Illescas 1140x110

No funcionó la apuesta

Illescas 320x100
300x300
EL PUERTO DE SANTA MARÍA

No funcionó la apuesta


sábado 7 agosto, 2021

Con seis silencios saldó José Antonio la encerrona con una corrida de Prieto de la Cal en la que salió un quinto bis de Parladé que tampoco valió.

Morante

Emilio Méndez / Fotos: Eva Morales

Llegaba la gran cita. Llegaba el gran día. Morante, en solitario frente a seis toros de Prieto de la Cal en El Puerto de Santa María. La plaza era un hervidero. A las ocho en punto de la tarde arrancaba el paseíllo.

Morante despena de un espadazo arriba al peligroso primero, con el que acorta faena

Número 85, “Felino” de nombre, nacido en abril de 2017, jabonero de capa y de 585 kilos era el primero de la tarde, animal voluminoso al que lidió hacia atrás de salida Morante de la Puebla. Y esperó ya de capote a José Antonio en algunos lances, incluso le quitó el capote a Lili de forma peligrosa antes de que Cristóbal Cruz le recetase la vara. Enorme el primero de los pares de Juan José Trujillo, que junto a su segunda entrada hizo que tuviese que saludar. Llevaba muchas cosas guardadas el animal, con peligro sordo, e incluso hizo ademán de prender al torero parándose en los embroques en el inicio muleteril. Cortó por lo sano: lo lidió en varios muletazos de torera probatura y lo estoqueó por arriba, ya que hizo la faena con la espada de verdad.

El segundo se le muere en vida a Morante tras el inicio de faena: aplomadísimo «prieto»

«Jaecero», de septiembre de 2015, era el segundo de la tarde, animal también jabonero que no dejó que Morante meciese la capa de salida y al que Tito Sandoval picó trasero en la primera vara y en el sitio en la segunda. Hizo un ademán José Antonio de lancear a la verónica al animal y sólo consiguió darle dos limpias a un astado que ya evidenció que sería noble pero que le costaría humillar. Ferreira le ganó terreno y aguantó la espera del jabonero en el tercio de banderillas, asomándose al balcón y teniendo que saludar. La lástima fue que el animal se le apagó a Morante tras el inicio muleteril. Se quedó absolutamente parado. Cogió la espada y dejó un pinchazo y una estocada baja. Silencio.

Morante acorta también faena ante otro deslucido tercero

“Veragueño” de nombre, de enero de 2017, jabonero también de capa y de 550 kilos era el tercero de la corrida, animal al que Morante dejó un ramillete de verónicas a la antigua usanza, sublimes dos de ellas. Claudicó en varias ocasiones el animal durante el tercio de varas y fue protestado por el tendido, pero no lo cambió el palco. Buen tercio de banderillas Diego Manuel de Carvalho. Pero se le paró también a Morante tras el inicio de faena y de nuevo acortó. Mató de pinchazo y estocada entera. Silencio.

Morante de nuevo acorta faena en el cuarto

De 580 kilos era el cuarto, “Dormilón” de nombre, negro de capa, nacido en octubre de 2016. Con más arrebato que sublimidad fueron las verónicas que le sopló Morante al astado. Buenos pares de Domingo Siro ante la lidia eficaz de Joao Diego Ferreira. Y volvió a acortar faena José Antonio, probándolo por ambas manos sin más y cuadrándose con el acero, matando de pinchazo y estocada.

El mortecino quinto bis de Parladé se echa en el ruedo en medio de la faena de Morante

“Capotero”, nacido en octubre de 2016, era el guapo quinto, animal más bajo que los anteriores. Pero fue devuelto sin que hubiese ni una petición unánime ni una razón evidente para ello. De 470 kilos era el primer sobrero, de Parladé, de menor seriedad en su estampa que los anteriores y que se hizo daño en el tercio de varas. Fernando Sánchez dio espectáculo en el tercio de banderillas. A pesar de su falta de fuerza, le sopló un buen trincherazo Morante en un torero inicio de faena. Pero el mortecino animal no le aguantó y se echó en mitad de la obra. Doble pinchazo de José Antonio del que se echó.

Otro nuevo silencio ante un deslucido sexto

“Escandaloso” se llamaba el sexto, nacido en mayo de 2017, jabonero de capa, de 480 kilos, que no terminó de definirse en los primeros tercios. No transmitía el animal demasiado, pero le dejó buenos muletazos en el inicio de la faena Morante. Pero tampoco rompió la obra. Tras despenarlo, de nuevo fue silenciado.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de El Puerto de Santa María, Cádiz. Tercera de abono. Corrida de toros. Lleno en el aforo permitido.

Toros de Prieto de la Cal y uno, el quinto bis, de Parladé. Peligroso y medidor el voluminoso primero; aplomadísimo y agarrado al piso el segundo; deslucidos tercero y cuarto; mortecino el quinto bis de Parladé; también deslucido y a menos el sexto.

Morante de la Puebla, en solitario, silencio, silencio, silencio, silencio, silencio y silencio.