Illescas 1140x110

La seguridad de Rivera, el concepto asentado de Curro de la Casa y el valor de Marcos

Illescas 320x100
Valdemorillo 2023 Movil 320x100
TORIJA (GUADALAJARA)

La seguridad de Rivera, el concepto asentado de Curro de la Casa y el valor de Marcos


domingo 11 abril, 2021

La terna se reparte seis orejas en una corrida de Marqués de Quintanar que tuvo nobleza, pero a la que le faltó empuje, fuerza y transmisión

La terna se reparte seis orejas en una corrida de Marqués de Quintanar que tuvo nobleza, pero a la que le faltó empuje, fuerza y transmisión

La terna se repartió seis orejas hoy en Torija (Guadalajara) en una tarde en la que los tres toreros estuvieron por encima de los toros de Marqués de Quintanar. Hubo nobleza, pero faltó empuje, fuerza y transmisión para poder conectar y emocionar. Marcos exhibió frescura  y valor firme en su segunda corrida como matador de toros, Curro de la Casa imprimió su concepto personal, toreando despacio sobre todo en su primer turno, y Raúl Rivera confirmó su evolución haciendo gala de su madurez y seguridad delante de la cara del toro. Los trasteos se quedaron en las distancias cortas en una tarde marcada por el frío y la lluvia. 

Lanceó Raúl Rivera a la verónica al abreplaza, frío de salida, haciendo honor al comportamiento de los toros de su encaste. Lo llevó al caballo por gaoneras y recibió un puyazo con la cara arriba. Clavó tres pares de banderillas con exposición y soltura, el último de ellos al violín y parando al toro, que ya evidenció estar justito de fuerzas en los palos. Con la muleta, inició el trasteo cercano a tablas. Pese a que molestó el viento, intentó torear Raúl Rivera por el pitón derecho a un animal que se fue viniendo a menos. Por el izquierdo el viento molestó mucho más. Lo puso todo el toledano para meter al público en la faena. Cobró una estocada caída que fue certera. 

Un manojo de verónicas muy templadas le recetó Curro de la Casa al segundo en el recibo. Mostró también justeza de fuerzas el de Marqués de Quintanar en el caballo y en el inicio de faena. Con la mano izquierda dibujó muletazos muy templados, aguantando mucho al toro en cada cite, exponiendo y alargando cada pase. Muy asentado sobre el albero, buscó la colocación para ir ligando los muletazos en cada serie por el pitón izquierdo pese a que seguía molestando el viento, que lo puso en aprietos en alguna ocasión. Seguía las telas el astado sin emoción, pero siempre obediente a los toques. En la suerte suprema, se atascó con el descabello. 

Declaración de intenciones de Marcos con la larga cambiada desde el tercio con la que recibió al primero de su lote, que metió la cara abajo en el capote del madrileño. Brindó al público para iniciar en los medios con dos pases cambiados por la espalda con los que conectó con el tendido mientras comenzaba a llover. Quiso torear en los medios con la dificultad del viento ante un animal con buena condición, con clase, pero al que le faltaba empuje y fuerza. Muy dispuesto Marcos por ambos pitones, con frescura, seguridad y confianza. En distancias cortas toreó Marcos casi toda la faena, terminando por circulares y metiéndose entre los pitones del animal. Desplantó a cuerpo limpio arrojando la muleta a la arena y se marchó a por la espada. Enterró el acero a la primera. 

Con una larga cambiada de rodillas recibió Raúl Rivera al cuarto. De nuevo, pareó con soltura y exposición, dando ventaja al animal. Brindó a su mozo de espadas y comenzó de rodillas en el tercio. Ante la ausencia de emoción de la embestida, planteó el toledano una faena inteligente, dando los tiempos que requería un animal que terminó embistiendo a media altura y sin decir nada. Cerró por molinetes y se tiró a matar de verdad, cobrando una gran estocada al segundo intento. 

Inició faena Curro de la Casa al quinto, que volvió a evidenciar la tónica general de la tarde, falta de fuerzas en las primeras series. El toro embestía con lentitud y sosería, quedándose a medias en el muletazo, con escasas opciones para el triunfo. Le recetó Curro de la Casa toques sutiles y mucha suavidad, tuvo que firmar los muletazos uno a uno ante la imposibilidad de ligar. Demostró de nuevo tranquilidad y concepto asentado pese a las características de su oponente. La faena expiró en terrenos de cercanías. La estocada fue efectiva. 

El sexto mostró signos de escasa raza desde el inicio del trasteo, sin llegar al final del muletazo en los primeros compases. Planteó Marcos otro tipo de faena, en distancias cortas, provocando mucho la arrancada del toro, que metía la cara en las telas del madrileño sin emoción. Volvió a exhibir valor firme y sereno y seguridad impropia para un torero que mata su segunda corrida de toros. Emborronó su labor con la espada. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Torija, Guadalajara. Corrida de toros. 

Toros de Marqués de Quintanar, con nobleza, pero sin entrega, con poca raza y justos de fuerza en líneas generales. El mejor fue el tercero, que tuvo clase, pero le faltó empuje. 

Raúl Rivera, Oreja y oreja. 

Curro de la Casa, Ovación y dos orejas. 

Marcos, Dos orejas y silencio.