Dax 2022 Mega 1140x110

Juan Collado: “En 2016 hubo un 15 % más de público en nuestras plazas”

Mérida 2022 Movil 320x100
Aranjuez Motin 2022 Movil 320x100
ENTREVISTA

Juan Collado: “En 2016 hubo un 15 % más de público en nuestras plazas”


sábado 7 enero, 2017

Segura de la Sierra, Navas de San Juan o Santisteban del Puerto dependen de sus manos y en el futuro de estas aficiones descansa la confianza en quien lleva toda una vida dedicándose al toro

Segura de la Sierra, Navas de San Juan o Santisteban del Puerto dependen de sus manos y en el futuro de estas aficiones descansa la confianza en quien lleva toda una vida dedicándose al toro
320x100 Murcia
Magallánica 2022 Movil 320x100

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO

Banner Tarazona 2022 Cultoro 728x90

«A
las plazas ha ido un 15 % más de público esta temporada
”. Así empieza su entrevista con CULTORO
Juan Collado, gerente de la empresa Collado Ruiz Toros y uno de los taurinos
con mayor romanticismo, sobre todo, por la apuesta de las novilladas en
Andalucía. Las plazas de Segura de la Sierra, Navas de San Juan o Santisteban
del Puerto dependen de sus manos y en el futuro de estas aficiones descansa la
confianza en quien lleva toda una vida dedicándose al toro y a la regencia de
cosos jiennenses.

Hablando con los
empresarios de cosos de primera y segunda categoría hablan de una subida de
espectadores esta temporada, ¿tiene la misma percepción?

Este año ha habido un 15 % más de público en nuestras plazas,
pero hay un problema importante por la desaparición de festejos en cosos de
tercera. Estas plazas siempre han tenido un apoyo económico por parte de los
Ayuntamientos, y más en estas zonas donde se llevan a cabo muchas fiestas
populares de encierros por las calles. Al reducirse las subvenciones se
reducen, pues, los festejos.

Banner Tarazona 2022 Cultoro 728x90

Hablamos de una zona
de Jaén que se dedica en el ámbito rural, casi íntegramente, al cultivo de un
olivar que ha estado afectado en las dos últimas campañas agrícolas por la
sequía. Además, dentro del organigrama de gastos familiares, el ocio –en el que
se encuentra la tauromaquia- es el último escalón al que llega el dinero.

Hay que tener en cuenta el momento que crisis general que
hay, y efectivamente esta zona depende mucho del olivar. Hemos tenido dos años
de sequía, con cosechas bastante malas y eso ha sumado. Este año creemos que el
aceite ha recuperado su precio y hay más cosecha. Va todo en función de la
economía, porque afición hay. Estamos hablando de un espectáculo que es muy
caro. Cuando hablamos de una corrida de toros en estas plazas, estamos hablando
de 40 o 50 euros. Y para una familia que están tres o cuatro en casa supone un
desembolso importante, y eso sin que haya un apoyo económico institucional hace
que las cosas sean más complicadas.

¿Qué festejos han
llevado a cabo esta temporada?

Este año hemos llevado a cabo menos cosas: sólo Santisteban
del Puerto, Navas de San Juan y Segura de la Sierra. El año pasado hicimos
plazas como Baeza o Linares, pero tal y como estaban las cosas hemos llevado a
cabo menos festejos esta temporada.

Siempre apoyando al
futuro del toreo, sobre todo a los novilleros jiennenses…

Siempre, en todas las plazas y en todo momento montamos
festejos menores. En Santisteban montamos una corrida con figuras pero también
tres novilladas sin picadores, al igual que Navas de San Juan. Hay que apostar
por el futuro de la Fiesta, de lo que depende esto.

Mirándolo desde el
punto de vista externo, ¿cómo ve el futuro de la plaza de Jaén y cómo remontar
este emblemático coso?

Jaén tiene muchas dificultades y está complicado. En años
anteriores hemos estado ahí como empresa, y la propiedad tiene que hacer un
contrato con la empresa a largo plazo, para poder trabajar a gusto, además de
un canon distinto al que estaban pidiendo. Lo fundamental es hacer un contrato
amplio para intentar colaborar entre todos mucho más y poder recuperar esa
plaza. Además, tiene el problema de las fechas: son complicadas, donde el
tiempo es inestable en una plaza que no está cubierta y de la disposición de
las figuras del toreo a esas alturas de temporada. Ya sabemos que Ferias de
plazas como esta tienen que contar con las figuras, que son las que hacen que
el abono se venda. Somos partidarios de los carteles de figuras con nuevas
promesas siempre que se dejen, pero es necesaria la presencia de los grandes.
En su día se hizo una inversión con una cubierta que duró poco, en el tiempo de
Paco Dorado, la gente fue y hablábamos de una Feria con seis o siete festejos.

