Joselito Sánchez abre la Puerta Grande como broche a la temporada

Niebla 2021 Movil 320x100
SEVILLA

Joselito Sánchez abre la Puerta Grande como broche a la temporada

martes 12 octubre, 2021

Ignacio Candelas paseó una oreja, mientras que Javier Peregrino y Marcos Linares dieron sendas vueltas al ruedo de un encierro en el que destacó el importante 'Ichuelo' de Juan Pedro Domecq, un dechado de clase y de bravura al que injustamente no se le premió con la vuelta al ruedo.

20 Joselito Sanchez Sevilla En Hombros
Niebla 2021 Movil 320x100

Pablo López Rioboo / Fotos: Arjona – Pagés

La Real Maestranza de Caballería de Sevilla celebraba, este martes, una novillada sin picadores benéfica que ponía punto final a la temporada taurina 2021 en la capital andaluza. El festejo se celebraba a beneficio de la bolsa de caridad de las hermandades de penitencia de Triana. Se lidiaban novillos de Juan Pedro Domecq y Fermín Bohórquez para Alfonso Alonso, Manuel Olivero, Javier Peregrino, Ignacio Candelas, Joselito Sánchez y Marcos Linares.

Tuvo delante Alfonso Alonso un novillo de Bohórquez con calidad a derechas pero muy justito de fuerzas. Se fue a recibirlo a portagayola para más tarde dejar un recibo templado a la verónica, siempre toreando al animal a media altura. Lo mejor de capote vino con el quite a la verónica de Manuel Olvero, cogiendo el capote por la esclavina y toreando con medio capotito. Replicó Alonso por chicuelinas. Dejó un templado inicio por alto toreando con las palmas. Corrió bien la mano a derechas ante un novillo que la tomó con nobleza, teniendo que ser todo a media altura. Le puso gusto, toreando siempre con la cintura. Por el izquierdo picó por dentro, pasaba más que embestía. Acabó rajándose el animal. Se atracó de toro en la suerte suprema hasta en dos ocasiones, saludando una ovación desde el tercio tras escuchar un aviso.

Lidió Manuel Olvera en segundo lugar a un animal con nobleza pero muy bajo de raza. Un astado de Bohórquez que acusó su falta de fuerzas. Tuvo buen aire todo lo que hizo con el capote, dejando un recibo a la verónica con más intención que lucimiento. Buscó siempre la colocación y la templanza, pero el animal soseaba mucho, quedándose cortito en las telas. Le imprime gusto a todo lo que hace, una pena que el animal embistiera siempre calamocheando. No tomó nunca vuelo un trasteo en el que se le vieron las buenas maneras de un novillero que tuvo delante un astado de escasas opciones. Se atascó con los aceros, teniendo que echar mano del verduguillo. Sonó un aviso y saludó desde el tercio.

El tercero de la tarde fue un interesante novillo de Juan Pedro Domecq al que Peregrino le realizó una faena de menos a más. Se le ve puesto, entendiendo la repetidora embestida del animal en series en la que sobresalieron los muletazos a zurdas. Por ahí llevó largo al de Juan Pedro, un novillo con clase y ritmo a zurdas. Un ejemplar que reunió fijeza, prontitud y humillación. Por el derecho no se entendieron novillo y novillero. Un novillero que maneja con soltura la capa, con la muleta le costó más a derechas, dejando un toreo un punto mecánico y de menor expresión, por el izquierdo quiso torearlo con los vuelos. Faena que caló en los tendidos ante un novillo que siempre pidió sometimiento. Se le fue muy baja la espada al primer intento. Tras atascarse con el descabello sonó un aviso. Se le pidió la oreja, dando finalmente una vuelta al ruedo.

