Olivenza 2023 Mega 1140x110

El toreo más clásico vuelve a latir con un lleno en el corazón de Castilla

Illescas 320x100
MEDINA DEL CAMPO

El toreo más clásico vuelve a latir con un lleno en el corazón de Castilla


sábado 4 septiembre, 2021

Las cuatro orejas de Perera y las tres de Emilio de Justo pudo igualarlas Juan Ortega de manejar los aceros con buenos garcigrandes

28 Perera Y Emilio De Justo Medina Del Campo En Hombros

Ivi Martín

La localidad vallisoletana de Medina del Campo celebraba, este sábado, la tercera de su feria taurina, en la que se lidiaba un encierro de Domingo Hernández y Garcigrande para Miguel Ángel Perera, Emilio de Justo y Juan Ortega.

El temple y la suavidad de Perera cuajan al noble primero

Con el primero anduvo suave y fácil Miguel Ángel Perera, que supo aprovecharle desde el principio la nobleza que traía el animal y limarle la flojedad que también venía de serie. Muleteó con seguridad, trazó muy largo más allá de los embroques y mató con brevedad. Una faena impecable del torero extremeño que fue premiada con las dos orejas del toro salmantino.

Oreja para Emilio de Justo con un segundo que se rajó pronto

También Emilio de Justo logró tocar pelo con el primero de su lote, segundo de corrida, pero no se lo puso fácil el toro de Garcigrande, porque lució mansedumbre desde que salió, pero no había llegado la mitad de la faena cuando cantó la gallina definitivamente. Voluntarioso el extremeño, tiró de veteranía y de recursos para agradar al tendido, que le concedió una oreja.

Unos ayudados de inicio de Juan Ortega y poco más cedió el tercero

Juan Ortega se desenvolvió con el deslucido tercero como si fuera bueno, pero poco más que un inicio le permitió dejar el animal, deslucido y protestón por ambos pitones, que no dejó nunca estar a gusto al sevillano. Sí dejó un inicio de ayudados que fue de categoría superior, y muletazos sueltos preñados de la torería que emana, pero el mal uso de la espada hizo que todo acabase con silencio.

Perera se inventa una faena de dos orejas con el soso cuarto

Lo de Perera con el cuarto fue un compendio de lo que es capaz de hacer una figura con el temple del extremeño cuando sale un animal soso y sin transmisión pero tiene un buen fondo de nobleza. Suavidad, largura en el trazo y siempre dejando el trapo delante para que no perdiese el celo. Todo lo hizo bien Perera, que llegó mucho al tendido, además, y que paseó las dos orejas después de un espadazo definitivo.

La intensidad de Emilio de Justo se premia con dos orejas

Con el quinto, noble y de embestida franca, pudo desplegar Emilio de Justo el toreo que atesora. Todo fue fulgurante, todo tuvo la intensidad de los momentos importantes y la belleza estética de la buena interpretación. A ello ayudó la raza que traía a raudales el toro de Garcigrande, que acometió, se entregó, se empleó y sirvió para darle importancia a todo lo que hizo el extremeño con el trapo en la mano. Solventó, además, con contundencia la suerte suprema y paseó Emilio el doble trofeo del colorao.

Juan Ortega sublima el toreo con la muleta y echa un borrón con la espada

Lo mejor de Juan Ortega llegó, sin duda, con el sexto, un toro de mejor condición y de más calidad que el tercero, con el que pudo estirarse mucho más desde los ayudados iniciales con que abrió la faena hasta el atasco con el acero que le arruinó las dos orejas que tenía cortadas. Despacio toreó Ortega, que siempre se cree con firmeza lo que hace, y por eso tiene la facilidad de llegar a los tendidos, aunque siga teniendo la espada como asignatura pendiente. Hoy en Medina puso al tendido de acuerdo, como lo corroboró la cerrada ovación con que fue despedido.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Medina del Campo (Valladolid). Tercera de feria. Corrida de toros. Lleno en el aforo permitido.

Toros de Domingo Hernández y Garcigrande.

Miguel Ángel Perera, dos orejas y

Emilio de Justo, oreja y dos orejas.

Juan Ortega, silencio y ovación.

Illescas 320x100