Con la hierba en la boca

SANTANDER

Con la hierba en la boca


sábado 24 julio, 2021

Con tres orejas por coleta se fueron del coso de Cuatro Caminos un enorme Emilio de Justo y un fresco Ginés Marín en una tarde en la que Finito fue abroncado en su primero y ovacionado en su segundo. Interesante corrida de Torrealta.

E7ftqadxiak9nj0

Juliana Moreno

La tercera de la Feria de Santiago presentaba, este sábado, un cartel conformado por Emilio de Justo, Ginés Marín y Finito de Córdoba. Se lidiaba un encierro de Torrealta en el Coso de Cuatro Caminos. Y con tres orejas por coleta se fueron de la plaza norteña un enorme De Justo y un fresco Marín en una tarde en la que Finito fue abroncado en su primero y ovacionado en su segundo. Interesante corrida de la familia Prado. Así os contamos el toro a toro:

Finito acorta faena al primero y escucha pitos

Fino

De 478 kilos era el primero de Torrealta, un animal que no quería ver telas de salida -aunque le sopló una buena media Fino- y que empujó en la vara que le recetó Pedro Geniz. Animal con el que no se confió Finito y con el que optó por acortar labor. No acertó con el acero, marrando en varias ocasiones con la espada y con el descabello. Pitos.

De Justo compone una labor de gobierno al jabonero segundo y le corta una oreja de peso

E7fekg6xsaqbfv8

Colorado era el segundo, animal más armónico que su hermano anterior y al que Emilio de Justo dejó detalles a la verónica de salida, pero lo mejor llegó en el ajustado quite por chicuelinas del extremeño. Gran par de Morenito de Arles para cerrar el tercio, que tuvo que saludar montera en mano por ello. Le dio unos tiempos entre muletazo y muletazo que fueron clave para que el toro se confiase, para que siguiese las telas con boyantía y para que la obra tomase forma. Y así, mandando en esa distancia corta de los embroques a base de tragar, De Justo fue componiendo una labor de gobierno. Más le tuvo que tragar por la izquierda, por donde el viaje del animal no era tan largo, pero le dio los mismos tiempos que con la diestra y ahí encontró la respuesta humillada del de Torrealta. Sin la ayuda fue el epílogo muleteril, volcándose encima del morrillo para una estocada en la que el astado no le ayudó en nada, quedándose absolutamente parado. Cortó una oreja de mucho peso.

Marín embauca con trazo limpio la alegría del tercero de Torrealta y le forma un lío

E7fjvjzwyammnx4

De 474 kilos era el tercero, nacido en noviembre de 2016 y primero del lote de Marín. Toro al que recibió de hinojos a la verónica y que remató con un espectacular farol de rodillas y una serpentina. Por chicuelinas y tafalleras quitó el extremeño. Y aprovechó Marín el motor que el animal tenía para recetarle varios muletazos de mucho sabor y llevárselo a los medios; de largo lo citó en la primera serie a diestras, llevando largo el viaje del de Torrealta y embaucando su alegría con trazo limpio. Y se sucedieron las tandas corriendo la mano con suprema limpieza, transformando la codicia del buen torrealta en toreo que llegó al tendido de Cuatro Caminos. Se alargó la faena, en la que hubo un efusivo epílogo, y Ginés mató de estocada trasera pero efectiva, pero la ejecución fue muy lenta. Dos orejas.

Finito le roba momentos toreros de uno en uno a la calidad aplomada del cuarto

E7fnrd Weai8xbj

Aunque no fue una faena de rotundidad ni de plenitud la del cuarto, sí dejó detalles toreros un Finito que pidió callar la música para que el silencio del toreo sonase en Cuatro Caminos. Fueron pocos muletazos, pero buenos los que recetó el diestro cordobés, que alargó con su personal trazo el viaje del de Torrealta por ambos lados; especialmente a zurdas dejó instantes bellos de uno en uno, ya con el animal aplomado. Fue ovacionado tras despenarlo.

Un rotundo De Justo, dos orejas del quinto

E7ftpxixsaejz7p

Un rotundo Emilio de Justo paseó las dos orejas del quinto, un animal que fue bravo y que se vino a más en las telas del extremeño. Le dio todas las dotes técnicas que posee Emilio y logró dejar tandas por ambos pitones con mucho eco en el tendido por la largura y la rotundidad con las que consiguió hilvanarlas. Especialmente al natural toreó roto. Mató de una gran estocada y paseó doble premio.

Marín pasea una nueva oreja del complicado sexto

La misma imagen de toreo fresco volvió a dar Ginés Marín frente al sexto, un animal que no le ofreció facilidades y que sacó un punto de genio. Le aguantó en los embroques la mala fe que por momentos tenía el de Torrealta, logrando con toque fuerte y hablando al toro ligarle series de mucho mérito. Mató de una estocada y paseó la oreja del animal.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Cuatro Caminos, Santander. Tercera de abono. Corrida de toros. Tres cuartos de entrada del aforo permitido.

Toros de Torrealta.

Finito de Córdoba, pitos y ovación.

Emilio de Justo, oreja y dos orejas.

Ginés Marín, dos orejas y oreja.