Jorge Martínez, primer nombre destacado de la Feria del Señor de los Milagros

LIMA (PERÚ)

Jorge Martínez, primer nombre destacado de la Feria del Señor de los Milagros


lunes 24 octubre, 2022

En una novillada con caballos que congregó a un buen número de aficionados interesados en ver lo que ponían sobre el albero de la histórica plaza

Ijorge

Se inició este domingo, 23 de octubre, la edición del año 2022 de la feria taurina del Señor de los Milagros en la bicentenaria plaza de toros de Acho, en Lima (Perú), con una novillada con caballos que congregó a un buen número de aficionados interesados en ver lo que ponían sobre el albero de la histórica plaza el peruano Samuel Calderón, el murciano Jorge Martínez y el mexicano Rubén Núñez. En los chiqueros estaban encerrados novillos de las ganaderías peruanas de San Alejandro y Apu Saywa.

La primera buena noticia fue la entrada, ya que el bello coso de la capital del Perú se llenó en más de la mitad de su aforo. Eso, para el tipo de festejo que era, con tres chavales que acaban de comenzar en la profesión, es una agradable sorpresa que da maestra de que la América Taurina quiere toros.

Abrió la novillada el peruano Samuel Calderón lidiando un novillo colorado de la ganadería de San Alejandro. Lo recibió el novillero bien a la verónica, para después quitar capote a la espalda, recibiendo las primeras ovaciones de la tarde. Tras el tercio de banderillas, Samuel brindó la faena al público. Con mucha voluntad, sacó muletazos estimables por ambos pitones hasta que el novillo se apagó y ya no quiso más. No acertó con la espada y perdió un posible trofeo. El público agradeció su esfuerzo tributándole palmas de consuelo.

El segundo de la tarde, jabonero de capa, y de buenas hechuras, correspondiente a la ganadería de Apu Saywa, salió con alegría de chiqueros y Jorge Martínez lo aprovechó para recetarle un gran recibo a la verónica, saliéndose a los medios con el animal y rematando con una excelente media. El animal mostró su buena condición en varas, y el de Totana lo cuidó para que llegará a la muleta con posibilidades para el triunfo. Brindó la faena el novillero murciano al respetable y comenzó con una serie con la pierna genuflexa, echándole la muleta abajo y llevando al animal largo y humillado simplemente extraordinaria. Siguió el trasteo con series de derechazos, ligando las embestidas buenas del animal y rematando con pases de pecho de pitón a rabo. Con la izquierda, hubo tandas intensas, con naturales profundos y rematando las tandas con pases por bajo de mucha belleza. Se metió entre los pitones al final de faena, dejando patente también en Acho, el día de su presentación, de que está preparado para tomar la alternativa. Tenía las dos orejas cortadas, pero, lamentablemente, otra vez el mal uso de la espada le impidió conseguir el triunfo grande y rotundo. Un hubo suerte ni con la tizona ni con la espada y finalmente fue silenciado. El novillo fue aplaudido en el arrastre.

Rubén Núñez se topó con un animal deslucido de San Alejandro en tercer lugar. Quiso hacer las cosas bien el mexicano, pero el animal, falto de entrega y deslucido no le permitió el triunfo. Lo mejor de su actuación fue un quite por gaoneras en las que dejó el sabor de buen toreo de capa azteca.

El cuarto, de Apu Saywa apretó con codicia en la cabalgadura, pero mostró muchas complicaciones en la muleta. Samuel Calderón tiró de valor, pero la faena no tomó vuelo. Incluso en algunos momentos el novillo pasó apuros, hasta que definitivamente el bicho le echó mano, afortunadamente sin consecuencias. No estuvo acertado con la espada.

El quinto de San Alejandro se fue a los corrales por inválido y salió un sobrero de Apu Saywa, muy terciado y protestado de salida. Jorge Martínez lo recibió con una larga cambiada de rodillas en el tercio con la intención de dispersar las protestas por la presentación del animal. El novillo no se dejó de salida, pero el murciano se afanó para conseguir el lucimiento. En varas, el animal recibió un buen puyazo y poco a poco fue ofreciendo mejores embestidas. En banderillas se lucieron Ronald Sánchez y Santiago de la Rosa tras parear con entrega. Martínez fue abriéndole los caminos al novillo desde el inicio, se lo llevó a los medios y allí salió la magia. Tremendo el faenón realizado por el de Totana que se emborrachó al natural, toreando de verdad, en tandas intensas que remató con pases por bajo extraordinarios. La plaza de Acho rugía, mientras Martínez se echaba la muleta a la mano derecha para dejar otras tres series intensísimas, que provocaron el clamor y que remató con pases de pecho soberanos. Se relajó y dejó pases en redondo que rizaron el rizo. La locura se desató en Acho, y más cuando el novillo, cogió al novillero cuando toreaba a placer. Se levantó como un resorte Jorge y siguió toreando sobresalientemente. En ese momento el publico empezó a pedir el indulto para “Bananero”, pero la presidencia no atendió la petición. Pinchó al primer intento el murciano, pero dejó una estocada entera al segundo intentó que acabó con la res. Se le pidieron los trofeos, pero la presidencia solo le concedió, injustamente, un apéndice. Al novillo se le premió con la vuelta al ruedo. El ganadero dio la vuelta al ruedo con el novillero español.

El sexto, el mejor presentado de la tarde, también de la ganadería de Apu Saywa, mostró buenas condiciones de salida. Lo lanceó a la verónica con gusto Rubén Núñez para rematar con una larga cambiada. Tras el tercio de varas, el novillo se vino arroba en banderillas y llegó a la muleta con embestidas excelentes por ambos pitones. El mexicano realizó una faena de menos a más, destacando el relajó con el que toreó al natural. Notablemente sacó series de derechazos donde ligó y remató con pases de pecho. El final de faena de cara a la galería hizo subir el diapasón de su actuación. Mató de estocada caída. Tras leve petición, dio la vuelta al ruedo.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de Toros de Acho, Lima (Perú). Domingo 23 de octubre. Primera de la Feria del Señor de los Milagros. Novillada con picadores.

Novillos de San Alejandro (1º, 3º y 5º bis) y Apu Saywa (2º, 4º, y 6º), desiguales de juego. El 2º, de Apu Saywa, aplaudido en el arrastre. El 5º bis, de nombre “Bananero”, premiado con la vuelta al ruedo.

Samuel Calderón: Palmas y Silencio.

Jorge Martínez: Silencio y Oreja.

Rubén Núñez: Silencio y vuelta al ruedo.

Entrada: Más de media plaza