Emilio de Justo se consagra en Las Ventas


Emilio de Justo se consagra en Las Ventas


domingo 4 julio, 2021



Emilio De Justo Dos Orejas Madrid

Antonio Ferrera y Emilio de Justo se enfrentaban mano a mano este domingo en la Corrida de la Cultura de Madrid, un festejo que contaba con 6.500 personas en los tendidos (no dio tiempo a reaforar la plaza tras las nuevas medidas de la Comunidad) y en el que se lidiaba un serio encierro de Victoriano del Río que, a la postre, fue variado y que propició la segunda Puerta Grande de la carrera de Emilio de Justo. Sublime fue su faena al «Duende» cuarto de Victoriano del Río, premiado con la vuelta al ruedo. Así os hemos contado, toro a toro, el festejo en Las Ventas: 

Ferrera domeña al serísimo primero de Victoriano pero no rubrica con el acero su obra

“Soleares”, número 165, de casi 600 kilos, era el abreplaza, un animal nacido en agosto de 2015 y aplaudido de salida por su impactante presencia. Animal que echaba las manos por delante y que no se dejó pegar en el caballo, teniendo que colocarlo Antonio en los mismos medios para que acometiese el peto. Un gran Antonio Chacón lidió al animal, al que luego le robó muletazos por ambas manos Ferrera, tragando ante la seria embestida del de Victoriano, que no le humilló con calidad. Intentó dejar una estocada de lejos el extremeño, pero salió defectuosa; al siguiente intento, dejó una estocada con habilidad en el momento en el que sonaba un aviso. Fue ovacionado, pero no la saludó. 

El gobierno de De Justo al natural brilla ante el segundo de Victoriano y le corta una oreja

“Esmerado”, número 81, de 562 kilos era el segundo de la tarde, animal también con dos velas en todo lo alto. En los medios lo saludó Emilio de Justo con dos chicuelinas y una media. Manuel Quinta le aguantó la primera vara, en la que casi tumba al caballo; medido el segundo puyazo, quitando al animal del jaco Ferrera por verónicas y una media abelmontada.  Extraordinaria la tercera serie por naturales, en la que dejó cuatro muletazos de plena clase y extraordinario gobierno. Y la siguiente tanda en redondo también fue una explosión de toreo por ese lado, cruzándose en los momentos en los que el toro le propinaba parones y aguantando el tranco más corto del animal. Mucha verdad en su toreo. Tras una estocada fulminante, cortó una oreja.

Ferrera busca ligar las medias embestidas del tercero y saluda una ovación desde el callejón

“Candidato”, burraco de 538 kilos, era otro serio tercero al que dejó detalles capoteros Ferrera de salida y para quitar al animal del jaco. Un desconcierto fue la lidia en banderillas, en la que el toro se hizo dueño de la situación hasta que Ferrera tomó las riendas para que el de Victoriano se fuese con cuatro palos. Muleta en mano, corrió bien la muleta Ferrera por la diestra en la primera serie, pero el viento molestaba muchísimo la labor. Entregados los derechazos sin ayuda de final de faena, citando de nuevo para matar a larga distancia y enterrando el acero, que cayó un punto. Saludó una ovación desde el callejón.

Emilio de Justo corta dos orejas más a un cuarto de vuelta y consigue su segunda Puerta Grande en Las Ventas

El cuarto, “Duende”, de 551 kilos, fue un toro que no se lo puso fácil en los primeros tercios de la lidia a los de plata. Emotivo el brindis a César Rincón de Emilio de Justo. Y embistió con motor en las tres primeras series del extremeño, que fueron por la diestra: corrió la mano con gusto, aguantando y gobernando el tranco del de Victoriano, hundiendo la mano y toreando con los hombros relajados por momentos, llegando con fuerza arriba y construyendo una obra a la altura de la condición del toro, al que cuajó. Medida en las series, que fueron cortas pero intensas. Más toque fuerte requería el animal con la zurda, y se lo dio un De Justo que también tragó por ese lado ante un animal que se vino a más. La pena, que lo desarmó en la última serie de derechazos sin ayuda. Mató de una nueva estocada y paseó dos orejas. Vuelta al ruedo al toro. 

Ferrera, sin opciones con el deslucido quinto

De imponente estampa también el quinto, “Cantaor”, negro, de 535 kilos y último del lote de Antonio Ferrera, animal al que dejó un soberbio par Antonio Chacón y también Fernando Sánchez, que expuso. No obstante, el animal no rompió y Ferrera tan sólo pudo pasaportarlo con profesionalidad; no acertó a espadas y fue silenciado.

El descabello le quita de nuevo premio a De Justo en el sexto 

“Bisonte”, colorado chorreado y con dos imponentes puntas al cielo era el sexto del festejo, un animal que no lo puso fácil tampoco en los dos primeros tercios pero al que logró de nuevo imponerse De Justo muleta en mano. A base de tragar a las dos impactantes velas del animal, de plantear el gobierno por abajo a diestras y de trazar su tranco consiguió, de nuevo, poner de pie a Madrid. La estocada, entera pero delantera, fue tardía, y perdió el posible premio con el fallo con el descabello. Fue ovacionado.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Las Ventas. Corrida de la Cultura. Lleno de No Hay Billetes -6.500 personas-.

Toros de Victoriano del Río, obediente sin entrega pero con transmisión el enorme primero; con recorrido y motor  otro serísimo segundo; pasador con reservas y sin humillación el burraco tercero; de motor y humillación un cuarto a más, premiado con la vuelta al ruedo; bruto y violento el quinto, de vista cruzada; obediente pero áspero el humillador y serísimo sexto. 

Antonio Ferrera, ovación tras aviso que no saluda, ovación que saluda desde el callejón y silencio. 

Emilio de Justo, oreja, dos orejas y ovación. 

FOTO: LUIS SÁNCHEZ OLMEDO