Daniel Barbero: «Espero conseguir el sueño de llegar alto en el toreo al lado de Julián Guerra»

ENTREVISTA

Daniel Barbero: «Espero conseguir el sueño de llegar alto en el toreo al lado de Julián Guerra»


jueves 27 enero, 2022

Daniel Barbero, novillero abulense, afronta junto a Julián Guerra un 2022 clave con Madrid y Sevilla como objetivos principales en su temporada, además del paso por las principales Ferias.

Daniel Barbero
Daniel Barbero. © CCyL

El pasado martes se oficializaba el apoderamiento entre el matador de toros Julián Guerra y el novillero con picadores Daniel Barbero, joven de Ávila que este año tiene una bonita temporada por delante. Barbero nació en la localidad abulense de Navas del Marqués y es un novillero con un concepto interesante que queríamos conocer.

Ahora irá de la mano de Guerra, uno de esos apoderados que sabe de qué va esto del toro. En su carrera ya ha apoderado a un ramillete importante de toreros, y lo que es más importante, ha conseguido gracias a su buena gestión y a las condiciones de los espadas a los que ha guiado, darle a éstos la oportunidad de crecer en sus carreras.

Junto a él, Daniel Barbero afronta 2022 que empieza a tomar cuerpo, en el que los toreros intensifican su preparación en el campo; son momentos de apretar la maquinaria para llegar en óptimas condiciones al comienzo de temporada. El objetivo está claro: Daniel Barbero sabe que tiene la moneda en su mano, ahora solo toca cambiarla.

P -Tras dos temporadas marcadas por la pandemia y por la dificultad de poder meter la cabeza en carteles, supongo que el verte anunciado hasta en seis ocasiones el año pasado sería para estar al menos satisfecho.

R – La verdad que ha sido una desgracia para todo el mundo, desde el aficionado hasta el torero pasando por los empresarios y sobre todo ganaderos, esos a los que estos dos años le han dado fuerte. En mi caso, aunque no haya podido torear todo lo que me hubiera gustado en la plaza, sí pude seguir teniendo el contacto con el toro a base de matar animales en el campo. Tuve la oportunidad poderme vestirme de luces en 2020, lo que sin duda fue un privilegio dado como estaban las cosas, y el año pasado pude torear seis. Contento y sabiéndome un privilegiado por poder hacer lo que más me gusta que es torear pese a las complicaciones lógicas de estos momentos.

P – En esta temporada 2022 en la que ya se ve la luz al final del túnel el objetivo es poder pisar esas plazas importantes que te den ese impulso necesario para que la temporada crezca en contratos.

R – Al cabo de estos dos años, aunque yo ya hiciera mi presentación en Madrid a finales del 19, mi objetivo siempre ha sido poder hacer el paseíllo en plazas de relevancia. El torero se hace evidentemente en el campo, pero la plaza es la prueba de fuego. Llevo siete novilladas en estos dos años de pandemia, pero las cuales me han servido para dar ese paso que necesitaba mi carrera. Mi objetivo está puesto en dar el máximo allá donde me contraten, pero no es menos cierto que las plazas de primera son las que te dan ese impulso necesario para funcionar en esto.

P – Este 2022 conocemos que tendrás como nuevo apoderado a Julián Guerra, un hombre que conoce bien los entresijos del mundo del toro y que puede ayudarte a llegar a esa evolución en tu toreo de la que tanto hablábamos.

R – Estoy muy ilusionado por este nuevo proyecto, muy agradecido al propio Julián por fijarse en mi para dirigir mi carrera. Tener al lado a una persona de su profesionalidad es algo que me motiva para seguir perfeccionando mi toreo. Espero que de su mano pueda conseguir ese sueño tan grande que tengo.

P – ¿Qué crees que te puede aportar Julián a diferencia de otros apoderados anteriores?

R – Bueno, por lo poco que lo conozco me ha gustado mucho su forma de ver el toreo, la forma de explicármelo, su forma de entrenar, y luego en la preparación en el campo creo que conjugamos muy bien los dos y creo que podemos llegar a un punto muy importante. Siento que es la persona clave para llegar al sitio que deseo estar.

P – Para el que no te conozca o no te haya visto torear, ¿cómo definirías el concepto de Daniel Barbero? ¿Cuál es tu forma de entender el toreo?

R – Tengo básicamente un concepto clásico, me gusta llevar los toros largos y muy por abajo, engancharlos muy adelante y soltarlos atrás. Soy una persona muy transparente y eso se nota en el ruedo. Dicen que no hay nada más transparente que el vestido de luces. Se me ve muy rápido todo, tanto lo bueno como lo malo. Me gusta el toreo profundo, el toreo puro.

P – Pese al problema que hay de falta de novilladas actualmente vivimos un momento muy bueno en dicho escalafón. Llevamos años con una camada de muy buenos toreros, eso sin duda tiene que servirte de acicate para conseguir ponerte en el lugar que quieres.

R – Eso es un trabajo del día a día. Claro que me fijo en lo que hacen los compañeros, como dices es un acicate, pero yo tengo claro quién soy, cuáles son mis defectos y cuáles mis virtudes y con ello tengo que jugar esta partida. Como te dije, pisar plazas de importancia me valdrá para abrirme hueco, para crecer como torero y así poder demostrar que no estoy aquí de paso.

P – Ya por último te quería preguntar por Madrid. Primera plaza del mundo, la cual da y quita a todo aquel que pisa su arena. Sabiendo como sabes de forma de interpretar y sentir el toreo, tiene que ser clave para que tu 2022 se acerque a lo que tienes en la cabeza.

R – Madrid es Madrid, eso es indiscutible. Es la plaza con la que todos soñamos. Mi objetivo este año es poder poder hacer el paseillo allí, creo que es una plaza que gusta mi tipo de toreo. Se que si me dan la oportunidad voy a salir relanzado. Madrid como primera plaza del mundo puede darme ese impulso que tanto busco.