El arriesgado momento en el que Florito tuvo que meter a cuerpo limpio a un novillo a los corrales de Las Ventas

MADRID

El arriesgado momento en el que Florito tuvo que meter a cuerpo limpio a un novillo a los corrales de Las Ventas


viernes 7 octubre, 2022

Gracias a la pericia y al conocimiento de los terrenos y querencias de Florito, el mayoral de Las Ventas consiguió que el animal de López Gibaja entrara este jueves en los corrales.

Florito Mayoral
Florito entrando a un novillo en los corrales. © Plaza 1

El siguiente momento, totalmente emocionante, ocurrió este jueves en la primera plaza del mundo: Florencio Fernández ‘Florito‘, mayoral de este coso, volvía a dar una clase magistral de como devolver un animal a corrales. Fue en el sexto bis, cuando un novillo de López Gibaja se negaba a ser devuelto tras sacar el pañuelo verde la presidencia.

Florito, viendo que el animal no tomaba los bueyes, decidió irse a cuerpo limpio a por el animal. Lo llamó varias veces mientras que éste se emplazaba y lo miraba desafiante. Gracias a sus conocimientos fue encelando al animal hasta que este se arrancó como un cohete hacia los terrenos de chiquero de la Plaza de toros de La Ventas.

Antes, en ese juego de miradas e instantes de tensión, Florito lanzó su vara para provocar al animal; éste dio dos pasos adelante y se paró. Se midieron en la distancia y, una vez provocado por última vez el animal, se arrancó hacia toriles. Por suerte, Florito pudo refugiarse en un burladero dentro de corrales salvando la embestida del novillo.

Un animal de López Gibaja que acabó cayendo al suelo una vez que la puerta de toriles se cerraba, esto se debió a la inercia con la que tomó la carrera, no supo frenarse y se dio de bruces contra uno de los burladeros de piedra que hay dentro de corrales.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Plaza de Toros Las Ventas (@plazalasventas)

Algo similar le pasó el pasado septiembre con un toro de Couto de Fornilhos. Una vez devuelto el sexto toro y después de que se corriese el turno, salió un astado de la divisa portuguesa, un burraco que no puso las cosas fáciles, arrancándose en varias ocasiones a Florito y obligando a este a tomar el olivo. Gracias a la pericia y al conocimiento de los terrenos y querencias, se consiguió que el animal entrara finalmente en los corrales.

Como escribió nuestro compañero Carmelo López en su cuenta de Twitter, «en cada gala taurina que se celebre debería haber un premio para Florencio. Otra cosa es que vaya a recogerlo». Un comentario que resume a la perfección la figura de un gran conocedor del toro bravo, el cual se ha convertido en una persona insustituible en la primera plaza del