Julio de la Puerta capta en vídeo el mágico momento del nacimiento de un toro bravo

VÍDEO

Julio de la Puerta capta en vídeo el mágico momento del nacimiento de un toro bravo


sábado 11 diciembre, 2021

El ganadero sevillano Julio de la Puerta ha captado en vídeo el mágico momento del nacimiento de un toro de lidia.

Nacimiento de un toro bravo. Dailymotion
Nacimiento de un toro bravo. Dailymotion

El campo bravo no deja de sorprendernos. Estamos en plena época de paridera, las vacas empiezan a dar a luz a los primeros becerros de la camada. Nos vamos hasta tierras sevillanas de Osuna, allí se encuentra la finca La Valdivia, propiedad de la familia de la Puerta. Una casa ganadera en la que el toro y el caballo forman un binomio indestructible. Familia ganadera por los cuatro costados, esas que viven 24 horas al día por l para el toro bravo.

Como dijimos, es época de nacimientos. Junto a Julio, uno de los responsables de la vacada junto a su hermano Pablo, nos acercamos hasta el cerrado donde se encuentran las vacas. Por las fechas en las que estamos aún no se hicieron los lotes de sementales, por lo que las más de 150 vacas andas juntas en un cercado inmenso. Es época de acrotalar, son las ocho de la mañana y pegamos la primera batida, las madres esconden a sus hijos pero no tardamos en dar con dos de ellos. La faena se hace de forma rápida, algún susto nos llevamos.

El bello nacimiento de un toro de lidia

Más tarde volvemos al mismo cercado, nos sorprende una vaca recién parida, el becerro tiene a penas unas horas; «Pues mira es una becerrita, yo calculo que debió nacer esta noche. Es hija 281 Cortijera, vaca de la rama de Parladé, viene de una familia extensa y buena. Está parida del 51 Marito otro toro de una línea muy buena». Tras ver la vaca vemos algo que nos llama la atención, la vaca anda comiéndose la placenta, las pares en el campo bravo, algo que muy pocas veces se ve. Julio nos lo explica perfectamente; «Esto tiene una explicación muy sencilla, cuando las vacas paren se comen su placenta, las pares como las llamamos aquí, tiene muchas explicaciones, pero lo que si te puedo decir es que la vaca que quiere al becerro se come las pares, es un síntoma de querencia, sino se las come abandona al becerro. El calostro, así le llamamos a la leche que toma el becerro de su madre nada más nacer, es fundamental para la subsistencia de este, el animal que no toma calostro no perdura».

Hablamos de las madres, de su instinto protector sobre el animal. «Las vacas son desconfiadas por naturaleza, nada más parir esconde a su becerro para protegerlo por eso tienes que estar muy encima y saber donde lo esconde y aprovechar ese momento que anda dormido tras tomar el calostro de la madre para acrotalarlo. Eso sí, hay que estar atento no sea que la madre venga a buscarlo y tengamos un susto». Hay que distinguir también entre las vacas de primer parto y las otras, Julio nos explica las diferencias. «Con las vacas primerizas no acrotalamos a los becerros hasta que no tienen por lo menos dos o tres días, porque hay muchas vacas primerizas que como tu acrotales al becerro ella lo extraña y el olor de un humano muchas lo aborrecen y otras puede llegar a pegarles hasta que los matan, pero cuando la vaca ya parió varias veces y sabe que ahí no pasó nada no tenemos de que preocuparnos».

El vídeo que muestra el nacimiento

La naturaleza puede cruel a la vez que bella, gracias a Julio de la Puerta conocimos como son los primeros minutos y horas de un becerro en una ganadería de bravo, de ahí la importancia de conocer a estos animales. El animalismo nunca llegará a comprender que la vida de un toro en la plaza vale por la de muchas del campo. Les invitamos pues a que conozcan la vida en el campo, sus costumbres, su día a día para tener una opinión formada del toro bravo.

Entrevista completa a partir de min 19.38 en el programa de RAZA