Linares tiene motivos para soñar

TOLEDO

Linares tiene motivos para soñar


sábado 10 julio, 2021

Marcos Linares, ganador del Alfarero de Plata por derecho propio, tiene ese talento innato con el que se nace, con el que toreó con el capote con una suavidad pasmosa para volver a hacer rugir el templo de los novilleros.

10 Marcos Linares Villaseca Derechazo

Por Javier Espada

Linares puede soñar en grande. La tierra que ha alumbrado a tantos y tantos toreros tiene ahora razones para ilusionarse de nuevo de verdad. Y puede hacerlo con un novillero que el tiempo dirá si llegará, pero que tiene cualidades de sobra para hacerlo. Marcos Linares tiene eso que no se compra ni se vende, se nace con ello. El talento innato, ese que le ha bastado para arrollar en la final del Alfarero. Con el que ha mecido con una suavidad pasmosa el capote durante toda la tarde para conectar con el público como ningún novillero lo ha hecho durante todo el certamen. Y con el que ha encandilado a Villaseca con los remates por bajo, los cambios de mano llenos de gracia y torería en su rotunda y medida faena al tercero a los sones de Concha Flamenca. Hoy Linares lo toreó y Villaseca lo cantó. El Alfarero de Plata se va este año para Jaén.

El saludo capotero de Linares al tercero fue de cante grande. La gracia para echar los vuelos, la manera de llevarlo despacio en cada verónica y rematarlo marcó las diferencias por encima del resto. Y esa forma de conectar con el tendido, de llegar arriba, cualidad indispensable para triunfar, que Marcos también atesora. En la muleta tiró de cabeza, claridad de ideas y talento, y lo demás llegó sólo. Lo cuajó por ambos pitones y lo enganchó para llevarlo en largo. El sabor llegó con los remates toreros y los cambios de mano, que hicieron rugir al público. La espada cayó contraria y a eso se agarró el palco para negarle los dos trofeos que Marcos debió cortar hoy en La Sagra.

El sexto fue quizá el más complicado del encierro. Manso, se rajó muy pronto buscando tablas, rehuyendo toda pelea. Pero no importaba. Marcos ya lo había dicho todo en el tercero. Aún así, se puso delante para sacarle muletazos junto a tablas. Se dañó un dedo cuando entró a matar, lo que no le impidió meter la espada. Pero ya nada podía emborronar su tarde. Marcos Linares se convirtió en justo vencedor del Alfarero.

9 Marcos Linares Villaseca Natural

Víctor Barroso echó hoy una tarde en auténtico modo novillero. En su primer turno se encontró con un gran novillo de Montealto, que metió la cara con mucha humillación en las primeras tandas, en las que le dio sitio y distancias. Por allí lo llevó largo, siempre dejándosela puesta y tirando de él para ligar. Acortó distancias con el paso de la faena, le tapó las salidas y el novillo se vino a menos. Tragó y mucho en la parte final de faena, quedándose quieto y en el sitio. La espada entró a la segunda.

En el cuarto el de El Puerto demostró que de valor anda sobrado. De nuevo, apostó por los terrenos de cercanías, donde se quedó muy quieto y dejó correr la mano también tapando las salidas. El impacto llegó cuando entró a matar sin muleta, aunque sin suerte. La espada entró al segundo intento. Barroso se quedó hoy a las puertas de llevarse el certamen, pero tiene todavía mucho por decir.

11 Barroso Villaseca Derechazo

A Nacho Torrejón hoy le faltó la rotundidad y la conexión con el público de otras tardes. En quinto lugar lidió un jabonero de Montealto precioso de lámina y con mucha calidad, al que intentó hacerle las cosas bien llevándolo a media altura. Con buen son, fue rompiendo el novillo en la muleta del novillero toledano, que cada vez fue pisando más el acelerador para exigirle. Las opciones de triunfo se desvanecieron con la espada.

Antes había lidiado a un animal obediente, pero con menor transmisión en segundo lugar. Se puso el de Pantoja para intentar hacerse con el novillo en una faena que no llegó a calar en el público.

6 Torrejon Villaseca Derechazo

Con cinco sábados seguidos de toros, Villaseca y su Alfarero han dado una lección de cómo hay que hacer las cosas. Una apuesta sin tapujos por el futuro, por los que el día de mañana tendrán que tirar de esto. El trabajo bien hecho tiene sus resultados y ha podido verse en el aspecto de los tendidos. Meter a 2.000 personas en una novillada sin caballos es un auténtico éxito para el pueblo y para el futuro de la fiesta. Ahora, La Sagra descansa para volver con más fuerza en septiembre.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Villaseca de la Sagra, Toledo. Quinta novillada del Alfarero de Plata. Final.

Erales de Montealto. 

Víctor Barroso, vuelta al ruedo y ovación.

Nacho Torrejón, ovación y palmas tras aviso.

Marcos Linares, oreja y ovación tras aviso.

FOTOS: EUSEBIO SÁNCHEZ.

1 Barroso Villaseca Veronica
5 Torrejon Villaseca Derechazo
17 Marcos Linares Villaseca Veronica
12 Barroso Villaseca Derechazo
16 Torrejon Villaseca Natural
17 Marcos Linares Villaseca Veronica