Cambio radical en las filas de Manzanares: ¿Qué ha pasado en su cuadrilla y qué ‘guerra’ hay por entrar en ella?

ACTUALIDAD

Cambio radical en las filas de Manzanares: ¿Qué ha pasado en su cuadrilla y qué ‘guerra’ hay por entrar en ella?


lunes 24 octubre, 2022

La salida de todos los subalternos de a pie de las filas de José María Manzanares abre la puerta de la 'golosina' profesional que es entrar en ella

Manzanares
José María Manzanares, durante la pasada Feria de Albacete. © Luis Miguel Blázquez

Lo que parecía impensable hace diez años, cuando el llamado Dream Team de las cuadrillas deslumbró en plazas como Sevilla a las órdenes de José María Manzanares, se ha producido al final de la temporada que ahora concluye. El torero alicantino, al que sólo le quedaba el picador Pedro Morales ‘Chocolate’ de aquel equipo, junto con su fiel tercero, Luis Blázquez, ha terminado de liquidarlo con la salida del picador el pasado mes de agosto y del banderillero hace aproximadamente un mes, cuando una serie de pequeños detalles llegaron a enquistarse hasta el punto de que, a día de hoy, en la cuadrilla de Manzanares tan sólo quedan los dos picadores.

Paco María, que llegó para suplir la baja del primer picador que abandonó aquel Dream Team -José Antonio Barroso- se ha convertido en el más veterano del equipo, siempre descontando a Javier, el mozo de espadas, y a Repi, el ayuda, que aún se mantienen de aquella cuadrilla que maravilló al mundo del toro. De aquellos, Juan José Trujillo milita hoy en las filas de Morante de la Puebla y Curro Javier actúa a las órdenes de Miguel Ángel Perera.

Pero los que hasta esta temporada eran los titulares en el equipo de José María Manzanares, Daniel Duarte y Manuel Rodríguez ‘Mambrú’, además del mencionado Blázquez, han causado baja, lo que abre una pequeña ‘guerra’ de profesionales por ocupar un puesto en una de las cuadrillas más prestigiosas del escalafón. Y más rentables, dado el número de festejos que suele torear Manzanares y los escenarios que escoge para hacer su aparición.

La salida de los tres hombres de plata provoca el movimiento en el escalafón para intentar hacerse con un puesto en la cuadrilla, en la que ahora sólo son fijos los dos picadores; el mencionado Paco María y el también salmantino Óscar Bernal, uno de los mejores picadores del momento, que entraba en el equipo de Manzanares precisamente para sustituir a Chocolate el pasado mes de agosto.

Un puesto fijo, un trato preferente, la grandeza de las ferias y las plazas llenas y el prestigio de ir con una figura de la categoría de Josemari. Tres puestos son los vacantes y muy golosa la colocación en cualquiera de ellos, que no será difícil que se cubra en los próximos días.