La empresa de Campo Pequeno, obligada a aplazar las dos primeras corridas de su temporada: «Nos sentimos discriminados»

LISBOA

La empresa de Campo Pequeno, obligada a aplazar las dos primeras corridas de su temporada: «Nos sentimos discriminados»


lunes 5 julio, 2021

Por las restricciones a los espectáculos taurinos impuestas por el Gobierno luso, que por el momento impiden su celebración en plazas de toros

Campo Pequeno Lisboa

«Ovación y palmas», la empresa gestora de la parte taurina de la plaza de Campo Pequeno, se ha visto este lunes obligada a aplazar las dos primeras corridas de su temporada por las restricciones a los espectáculos taurinos impuestas por el Gobierno luso, que por el momento impiden su celebración en plazas de toros. Se da la circunstancia de que Campo Pequeno es también una sala de espectáculos como conciertos o teatros, algo que sí se puede celebrar en estos días, no así festejos taurinos hasta el próximo 11 de julio, cuando el Gobierno revise las medidas.

Campo Pequeno Lisboa

“Nos sentimos discriminados”, señala en declaraciones a CULTORO el actual empresario que gestiona los destinos taurinos de la capital portuguesa, Luis Miguel Pombeiro.

Aplazamientos de las corridas de los días 9 y 16 de julio; se mantiene la del 22

Por el momento, se han aplazado las corridas del 9 de julio -en la que iban a actuar Antonio Telles, Marcos Bastinhas y Francisco Palha con toros de Canas Vigoroux y los forcados amadores de Lisboa y Coruche- y del 16 de julio -la corrida homenaje a los cuarenta años de alternativa de Víctor Mendes con toros de Núñez de Tarifa y Voltalegre para Finito de Córdoba, José Garrido, Manuel Dias Gomes y Juanito-. Los días exactos de su celebración serán el 5 de agosto y el 16 de septiembre.

No obstante, se mantiene la corrida del 22 de julio, en la que se van a lidiar toros de Antonio Charrua para Luis Rouxinol, Pablo Hermoso de Mendoza y Moura Caetano con los forcados amadores de Arronches, Monforte y Académicos de Coimbra. Asimismo, el abono se mantiene igual, con seis corridas de toros en esta primera parte de la temporada “y dos posibles festejos más” a final de campaña.  

«Es una discriminación política»

Es una discriminación muy grande por parte del Gobierno, es una cuestión política. No se trata de un tema de pandemia: el Gobierno está intentando, por todos los medios, hacer la vida imposible a los toros. Nunca ha habido un caso de COVID en una plaza de toros, se han mirado siempre a rajatabla las medidas y las restricciones… y siguen haciéndonos la vida imposible”, denuncia Pombeiro.