, pues fue el arrojo el que ganó la partida que le pedía el animal, que humillaba con
clase aunque pecó de justo de fuerza. Se gustó por ambos pitones en una faena
articulada a media altura que selló con doble trofeo tras matar de estocada
entera. A ‘Oropéndula’, sexto de la tarde, intentó ligarlo tras brindar al
maestro Santiago Martín El Viti y lo consiguió con una buena serie por el pitón
derecho. Tenía motor el de Orive y mucho corazón y coraje Fortes. Fue el valor
y el arrojo, no la clase, pues tardó en cogerle el pulso al animal al que acabó
cuajando naturales hondos y templados siendo esto lo de mayor trasmisión que
quedó en ovación tras fallar con los aceros. Fortes es de los que saben que el
destino no reina sin la complicidad secreta del instinto y de la voluntad, lo
sabe porque le ha tocado lidiar con los antojos de un destino que no se lo ha
puesto fácil.

Batallar sabe muy bien un David Mora. El mando es de
aquellos que ganan las batallas y hoy tuvo mando en su faena ante otro noble
animal de Orive al que meció verónicas con clase y recibió pegado a tablas.
Faltó trasmisión a un buen toreo a diestras con la figura erguida que no remató
por el fallo con los aceros. Vino la mejor versión de Mora ante ‘Crúpula’ al
que recibió de rodillas. Humilló con clase pero no se empleó en el caballo. Se
gustó al natural y por el pitón izquierdo selló los mejores pasajes y logró
hilvanar muletazos largos, más que pulcros y remates por debajo de nota. Siguió
al natural con un toro noble de excelente condición al que le cortó las dos
orejas tras matar de estocada entera.

No fue la tarde de Andrés Romero, que estuvo digno, sin
trasmisión y con fallo a espadas en sus dos actuaciones. Era la tarde de volver
a volver, de sentirse toreo desafiando y apostando con la firmeza que se
emplean los héroes que conocen los descaros de la vida. En volandas dos
conceptos, dos nombres que han vuelto a ganar la partida para seguir en la
apuesta de los sueños caros.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza
de toros de Vitigudino, Salamanca. Corrida de toros mixta.

Seis
toros de Orive.

Andrés Romero, ovación y ovación. 

David Mora, ovación y dos orejas. 

Fortes, dos orejas y ovación.