Le cortó la oreja Ignacio Candelas al irregular cuarto de Bohórquez, un astado que se movió pero al que le faltó clase. Lo recibió con largas cambiadas rodilla en tierra, para dejar más tarde un ajustado quite por saltilleras. Inició su labor por estatutarios, para proseguir con la derecha ante un astado que tendió a embestir con la cara suelta. Muy dispuesto anduvo Candelas, corriendo mejor la mano a derechas. Novillo de irregular embestida, por el izquierdo embestía con el pitón de fuera. Acortó distancias en un final de faena por bernardinas algo atropelladas. Se volcó a la hora de matar dejando una estocada arriba.

Y salió por chiqueros ‘Ichuelo’ un novillo de bandera de Juan Pedro Domecq, de esos animales que propician faenas de cante grande. Animal bajo, fino, de gran armonía en sus hechuras y flexibilidad en sus movimientos. Un astado con la cara muy torera, de esos que te invitan a torear. Ante este gran novillo vimos la versión más templada y ligada de Joselito Sánchez. Ya de inicio dejó buenos lances a la verónica, lo mejor de capa vino a cargo de Marcos Linares, se durmió en un quite de gran expresión a la verónica. La media tuvo cadencia. Novillo con ritmo, entrega, clase y humillación. Lo pulseó el de Morón por ambos pitones. Sabe torear y tiene la cabeza despejada, acertó en alturas y distancias, es verdad que faltó mayor ajuste al inicio de su faena, pero si es verdad que le puso gusto a todo lo que hizo. Toreo vertical, zapatillas asentadas y vuelos. No desplaza a los animales, desenmuñeca, intentando prolongar el muletazo tras la cadera. Por ahí se fue un novillo que hizo el avión por ambos pitones. astado al que había que llevar siempre enganchado, sino tendía a protestar. Tiene sentido del temple, se puso siempre en el sitio para ligar los muletazos. Tras dejar una estocada casi entera pero algo tendida paseó las dos orejas. Tuvo sensibilidad la señora presidenta para premiar la labor del novillero, esa que le faltó para sacar el pañuelo azul y premiar la bravura de ‘Ichuelo’, bien se lo merecía.

El que cerró plaza fue un animal con nobleza de Juan Pedro con el que vimos a un templado Marcos Linares. Meció con gusto la capa en un recibo a la verónica de fino trazo. Por el mismo palo dejó un quite con sabor, todo a media altura, pero con buen sentido del temple. Lo mejor vino en el comienzo de su labor, muy torero fue su inicio, pulcra la primera tanda a derechas y despaciosa la segunda. Tuvo virtudes el animal, anduvo fácil Linares, pero faltó mayor fibra y expresión a su trasteo. Desiguales fueron las embestidas de un novillo manejable pero que nunca rompió. Anduvo bien técnicamente, sabiendo que pedía el animal, las alturas fueron claves para que el de Juan Pedro no se viniera abajo. Tras una media que escupió el novillo y una estocada se le pidió la oreja. Dio una vuelta al ruedo como premio a su labor.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Novillada sin picadores a beneficio de la bolsa de caridad de las hermandades de penitencia de Triana. Algo menos de media plaza sobre el 60% fijado por la empresa.

Novillos de Juan Pedro Domecq (3º/5º/6º) y Fermín Bohórquez (1º/2º/4º). Correctos de presentación de buen juego en líneas generales. Mejores los de Juan Pedro, muy justos de fuerzas y medidos de raza los de Bohórquez. Con nobleza y buena clase a media altura el justo de fuerzas primero; medido de fuerzas el soso y manejable segundo; con fijeza y obediencia el buen tercero; de informal embestida el deslucido cuarto; con clase, entrega y humillación el importante quinto de nº 96 y de nombre ‘Ichuelo’ ovacionado en el arrastre; con nobleza pero venido a menos el manejable sexto.

Alfonso Alonso: Ovación con saludos tras aviso.

Manuel Olivero: Ovación con saludos tras aviso.

Javier Peregrino: Vuelta al ruedo tras petición y aviso.

Ignacio Candelas: Oreja.

Joselito Sánchez: Dos orejas.

Marcos Linares: Vuelta al ruedo tras petición.

Leave a Reply