El día tenía que ser hoy

LA CRÓNICA DE SALAMANCA

El día tenía que ser hoy


lunes 12 septiembre, 2016

Cumplió Alberto López Simón en La Glorieta y firmó los mejores pasajes ante ‘Despertador’, un bravo ejemplar de García Jiménez

Cumplió Alberto López Simón en La Glorieta y firmó los mejores pasajes ante ‘Despertador’, un bravo ejemplar de García Jiménez

MARÍA FUENTES / FOTOGALERÍA: ADRIÁN MARTÍN

Para lograr la valentía no vale sólo con no tener
miedo, hay que saber conquistarlo. Hay que conquistar las almas, calar en los
adentros con codicia y entrega y vencer las batallas a base de la verdad.López Simónes de los que apuesta sin trampa en la
versión de un toreo que le faltó variedad pero que se desnudó ante ‘Despertador’, un toro de García Jiménez donde surgió esa
verdad del madrileño que sabía que el día era hoy, y el momento éste.

Fue el mejor toro de la primera de feria. Humilló con
clase y codicia, bello de hechuras. Le dio sentimiento a la verónica y explotó
de razón al cargar la suerte con un pase cambiado, a pies juntos para seguir
con la mano baja y aprovechar la humillación del dócil. Selló series cuajadas
con la diestra. Menos fuelle tuvo por el pitón izquierdo. Se fue apagando y
tiró Simón de firmeza para culminar con una estocada entera que le dio el doble
premio, dos orejas que sirvieron para despertar las dudas que ya se habían
despertado de manera previa, porque Simón había cortado ya una oreja a ‘Empedernido’, el abreplaza. Soso animal de García Jiménez
que pecó desde inicios de falta de fuerza. Quería Simón que fuera Salamanca el
lugar y ejecutó una faena templada por la diestra, dedisposiciónpero
pinchó, mató a la segunda, escuchó un aviso y del palco cayó una oreja.

El segundo de Garcigrande fue devuelto. Se corrió
turno y salió ‘Fritero’, del mismo hierro: soso y brusco en la embestida
aunque queriendo siempre. Pedía distancias y tiempos el animal y firmó Simón
una faena intermitente. Más voluntad que pulcritud. Volvió a pinchar y mató
después de estocada entera. Se pidió una oreja que el presidente concedió bajo
el filo de la polémica. Poco le importó a Simón que siguió apostando por la
entrega porquesabe lo que quiere.

No hubo más premios, sí detalles aisladosde un
torero que intuye que la grandeza está cerca, pero que aún le quedan muchos
pasos que dar. Y siguió la tarde ante‘Buscarillo’, tercero de
este once de septiembre y de la ganadería de El Pilar que humilló en los vuelos
del capote con verónicas largas. No lo hizo en el peto y fue a menos. Empezó la
faena por estatuarios, muleta en tierra. Siguió con derechazos largos. Finalizó
con una media estocaday escuchó silencio.

Cercanía de Simón ante ‘Molinero’ de Domingo
Hernández. Alargó la faena sin trasmisión de este quinto con voluntad para
arrancarle una serie de mano por la derecha y un trasteo sin continuidad. Mató
de estocada entera y tres descabellos. Escuchó una ovación, y otra más en el
último ante‘Resistente’, último de la tarde del hierro de El Pilar.
Encajado empezó la faena de rodillas y arrancó lo que parecía iba a ser cante
grande, pero fue perdiendo fuelle. Simón quiso pero el animal se quedaba corto.
El del Pilar no pasó más. Satisfecho se fue Simón, querido en la Glorieta en su
debut.Así, Alberto salió en volandas sin inclinar la cabeza, siempre
erguida, mirando a Salamanca directamente a la cara sabiendo que siempre es
necesario levantar los ojos para ver el camino, aunque ese camino a veces no
sea fácil. Cumplió en su ‘sólo’, y seguró volverá.

FICHA DEL
FESTEJO

Plaza de
toros de La Glorieta, Salamanca. Primera de la feria de la Virgen de la Vega.
Corrida de toros. Algo más de media plaza.

Toros de García
Jiménez, Garcigrande, Domingo Hernández y El Pilar.

Alberto
López Simón, en solitario,
oreja, oreja, silencio, dos orejas, ovación y
silencio.