Morante, proclamado «número 1» en el cierre de su temporada

   
ARENAS DE SAN PEDRO

Morante, proclamado «número 1» en el cierre de su temporada


domingo 17 octubre, 2021

Tras finalizar el paseíllo, la peña taurina «Morante de la Puebla» de La Puebla del Río hizo un obsequio en forma de «1» al diestro, que cerraba temporada este domingo.

Morante
   

La localidad abulense de Arenas de San Pedro celebraba, este domingo, una corrida de toros con Morante de la Puebla, Diego Urdiales y Emilio de Justo cerrando sus temporadas. Y José Antonio recibió el cariño de los suyos en el año que ha sido el protagonista absoluto de la temporada.

Tras finalizar el paseíllo, la peña taurina «Morante de la Puebla» de La Puebla del Río hizo un obsequio en forma de «1» al diestro, que epilogaba su triunfal temporada este domingo, posicionándose con casi medio centenar de corridas de toros a la cabeza del escalafón por primera vez en su carrera.

Así fue su tarde en Arenas: dos orejas al «torrestrella» que abrió el festejo

Whatsapp Image 2021 10 17 At 17.44.22 2

Dos orejas le paseó Morante de la Puebla al «torrestrella» que abrió plaza. Variado de capote José Antonio, deleitó en momentos sublimes con la seda. Y con la muleta dejó momentos realmente bellos, especialmente por el lado derecho ante un animal con nobleza y duración, y una estocada final para pasear el doble premio.

El cuarto toro: Morante pide explicaciones al presidente por devolver al manso y, al final, lo mantiene en el ruedo y forma un lío

Whatsapp Image 2021 10 17 At 19.08.30 1

Oreja de Morante en el cuarto toro, primero de San Pelayo. El presidente quiso devolverlo, cuando el animal lo único que hizo fue mansear, algo relativamente normal en el encaste Murube. Y sacó el pañuelo verde porque quiso ante protestas aisladas del tendido. Tras hacerlo, Morante le pidió explicaciones y, tras el desconcierto, abrir la puerta de toriles y no echarlo, Morante sacó un pañuelo blanco del bolsillo, diciendo al presidente que se había equivocado de color. Y lo mantuvo en el ruedo. Luego, manseó en la muleta el animal, al que le sacó muletazos limpios y artísticos, de uno en uno, al hilo de las tablas. Y cortó una oreja.