Illescas 1140x110

José Garrido: "Voy a Madrid preparado para todo y dispuesto a ponerme en el sitio que quiero"

320x100 B
ENTREVISTA

José Garrido: "Voy a Madrid preparado para todo y dispuesto a ponerme en el sitio que quiero"


sábado 22 mayo, 2021

"Me siento realizado porque sé que todo lo que hago tiene un por qué y un fin". Así se muestra el extremeño horas antes de una vuelta a Madrid en la que tiene puestos todos su pensamientos

"Me siento realizado porque sé que todo lo que hago tiene un por qué y un fin". Así se muestra el extremeño horas antes de una vuelta a Madrid en la que tiene puestos todos su pensamientos

José Garrido pisa el albero con la seguridad que le aporta el saber que está labrando un camino propio. Y con la certeza de que todo lo que hace tiene un por qué y es un paso más para alcanzar los fines que persigue. Con esa misma firmeza se paseó vestido de luces por la Gran Vía madrileña para grabar un spot promocional sobre su vuelta a la capital hace unos días en una escena rompedora e innovadora que asombró a propios y extraños.  Y con ese mismo aplomo llegará a Madrid el domingo, mentalizado de ir preparado «para todo» en el epílogo del serial isidril con los toros de Adolfo Martín. Y es que para Garrido, ahora no hay nada más allá de Vistalegre. 

El extremeño cerrará la feria en Carabanchel junto a Juan del Álamo y Román con los cárdenos de Adolfo Martín. «Voy con mucha responsabilidad, ahora se mezclan muchas emociones, las ganas de ponerme delante del toro y expresarme, que la gente vea como está José Garrido y lo que quiere plasmar en la plaza, y también esa incertidumbre propia de los días antes de matar una corrida de toros y especialmente la de Adolfo, que es muy seria y cuajada» señala, pero «lo que más me inquieta son las ganas de torear, ese punto de concentración y la entrega». 

La corrida de Adolfo, seria y de plaza de primera, pondrá el broche torista al ciclo organizado por la Casa Matilla y José Garrido es consciente de que todo lo que se haga delante será valorado especialmente. «Matar una corrida como ésta tiene doble importancia porque lo difícil no es matarla, sino cortarle las orejas. Depende del tipo de responsabilidad que quieras llevar a una corrida, así será el resultado que vas a tener» expresa el extremeño. 

«Tenemos que quitarnos los miedos, no pasa nada por mostrarnos cómo somos» 

Para promocionar su regreso a Madrid, Garrido rompió los tópicos con una iniciativa innovadora. Vestido de luces, se paseó por la Gran Vía de Madrid ante el asombro de propios y extraños. «Fue una idea futurista e innovadora, tenemos que quitarnos la careta y los miedos. Parece que está mal visto ser aficionado a los toros y defender la tauromaquia. Soy una persona bastante introvertida para estas cosas, pero tomé la decisión de hacerlo para demostrar que estoy orgulloso de mi profesión. Aunque pueda parecer raro, la gente sólo tenía palabras agradables. No pasa nada por mostrarnos cómo somos, a la gente estas cosas le resultan atractivas y diferentes a lo cotidiano». Además, la iniciativa sirvió para «que la gente que no es aficionada pueda enterarse de cuándo es la feria y de cómo pueden ir a los toros. Es una manera de llegar al gran público» explica. 

«La mente es la que domina al cuerpo y la del domingo es una tarde en la que me he preparado para todo porque voy dispuesto a ponerme en el sitio que quiero» 

Durante todo este tiempo, Garrido ha preparado su regreso sobre todo mentalmente. «Tengo claro que la mente es la que domina al cuerpo, y si el cuerpo no está al cien por cien, es la mente la que tiene que tirar hacia adelante para conseguir que todo tenga una estructura acorde» señala. «La del domingo es una tarde de toros en la que me he preparado para todo. Tengo la mentalidad de meterme en la tarde y estar por encima. Si un toro me regala veinte embestidas, las aprovecharé para disfrutar, sino me tocará sufrir porque voy dispuesto a ponerme en el sitio que quiero». 

«Todo lo que hago tiene un por qué y un fin. Cada muletazo tiene un significado y el fin es estructurarlo, convencer y cautivar en la plaza» 

El extremeño atraviesa un momento en el que se encuentra «bien, responsable de mis hechos y de mis actos con la muleta en la mano. Me siento realizado, sé que todo lo que hago tiene un por qué y un fin. Cada muletazo, cada toque, cada movimiento delante de la cara del toro tiene un significado y el fin es estructurarlo todo, convencer y cautivar en la plaza« expresa. 

Con esa filosofía, espera con paciencia junto con tantos otros compañeros una renovación del escalafón que tendrá que llegar en el futuro. «Estoy seguro que esa renovación debe llegar, soy consciente de mi situación y sé que no va a llegar por arte de magia, hay que triunfar y convencer y en tardes como las del domingo tenemos un gran escaparate con la televisión y el público de Madrid. Todo lo que se haga o se deje de hacer va a tener mucha importancia». 

«Ahora mismo mis metas están únicamente puestas en Madrid» 

Aunque su único pensamiento es ahora la tarde del domingo, Garrido confía en que la temporada rompa y vayan llegando los compromisos. «Mis apoderados están haciendo una labor estupenda, sé que lo que venga después del día 23 será una segunda parte porque ahora mismo mis metas están únicamente puestas en Madrid, pero es de alabar que se haya podido dar esta feria. Creo que era algo impensable hace mes y medio que se pudieran dar tantas corridas de toros seguidas, pero la Casa Matilla se ha comprometido con la feria y ha sido un paso muy importante para todos que se haya podido dar» sentencia. 

https://www.instagram.com/p/CPKn1ULpAm8/

 

Illescas 320x100