Montero protagoniza una encerrona cuesta arriba



CÉRET

Montero protagoniza una encerrona cuesta arriba

Se lidiaron novillos de Barcial -de vuelta al ruedo protestada, triunfador del festejo-, Dolores Aguirre, Saltillo, Yonnet, Concha y Sierra y Los Maños

Img 20210718 Wa0063



Stéphan Guin

El novillero Francisco Montero se encerraba, este 18 de julio, con seis novillos de forma matinal en la plaza de toros francesa de Céret dentro de la segunda de su abono. Se lidiaban seis novillos de Barcial, Dolores Aguirre, Saltillo, Yonnet, Concha y Sierra y Los Maños.

Del hierro de Saltillo era el primero, un castaño chorreado bello de estampa por la peculiaridad de su encaste. Buenas verónicas rodilla en tierra del joven frente a un animal que humilló de salida. Sólo recibió un puyazo un novillo que no se empleó. Antes del primer par, la presidencia lo cambió por flojo. El bis fue de Yonnet, animal negro de capa y serio de estampa. Novillo flojo en los primeros capotazos, que recibió tres puyas que tomó con fuerza, siendo la tercera de espectacular proposición desde los medios pero sin resultado final en el peto. Animal con complicaciones en faena, sacando buenas series por la diestra, pero algunos enganchones. Mató de estocada casi entera y fue ovacionado.

El segundo de Concha y Sierra fue un animal astifino ovacionado de salida. Tuvo movilidad en el saludo capotero a la verónica de Montero. Animal que recibió tres varas, la mejor de ellas la primera, siendo franco desde los medios. El picador Santiago Pérez saludó. En banderillas Rafael González lució y saludó, torero alternativado en este coso. El viento afectó a la faena, que comenzó el gaditano con toques bruscos. Animal con muchas cualidades por ambas manos cuando el torero le obligó por abajo. Montero terminó de espadazo trasero. Ovación al novillo y silencio tras aviso para el novillero.

Al tercero de Dolores Aguirre, un negro listón salpicado muy en Atanasio, lo recibió Montero con una larga de rodillas. El animal recibió dos puyas sin pena ni gloria. Se metía por dentro el animal, no consiguiendo Montero nunca estar por encima de él. El astado desarrolló peligro y genio. Además el aire hizo el resto. Fue silenciado tras estoquear de una entera delantera y un segundo espadazo.

El cuarto, de Yonnet, de diciembre del 2017, fue un animal que embistió con suavidad de salida, entendiéndolo a la perfección capote en mano. Irregular el tercio de varas ante un animal que mostró nobleza. Y tuvo buen fondo el astado. No tomó vuelo la primera parte de la faena y en los finales realizó sobre la diestra sus dos mejores tandas, pero no conectó. Mató de metisaca y fue silenciado tras aviso.

El quinto fue de Barcial, negro entrepelado muy en el tipo de la casa. Ganó terreno capa en mano a la verónica, rematando con una media abelmontada de frente. El novillo fue espectacular en varas, entrando cuatro veces y mostrando prontitud, pero con la cara a media altura en el peto. Durante la faena el animal colocaba bien la cara por ambas manos pero Montero no lo supo ver. Remató de cinco pinchazos y una entera. División tras aviso y vuelta al ruedo al novillo que fue protestada.

El último fue un animal muy en el tipo Buendía, del hierro de Los Maños, bonito de cara. Lo saludó a portagayola, con otras largas más de rodillas y una serpentin final, pero fue desarmado dos veces con el capote. Animal con un tranco y embestida andando y con suavidad. Un astado que metía bien la cara y no tenía defectos más que un punto de humillación. Montero no conectó con los tendidos y no tomó vuelo el trasteo. No lo intentó por la zurda, solamente la diestra. Ovación final.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Céret, Francia. Segunda de abono. Novillada con picadores matinal.

Novillos de Barcial, Dolores Aguirre, Saltillo, Yonnet, Concha y Sierra y Los Maños.

Francisco Montero, en solitario, ovación, silencio tras aviso, silencio, silencio tras aviso, división tras aviso y ovación.

Fotos. Muriel Haaz





Leave a Reply