Joselito Adame, a hombros en la corrida mixta de aniversario en Aguascalientes

MÉXICO

Joselito Adame, a hombros en la corrida mixta de aniversario en Aguascalientes


domingo 23 octubre, 2022

Ante más de tres cuartos de entrada en el coso Monumental y un gran ambiente y clima agradable, se dio la corrida mixta con motivo del CDXLVII aniversario de la ciudad de Aguascalientes

Joselito Adame

Ante más de tres cuartos de entrada en el coso Monumental y un gran ambiente y clima agradable, se dio la corrida mixta con motivo del CDXLVII aniversario de la ciudad de Aguascalientes, resultando triunfador, gracias a un toro de regalo y, con mucho mérito, el espada de casa Joselito Adame al cortarle una oreja a su primer astado y otra al de obsequio para ser paseado en hombros. Sus alternantes, el peruano Andrés Roca Rey se hizo de un apéndice y el también local Leo Valadez estuvo más que esforzado. Y al rejoneador novillero queretano Tarik Othón se le escatimó una oreja y terminó dando vuelta al ruedo. 

Se lidiaron siete astados de Fernando de la Mora, uno de ellos para rejones, que fue problemático y, de los demás, destacó el quinto, que mereció arrastre lento y, el primero, dio buen juego. Regular fue el segundo y, los otros, tuvieron complicaciones. El de regalo, de San Pablo, de poca fuerza, dio buen juego. 

Al burel que abrió plaza, el rejoneador novillero queretano Tarik Othón, montando a «Ribeiro», con esmero clavó dos rejones de castigo sin mucha colaboración del astado. Luego, encima de «Aquiles» expuso de más y no acertó en una banderilla. Cambió de cabalgadura y, sobre «Enzo», templó de costado a la mínima distancia y colocó con aguante y voluntad otros cuatro palos largos. Manejando ahora a «Pampero» dejó dos palitroques cortos y mató de certera estocada para dar vuelta al ruedo con petición de oreja que no se le otorgó. 

A pie, el local Joselito Adame a su primero, llamado “Auro”, lo veroniqueó con buen gusto y mejor se vio en un cadencioso quite por chicuelinas. Tras el segundo tercio fue aplaudido en el tercio el subalterno Fernando García. Con la muleta comenzó con ayudados por alto, sin enmendar, para seguir por derechazos de buen trazo en dos tandas. Por naturales le pudo y le aguantó con oficio. De nuevo por el pitón diestro vinieron tres series con asentamiento y calidad cuando el toro vino a menos. Manoletinas para cerrar y matar de certera estocada, siéndole otorgada una oreja. 

Joselito a su segundo, que fue protestado constantemente, lo veroniqueó con aguante y valor. El toro no fue bravo al caballo. Con la franela a un ejemplar manso y con peligro, lo empezó a lidiar doblándose y fue desarmado para seguir por naturales esforzado y ayudándose a pesar del malestar del público. Lo mismo sucedió al oficiar con la derecha. Más toreo natural meritorio, aunque la gente seguía encrespada y otro tanto derechista en el mismo tenor de incomodidad. Concluyó de pinchazo y estocada para dividir las opiniones. 

En el toro de regalo, de San Pablo, “Fundador”, Joselito veroniqueo con voluntad. Su labor muleteril la inició con cambiado por la espalda y los de pecho en corto para seguir toreando en redondo enseñándolo al “socio” la vereda por donde debía embestir, por lo que se sucedieron tandas derechistas y de naturales a media altura con estupendo temple y calidad, cerrando con toreo alternado por ambos lados y en un palmo de terreno. Mató de buena manera y se le concedió una oreja para al final ser paseado en hombros. 

En su primero, el limeño Andrés Roca Rey lanceó a la verónica con solera. Su labor de muleta la inició con un pase vaciando por alto y un enérgico trincherazo, con autoridad, siguiendo por derechazos poderosos y mandones en dos tandas. Naturales de mano baja, templado y con ritmo, además de hacerlo de forma enclasada, aguantando y, hasta en redondo, en un par de intensas series. Una vez más con la mano derecha toreó lenta y apasionadamente para terminar de tres cuartos de estocada algo tendida y dos golpes de descabello para ser aplaudido. 

Roca Rey a su segundo, el buen “Sanmarqueño”, lo recibió con ocho cordobinas, una media y la revolera, además de quitar vistosamente por caleserinas. Puyazo aguantando de verdad del varilarguero ibérico José Manuel Nogales. Con la pañosa comenzó Andrés de rodillas por derechazos de manera emocionante y ya incorporado se dio a correr la mano con tersura y arte con la mano diestra en dos tandas. Apretó la distancia por naturales con calidad. Otro capítulo derechista de gran calado, seguido de pases de adorno y en redondo con despaciosidad. Luego, se deshizo del ayudado para ligar luquesinas entre gritos de ¡torero! Mató con más de media estocada y otra más hasta la empuñadura para serle concedida una oreja y concedérsele arrastre lento al toro. 

El también anfitrión Leo Valadez, en su primero, se ajustó al ejecutar la verónica y la chicuelina, además de quitar por otra chicuelina y una tafallera. Buen puyazo del piquero Héctor Delgado. Cubrió Leo el segundo tercio con lucimiento para hacerse ovacionar. Con la sarga comenzó doblándose para continuar empeñoso y torero por el lado derecho en dos series. Con la zurda se impuso ante la flojedad del toro. Más toreo derechista con pundonor y en redondo, inclusive alternando los lados en un palmo de terreno. Acortó distancias con valor y acabó de metisaca y pinchazo para escuchar palmas. 

En su segundo, Valadez dio verónicas, una caleserina, una cordobina y chicuelinas, así como quitar por zapopinas de forma lucida. Coloco banderillas entre aplausos. Con la muleta, de rodillas y en los medios dio pases cambiados por la espalda, los de pecho y en redondo. Ya de pie, largo tela de la buena, con exposición y buen trazo, no obstante, lo huidizo del toro. Lo consintió en toreo circular, pero en una labor intermitente, sin mucha ligazón, pero si con evidente disposición por lo rajado del toro. Falló al matar y se le aplaudió el esfuerzo. 

FICHA DEL FESTEJO

LUGAR: Aguascalientes, Aguascalientes. 

EVENTO: Corrida mixta del CDXLVII aniversario de la ciudad de Aguascalientes. 

PLAZA: Monumental. Entrada: Poco más de tres cuartos en tarde de agradable clima y gran ambiente. 

GANADO: siete astados de Fernando de la Mora, uno de ellos para rejones, que fue problemático y, de los demás, destacó el quinto, que mereció arrastre lento y, el primero, dio buen juego. Regular fue el segundo y, los otros, tuvieron complicaciones. El de regalo, de San Pablo, de poca fuerza, dio buen juego. 

CARTEL: El rejoneador novillero Tarik Othón: Vuelta al ruedo. A píe, Joselito Adame: Una oreja, división de opiniones y una oreja en el toro de regalo, con salida en hombros. El peruano Andrés Roca Rey: Palmas y una oreja. Leo Valadez: Palmas y palmas.