¿Es viable intentar cambiar
las fechas de la Feria viendo el tirón que, por ejemplo el año pasado, tuvo el
festival benéfico?

Eso tiene sus inconvenientes. Nosotros en una ocasión
estuvimos planteando recuperar ciertas fechas en las que respondía Jaén, por lo
que es cuestión de ir probando. No hay que cambiar toda la Feria, pero sí
potenciar ciertas fechas para ver cómo responde la afición. Es una plaza que
reúne condiciones, que tiene muy buen aforo, pero lo más grave es que en la
propiedad no te dejan tiempo por delante para ir trabajando.

Si fuera a cinco o
diez años, ¿su empresa estaría dispuesta a volver a dar toros en Jaén?

Siempre que las cosas se puedan estudiar y que sean viables,
por supuesto que estamos ahí. Lo hemos hecho en otros años y queremos seguir
haciéndolo, pero depende de más personas y es la propiedad la que tiene que
depositar esa confianza en una empresa, dejarnos trabajar y darle ese tiempo
para recuperar esa plaza. Hace falta su apoyo.

De cara a la próxima
temporada, ¿se plantean más festejos recuperar o mantener los que han
celebrado?

Nosotros estamos aquí siempre y cuando que las condiciones de
las plazas entren dentro de nuestros cálculos estaremos ahí.

La ganadería, ¿cómo
se encuentra y qué fruto ha dado en 2016?

Estamos contentos. Tenemos muy definida la ganadería y está
embistiendo y funcionando como nosotros hemos soñado. Tenemos ese tipo de toro
y en estos años se han reducido lógicamente cabezas de ganado, y se han matado
muchas novilladas, porque las corridas en esta zona hemos matado mucho de
nuestro ganado. Primero porque nos daba más confianza que comprar otras cosas,
y segundo porque tampoco queríamos malvender nuestros productos. La camada de
este año es más corta, pero hay cinco novilladas picadas, otras cinco sin
picadores y un par de corridas de toros, que no sabemos si finalmente saldrán
las dos. Ya sabemos lo que es la ganadería: eso que lleva uno dentro que cuando
te entra mueres ahí. No es un negocio, pero sí que te reporta un bien interior.
Queremos seguir trabajando.

¿Qué ha lidiado este
año? Y, en el futuro, respecto a Madrid, ¿podrá lidiarse una novillada en la
temporada que ya se acerca?

A Madrid hemos ido con algunas novilladas. Este año decidimos
no ir. Este año hemos lidiado en Santisteban, en Segura de la Sierra, en
Murcia, en Navas de San Juan… la empresa de Madrid estuvo aquí viendo lo que
había. Algunos toros sueltos valían como sobreros, y este año quizá una
novillada pueda salir. Sabemos que el volumen del toro de Madrid es como es y
hay camadas que no lo tienen, sin embargo esta temporada va una camada con muy
buenas caras. Uno siempre quiere ir a esas plazas, pero todas las camadas no
pueden ser para ella.

¿Cree necesaria y
urgente una reunión de una entidad como la Fundación Toro de Lidia con la Administración
para intentar renegociar costes bases de los festejos que ahogan especialmente
al empresario de plaza de tercera?

Por supuesto, es algo que no se deba de hacer urgente, se
debía haber hecho ya. Es algo que lo venimos hablando desde hace años y la
verdad es que si no se toman medidas, sobre todo en las plazas de tercera que
son la base de la Fiesta, podemos lamentarnos de aquí a unos años. Hay que
encontrar una vía para que se puedan abaratar esos costes y se pueda trabajar.
Las figuras tienen que implicarse también, ya que ponerse delante cuesta mucho
pero hay que intentar apoyar a las plazas de tercera y abaratar costes, donde
todo el mundo tiene que colaborar.

 

El Álamo 2022 Movil 320x100
Almagro 2022 Movil 320x100