Tremendo susto para un agricultor de Aranjuez: un toro de lidia irrumpe del maizal que estaba cosechando

VÍDEO

Tremendo susto para un agricultor de Aranjuez: un toro de lidia irrumpe del maizal que estaba cosechando


domingo 26 diciembre, 2021

Un ganadero se encontraba cosechando maíz entre las localidades de Aranjuez y Añover de Tajo, en la comarca de La Sagra toledana y madrileña, cuando fue sorprendido por un toro de lidia que irrumpió de la plantación.

Cosechadora Toro
Imagen de archivo de una cosechadora y un toro de lidia. © IG

El toro de lidia es impredecible, y para muestra, el siguiente vídeo, ocurrido en la comarca de La Sagra, entre las localidades de Aranjuez y Añover de Tajo hace unas semanas. Lo protagonizan un toro de lidia y Rubén, un agricultor de la zona que, mientras trabaja en una plantación de maíz, limítrofe entre los citados municipios, fue sorprendido por el animal. Afortunadamente se dio cuenta a tiempo y los agricultores que lo acompañaban se subieron a la cosechadora, para así evitar cualquier susto. Lo más sorprendente de todo es que, según palabras del propio Rubén, el toro llevaba suelto unos dos meses por la zona, con todo lo que ello implica.

El trabajo en el campo desde una maquinaria muchas veces suele parecer placentero para las personas ajenas al mundo rural, puesto que supone cultivar grandes plantaciones desde un asiento de un vehículo, pero nada más lejos de la realidad. Sí, se trata de un trabajo mecánico que ha ido evolucionando desde aquellos años en los que las mulas y una hoz eran las herramientas que los hombres de campo tenían para segar el trigo o el maíz, pero también plantea situaciones problemáticas como esta. Hoy en día hay máquinas cosechadoras que ahornan mucho tiempo y trabajo, pero al ser extensiones limítrofes con otras fincas, en las que conviven la agricultura y la ganadería, alguna vez el peligro se puede hacer presente. Esta vez fue con un toro bravo, un animal de la ganadería de Antonio Sánchez que irrumpió en la zona donde Rubén y sus compañeros trabajaban.

Momentos sin duda de tensión y peligro, ya que un toro bravo es impredecible y fuera de su hábitat puede reaccionar la peor manera. Afortunadamente, por lo que se ve en el vídeo, el animal no hizo por los agricultores, lo que sin duda ayudó a que no hubiera una situación de riesgo extremo.

¿Cómo un toro de lidia puede campar a sus anchas por el campo sin ningún tipo de control?

Las ganaderos de bravo tienen un constante control de sus reses. Los animales viven en cercados en los que la separación entre unos y otros está controlada, pero muchas veces surgen problemas que sino se atajan a tiempo pueden llevar a cosas como estas. Las frecuentes peleas que se dan entre los toros de lidia por el poder del grupo pueden derivar o en muerte del perdedor o en una huida de éste, y en el fragor de la batalla pueden romper esas vallas que delimitan los cercados y salirse de la finca. Otras veces el propio desgaste del tiempo o el juego de los toros hacen que se abran portillos, huecos en la alambrada, y que algún animal se salga de su cercado.

Esto puede ser debido a un simple juego, a medirse con otros compañeros de cercado o a la cercanía de las hembras, de ahí que el ganadero o los trabajadores de la explotación tengan la obligación de tener los cercados en perfecto estado y también de estar atentos a posibles peleas, las cuales pueden venir o de un cambio de tiempo o de batallas por el poder.

Animales bravos y maíz: ¿Qué pasa si un toro basa su alimentación solamente en este fruto?

La presencia de este toro de lidia en un maizal que le proporcionaba refugio y alimento seguros nos lleva a pensar sobre su buena nutrición y si el excesivo maíz hace bien o mal en su condición. Y la respuesta la encontramos en un caso que ocurrió a una ganadería brava hace casi una década. Corría el año 2013 y la afamada vacada gaditana de Fuente Ymbro era noticia no por la bravura de sus animales, sino por el extraño comportamiento de varios de sus toros lidiados durante el mes de agosto. Según Ricardo Gallardo este giro de 180 grados en negativo llegó en Ciudad Real: «La corrida salió muerta».

Algo que según palabras del ganadero empezó a notar en Bayona tras lidiar una corrida a la que también le faltó vida. Tras un trabajo minucioso se llegó a la conclusión de que todo se debía a la composición del pienso: «Tras Ciudad Real volvimos al pienso que dejamos en octubre del pasado año y pusimos en marcha un fuerte tratamiento vitamínico».

Los toros de lidia con problemas hepáticos pierden fuerza y pueden perder hasta la vida, de ahí que el control de la alimentación sea algo fundamental en una ganadería de bravo. A este problema que surgió en la casa de Ricardo Gallardo se le puso el nombre de ‘Los Toros del Maíz’, en referencia al origen del problema, algo que trajo de cabeza al ganadero cordobés durante un interminable mes. Afortunadamente se solucionó, sirviendo también de ejemplo para otros ganaderos que en el el futuro tuvieran problemas similares.

Por último, exponemos una de las peleas de jerarquía que mencionábamos antes entre toros de lidia, en este caso en la ganadería sevillana de Gerardo Ortega.